10/17/2010

Como vendaval...


Apresúrate a amar con vehemencia
como los huracanes desatados,
porque la hora del ajuste llega,
y el amor que debes te será cobrado...
J.S.

Primero cayó una gota,luego otra...y de pronto se soltó el vendaval. Fué un verdadero diluvio,y suponiendo que "querer es poder",intenté evitar que la lluvia salada tocara m
is preciadas sábanas,o peor aún,que se las llevara el viento. Corriendo de un lado para otro como una loca,detenía el mantel bordado con bolillo de la abuelita,mientras apañaba con mano férrea batas blancas,un vestido azul,la falda roja y mis sábanas malvas...Pero quién puede parar la lluvia? las bragas,las servilletas de lino y mi pañoleta gauda se las llevó el temporal hacia la mar...La filosofía se la pegó en el muro del tendedero. (Cohelo eres un tío estafador,"querer no es poder" que lo sepas,y que te den...) La lluvia que si quería y pudo,arremetió entonces contra los postillos de los ventanales,y anegó en segundos el jardín,las calles,la playa... Sentada frente al temporal,refugiada en casa,me enteré por la radio de que Protección civil alertaba de muy mala mar en la Costa Brava y Dorada y con vientos furiosos en el litoral barcelonés. La lluvia y su viento venía desde la costa de Girona para reventar su fuerza en la playa de la Barceloneta, en Barcelona. Así que el feriado del Pilar se frustró ya que fué imposible usar las carreteras...
Así que hubo que quedarse en casa,con la energía eléctrica cortada, sin más que hacer que corregir mi tésis a mano,escuchando el golpe de la atormentada lluvia en ventanas y tejados,y suplicar a Neptuno que su fuerte oleaje no llegara a inundar la casa... Mientras a lo lejos las sirenas de los bomberos gritaban la mínima dimensión del ser humano ante la naturaleza,intentamos sacar del sótano algunas cajas y arcones de papeles,para prevenir que se mojaran si la lluvia aumentaba. No se inundó el sótano,pero tuve la oportunidad de redescubrir a la luz de las velas,la maleta donde guardo las cartas que mis padres se enviaban.Mientras escuchaba en la radio que en el Baix Llobregat habían caido árboles, cables y que había bajos y garajes inundados,decidí dejar para luego las malas noticias de la radio y la corrección de la tésis,y tomar un thé caliente escuchando la lluvia solamente, mientras releí las cartas de amor de mis padres.Cuatro días encerrada en casa,sin posibilidad de ir a la Garrotxa a pasear con el caballo,ni posiblilidad de salir a Sitges a ver pelis de miedo,sin más gana de nada que contrastar la inmensa belleza del vendaval catalán,con un delicado recuerdo de mi niñéz en México.
...Era en otoño,igual que ahora.

Era una de esas noches serenas de mi niñez,cuando la brisa se perfumaba con los azares del limonero,y papá nos sacaba a la huerta y extendíendo una manta sobre el prado junto al río,y con higos dulces y capazos de tomates con sal,y pan para comer,nos tumbabamos a ver el cielo.
Papá levantaba su brazo fuerte y señalaba la luna, y de súbito aullaba y reía, y luego,despacio,nos enseñaba los misterios del firmamento... Fué asi que conocí de su grave y dulce voz, palabras tan luminosas como Úrsida Mayor,Sirio,Andrómeda,Pólux,Cástor,Venus,Vía Láctea o Pegaso... y otros muchos nombres de cuerpos celestes y sus respectivos mitos griegos. Porque mi papá no sólo nos señalaba las estrellas, sino que las designaba por su poesía y nos explicaba sus movimientos y sus leyendas.

Con el rumor del río acunando el silencio del cielo,las fúlgidas luces de las estrellas bordaban de pureza en luctuoso manto nocturno. Lucecitas tan modestas y puras en su distancia inmensa,que se ahogaban en ellas mismas,bebiéndose la sombra de la más íntima poesía. Y es que papá decía con su corazón de poeta,que el amor es como el viento,o como el fuego,o como el mar,que hace vibrar árboles,o acaricia espigas,o acuna el oleaje,o ilumina la oscura noche de los destinos humanos,como los luceros nocturnos... Y por ello,cuando cumplí siete años,mi padre me regaló una estrella. Esa estrella mía,viva luz de cósmico relfejo pulsa eterna sobre mi sombra con su más dulce fulgor,con su perfume más puro,y dona en cada pulsar,la clausura de las aguas,el secuestro del viento,de la nube y de las lluvias,y de las noches de mi vida. Esta estrella mía,encendida y sola,vibrante en su propia música,abrazada a su viaje infinito, quebrando la angustia del universo,quemándose a sí misma,dona a la tierra desnuda su ternura, y por su luz estelar,es más ancha la vida,y el canto,y las mañanas...Y es que mi papá me regaló,justamente,la estrella de la mañana: Venus...

Venus es el segundo planeta más cercano al sol,en nuestro sistema solar,y se llama así en honor a Venus,la diosa romana del amor.

La órbita de Venus es la elipse más circular de todos los planetas y a pesar de no estar más cerca del sol que Mercurio, Venus posee la atmósfera más caliente de todo el sistema, pues esta atrapa mucho más calor del sol. Además posee el día más largo del sistema solar: 243 días terrestres, y es un planeta zurdo,ya que su movimiento es retrógrado, por lo que en un día venusiano el sol sale por el oeste y se esconde por el este...A veces,en los otoños, como Venus es más brillante, puede ser visto durante el día o al atardecer,y por ello es conocido como la estrella de la mañana (Lucero del Alba) o la estrella de la tarde (Lucero Vesper) y, cuando es visible en el cielo nocturno, es el segundo objeto más brillante del firmamento, tras la Luna...Y junto a la Tierra-la diosa Gea para los grigos-es el único planeta de nuestro sistema con nombre de mujer...Y es que Venus desconcertó a los seres humanos desde los tiempos prehistóricos por sus raros movimientos celestes. Y quizá por ello,fué identificado con la diosa del amor,la belleza y la fertilidad. Fué la diosa más venerada en Chipre,la tierra del cobre,con el que los antiguos fabricaban los espejos,debido a ello,el símbolo de Venus,un círculo con una cruz inferior,es la imágen estilizada del espejo de la diosa,que representa al cobre,y también al sexo femenino.
Venus-la diosa Afrodita para los grigos,la Isis de los egipcios y la etrusca Turan-era una diosa de la Vida,de los jardines, de la alegría y del Amor...En algunos mitos latinos Eros era hijo de Venus y Ares, el dios de la guerra.
Y se cuenta que Venus fué gestada durante un vendaval en la espuma del mar,partenogenéticamente, es decir, sin que nadie con figura humano o divina tuviera que ver en ello,así nació la criatura más hermosa que jamás el ser humano o los dioses conocieron. El caso es que de lo que no hay duda, es de que ese nacimiento de Venus se produjo entre las aguas azules y transparentes del Mediterráneo,para ser llevada más tarde amorosamente por el viento Céfiro, dios de Poniente, hacia las costas. Y es que el Mediterráneo es el único lugar del que pudo nacer milagrosamente una deidad de tal encanto.
Y es que la imagen de la bella diosa saliendo de entre las olas del mar embravecido, navegando en su cocha semicircular llamada venera, proclama el glorioso trinufo del amor y su belleza inigualable.
Desde entonces Afrodita es la "nacida de la espuma", ya que esa es la traducción literal de su nombre. Así el mar pasa a ser la cuna de la diosa y de ahí que en su principal santuario, en el de Pafos, las sacerdotisas se bañaran ritualmente en el mar cercano durante los vendavales, como una rememoración de su nacimiento.

Y se le conocía,como al Amor,con diversos nombres,como por ejemplo: Venus Obsequens (‘cortés’ o ‘indulgente’),o la Venus Urania (‘celestial’),y el muy bello nombre de Venus Verticordia (‘transformadora de corazones’),Venus Victrix (es decir: "Venus Victoriosa sobre los corazones de los hombres") Otros epítetos significativos para Venus son: Amica ("amiga"), Amata (‘amada’), y Fidelis ("Leal")...
Y es que mi papá decía que el amor es como una estrella que late en el corazón y que realiza el milagro de volver a su pureza primordial al ser humano,en un mundo que se ha corrompido. Como comunista,mi papá era un soñador,que sup
onía que al cambiar cada persona por el signo del Amor,también cambiaría y mejoraría la sociedad.
Amar con la magnificencia de la vida,con lucidéz estética y moral,ese amor revolucionario,me lo describió mi padre la noche en la que me regaló la estrella:...“Deseo que seas amada locamente” me dijo...Y luego me contó que la sonda soviética Venera 9 fué el primer satélite artificial que entró en la órbita de Venus. Llevó una batería de cámaras y espectrómetros.El vehículo de descenso de la Venera 9 se separó de la nave principal y aterrizó, obteniendo las primeras imágenes de la superficie del planeta Venus. También realizó mediciones de presión, temperatura y de las nubes,descubriendo que las nubes de Venus formaban tres capas distintas, y se descubrieron volcanes ocultos...Las dos capas superiores de nubes resultaron estar compuestas de gotas de ácido sulfúrico, y la capa inferior es de ácido fosfórico.
La sonda funcionó hasta agotar su combustible de maniobra, y al final,desvió su rumbo en la atmósfera de Venus debido a un furibundo e inmenso vendabal venusino, y por eso se quedó ahí, perdida para siempre...
Bien,y volviendo a la Barceloneta,cuatro días después escampó,y el mar retornó a su calma azul,y el sol brilló tímido y nuevecito,y la playa,y los jardines y la ciudad entera estaban relucientes,como estrenándose bajo una luz diáfana...


No hay comentarios: