6/15/2010

El otro exilio...


"El infierno son los otros"
Jean-Paul Sartre



Hay un exilio que pocos conocen.

No se trata de aquél que sufren los que han salido de su país y pierden patria.
No.
Se trata de un exilio del que es remitido a la soledad debido a su genio.
La genialidad es algo que la mayoría de la gente teme porque le es desconocida. La sociedad tiene miedo de aquél que ve más allá de lo común,y conoce,y por ello prevé lluvias, o crísis,o entiende del profundo misterio de la condición humana...
Y esos genios son los que sufren la marginación de los "normales",que los exilian de todo vínculo social.
Y es que los genios son personas de escepción que no se ciñen a lo común y corriente,a las modas,al comportamiento mecánico de la masa,y siempre cuestionan las costumbres o las conductas absurdas del conglomerado.Por eso muchos genios,son orillados a vivir al margen de los grupos sociales,llegando hasta a ser denostados o despreciados por los de inteligencia inferior.
Pero los genios tienen la ventaja de comprender todo eso,y antes de que la masa los absorba en su uniformidad o los destruya,los genios apren
den a mimetizar sus comportamientos para vivir tranquilos.

Así estos exiliados del intelecto logran vivir lejos del centro,con un perfil bajo, aunque ello signifique nadar siempre contra corriente de la enajenación social,tratando de no incomodar a sus semejantes de menor coeficiente intelectual,y aprendiendo a vivir con una inconmensurable tolerancia,vigilante siempre de su libertad de hacer y deshacer sin pedir la venia aquiescente de nadie. Y eso los margina como si fueran ermitaños peligrosos... Y es que es eso lo que le da terror a los poderosos y a sus súbditos: Su libertad contestataria podría ser contagiosa...
Los genios,en su infancia,suelen sucitar admiración de los adultos,y envidias de sus compañeros,aunque sean como los demás niños de su edad,con ansias de jugar. Pero pasa que demasiado pronto descubren que los Reyes Magos son los papás,y que la vida no es tan bella como la describen en esos libros leídos en las tardes de lluvia.
Es entonces la imaginación enorme la que los salva,surcando los cielos estrellados de las infin itas galaxias. Y es que mientras en ese pensar más allá del común,todo es inmenso y asombroso,mientras no irrumpan el la vida del genio las traiciones,las mentiras o los daños de los "normales".
Y es cuando siente esa desilusión de lo humano,cuando el superdotado comienza a sentir algo que no puede ni se atreve a explicar, pues no quiere seguir fomentando su imagen de rara avis, de inadaptado social. Pero con dolor comprtende que es distinto. Ni mejor ni peor que los demás, simplemente distinto. Quizá es su portentosa inteligencia, su extraordinaria sensibilidad, su capacidad para ver un poco más allá. Entonces entiende que sólo tiene dos opciones: atentar contra su propia naturaleza saboteándose, optando por ser el más ciego entre los ciegos y así poder sobrevivir, o seguir siendo él mismo aun a riesgo de ser invisible para un mundo,una vida,a los que ama, pese a no ser correspondido. Desgraciadamente, la gran mayoría se decantan por la primera opción, pues las presiones sociales son demasiado fuertes como para atreverse a ser diferente en un océano de "normales" que le temen y lo rechazan,, porque las zancadillas, las traiciones y las envidias siempre han sido la carroña en el ejercicio del talento.
La genialidad,para muchos,se acerca a la locura y es que cómo no van a volverse "locos" quienes sabiendo que pueden aportar tanto, son maltratados por una sociedad que rechaza y destruye todo aquello que no comprende? Es esa sociedad necia,ruin y envidiosa que siempre disfruta más con la derrota ajena que con el éxito propio,la que orilla al genio al exilio de lo humano,es esa sociedad mediocre la que lo destruye.
En tiempos de la guerra fría,sin embargo,los políticos codiciaban la inteligencia de esos extraños. La necesitaban para su caótica competencia humana de conocimientos y poder. Es en esos tiempos que surgió el paradigma,central y a la vez misterioso,de una realidad controlada por la Inteligencia.
Entonces para la URSS,y para Estados Unidos,fueron los genios,un síntoma de una enfermedad de todos los tiempos: el dominio sobre otros seres humanos.
A los genios en esos tiempos,se les vió entonces como a seres superdotados,tal vez espías o locos,capaces de causar holocaustos ,o volverse superhéroes del contra-espionaje, conduciendo un Ferrari en la películas.Nada más lejano de lo real,ya que a los genios en ese entonces,se les cercó... Y es que los políticos desde siempre han querido expolotar el hecho de que los genios son personas que interiormente guardan una obsesión por el conocimiento,y que bajo una presión extrema en los campos cognitivo y psicológico,un superdotado puede ser usado,aunque llegue a experimentar dolorosos disturbios emocionales,para ser facilemente exoplotado, y llegar así, hasta la muerte por suicidio,por ejemplo...
Pero eso a los señores de la guerra y el poder no les importa.
Y es que un genio no sólo sabe pensar. Si sólo supiera pensar, estaríamos ante el caso de una inteligencia artificial,en todo caso, incompleta.
El genio,lo es porque sabesentir y puede aplicar sus conocimientos con emoción, (partiendo desde el concepto de saber pensar), para llevarlos a la práctica (experiencia), y es que no sólo se es genio al saber resolver una dificil ecuación, sino que se es genio al saber aplicar esta ecuación en el contexto humano en que se vive.
Son los genios los que han gestado la historia... muchos de ellos revolucionarios anónimos,que con su libre pensamiento,y la grandeza de su corazón y de sus ideales, impregnaron y alimentaron el devenir de la humanidad, y que al final, tuvieron una sencilla repercusión-como el aleteo de una mariposa- en esa utopía que llamamos conocimiento...
Hay genios que se dedicaron de lleno a la Vida... Quizá no fueron grandes matemáticos, grandes científicos nucleares o químicos eruditos... Hablo de los genios que con sus acciones transformaron el mundo para hacerlo más habitable,y que dieron salud y esperanza a los pobres y a los olvidados... Ellos no se preocuparon del obsesivo deseo por conocer todo lo que se pueda conocer, sino que partieron de una experiencia personal, que madura en hechos, en acciones, en grandes actos que la historia muchas veces no menciona, ni reconoce.
Y esos genios anónimos,tratados por su entorno como si padeciesen una patología psicológica,fueron seres incomprendidos,solitarios,perseguidos,usados,encacillados,temidos...y al final,exiliados del conglomerado humano en su solitaria genialidad,porque lograron comprender,por fin,que el verdadero infierno está en la mediocridad,la estupidéz y la maldad de los otros...

Y eso lo supo Joao con su altísimo coeficiente intelectual,según los numerosos tests psicométricos que no se cansaron de aplicarle en la Universidad de Leningrado,mientras terminaba sus estudios de medicina iniciados en Coimbra. Terminó la carrera de médico en menos de año y medio,y entonces para realizar su labor social,fué enviado por el Partido a un koljose. Se les llamaba así a las granjas colectivas. Y es que detrás de la hoz y el martillo de la bandera comunista,estaban las manos de todo un pueblo, trabajando. Un símbolo de cada obrero y cada campesino.
Y fué Joao a Zagorsk,a servir de clínico y a estudiar,al mismo tiempo,agronomía entre los ingenieros más capacitados del sóviet...
Y es que Joao,inmerso en sus estudios de medicina,de ruso, de francés y de ingeniería agrícola, aún no había recibido el impacto de la realidad soviética, ni de las luchas internas por el poder en el PCE. El viejo ideario revolucionario de su padre,para Joao seguía en pie, y es que se negaba a aceptar que la condición humana,siempre termina corrompiendo los ideales más justos y buenos... Y es que su ideal era muy puro y estaba muy alto para ser entendido por la mediocridad moral e intelectual de las personas que dirigían las organizaciones proletarias del Comité Central soviético...

No hay comentarios: