7/01/2009

No-me-olvides...




La florecita azul del no-me-olvides, nos remite con sus pètalos pequeñitos y delicados,a algunas emociones,como la melancolìa de algunos recuerdos y tambièn a la fragilidad y belleza de algunas memorias.
Y es que esas florecillas se parecen a esos recuerdos ùnicos,que jamàs daràn espacio al olvido y creceràn en el corazòn memorioso,como la floraciòn de esa florecita, que se extiende por los parados,multipicàndose y poblando con sus azules la tierra...
Lo mismo pasa,cuando algunas personas dignas y bondadosas,dejaron su impronta que nos llega desde un pasado triste,pero heròico, hasta este presente que los recuerda con admiraciòn y respeto, multiplicàndo asì, el ejemplo libertario y digno que nos legaron.

Sin embargo,tambièn existen recuerdos que deberìan ser borrados,porque pueden ser usados como un archivo para la represalia y como modo de justificar las peores injusticias y villanìas. Como lo fueron los archivos de la policìa franquista.

Los dossieres de Jordi,su padre y sus tìos,marcados como masones y comunistas,estaban entre las 80.000 expedientes de supuestos masones elaboradas por el servicio policial de recuperaciòn, creado por Francisco Franco durante su dictadura.
Ante la delaciòn del miserable Mico ante la guardia civil,se investigò y efectivamente,ahì,en el primer folio de la familia de libreros del Clot,aparecìa Jordi,con un sello,que lo identificaba como soldado anarquista, perteneciente a la Columna Durruti,y como un activo aprendiz de la Logia Simbòlica Regional Catalano-Balear.

En Catalunya,de siempre,la masoneria y el catalanismo estuvieron estrechamente unidos,ya que los catalanes,jamàs se han sentido en absoluto,españoles y si, històricamente libres constructores de su ser catalàn.
Tal vez a eso se debiò la total animadversiòn,la represiòn y las masacres cometidas por el asesino Franco a todo lo que signara la catalanidad,y la masonerìa.
Y por supuesto,los principios de la Francmasonería catalana eran todos,en base a los derechos humanos y democràticos: A la vida, a la dignidad personal, a la libre emisiòn y difusiòn del pensamiento, a la libre expresiòn de conciencia y de culto, a la libertad de la enseñanza, a la educaciòn gratuita, a la libertad del trabajo, a la elecciòn de domicilio, a la inviolabilidad de èste, a la inviolabilidad de la correspondencia y de cualquier otra forma de comunicaciòn, a la propiedad, a la libertad de reuniòn, de asociaciòn y de manifestaciòn pacífica, a la participaciòn del pueblo en el gobierno mediante el sufragio universal, a la separaciòn entre la iglesia y la sociedad civil, a la aboliciòn de los títulos nobiliarios, la aboliciòn de la pena de muerte y de la perpetua, y sobre todo, el derecho del pueblo catalàn a gobernarse por èl mismo sin ingerencias monàrquicas o ibèrico-dictatoriales.

Los principios particulares que inspiraron a la Gran Logia Simbólica Regional Catalano-Balear, eran conseguir que Catalunya formara un estado soberano y autònomo, con instituciones que garantizaran la inviolabilidad del derecho humano en todas las manifestaciones,y los masones catalanes,antes de la dictadura,trabajaron arduamente para que Catalunya tuviera poderes própios, todos electos, amobibles, responsables y libres de los poderes españoles.

El golpe de Estado de Franco contra la Repùblica iba contra esos valores esenciales de la masonería: la libertad, la igualdad, la fraternidad, la ilustraciòn, la cultura. Y fuè por eso que la masonerìa fue destruida por el franquismo con un ensañamiento tan brutal,y es que la absoluta libertad de conciencia de los masones no convenìa al dictador. Franco no podìa aceptar a personas que reflexionasen por sì mismos y que trabajasen a favor de las libertades con ese legendario espìritu catalàn. Y a la masonerìa le es difícil sobrevivir en un règimen dictatorial.
Y quizà fuè que Franco,vièndose tan alejado de esos principios èticos masones,ejecutò sus masacres,sus injusticias. su totalitarismo,y su imposiciòn religiosa,para acabar o por lo menos acosar,reprimir y estigmatizar a los catalanes,como una raza maldita.
Y màs diabòlica y digna de muerte,si esos catalanes,eran masones.

Asì,la masonerìa fue declarada enemiga nùmero uno de la dictadura franquista.
Los hermanos masones fueron implacablemente perseguidos,y los que no pudieron huir al exilio,fueron condenados a muerte en juicios sumarìsimos.
Las acusaciones de "masòn",implicaban ser "rojo" y "separatista catalàn".
Y es que para ese retrògrada fascista,el progreso social,las libertades humanas,y los principios masones,eran el peor crìmen.
Esa manìa persecutoria asesina la alimentaba con la delirante idea de "la confabulacòn judeo-masònica" ya que Franco suponìa que los masones eran verdaderos diablos,y los tomaba como enemigos personales,causantes de todos los males de su Patria fascista.
Asì fuè que los enemigos que màs encarnizadamente persiguió Franco,con una desquiciada obsesiòn,fueron los comunistas y los masones, pues los creìa los verdaderos jinetes del Apocalipsis. Decìa el genocida,que si se habìa levantado en armas contra el gobierno republicano,habìa sido para liberar a España del comunismo y la masonerìa.
Lo primero que hizo el asesino Franco al vencer a los republicanos,fuè declarar a la francmasonerìa fuera de la ley,culpando a sus miembros de "crimen de rebeliòn"y luego decretò la destrucciòn de todos los sìmbolos e inscripciones masònicas que segùn èl,eran ofensivos para la Iglesia Catòlica Romana. Dos leyes, la de responsabilidades políticas y la de represión de la masonería, el comunismo y demás sociedades clandestinas, sellaron la exclusiòn en el règimen fascista español de cuantos pudieran albergar aún un mìnimo aliento de libertad y justicia social.
Durante la larga oscuridad de la dictadura, los masones eran encarcelados, sus bienes confiscados y anotados los datos de parientes y amigos,los locales de las Logias incendiados,o vandalizados para luego ser usados como sedes de la Falange.
En su afàn de inquisidor,el genocida Franco reuniò en el Servicio de Recuperaciòn de documentos,todo lo incautado en las Logias,y todos los antecedentes de sus miembros,siendo alrededor de màs de 80.000 expedientes personales de masones y simpatizantes, fichando incluso a masones muertos del siglo XIX...
Eso era para eliminar de todos los cementerios de España,cualquier sìmbolo masònico que existiera en las tumbas o criptas,que si los tenìan,eran destruidas sin respeto alguno,y los difuntos que ahi estuvieran,eran lanzados a la fosa comùn.
Ni la muerte, pues, limpiaba la mancha de ser masòn.

Con esa Ley para la Represión de la Masonería y el Comunismo, Franco creò el Tribunal Especial y convirtiò asì su monomanìa antimasònica en uno de los pilares "ideològicos" de su Règimen, y en sus discursos nunca faltaba la tradicional arenga sobre la confabulación judeo-masónica unida al comunismo internacional.
La masonerìa era en esos discursos franquistas,muchos de ellos,elaborados por el Mico, el "enemigo que acecha en la sombra" y" la causa de todos los desastres històricos de España, desde la pérdida de Gibraltar a la de los territorios de Amèrica, pasando por Cuba y La Nueva España"....

A tanto llegò ese odio enfermo de Franco que, con Luis Carrero Blanco, escribiò para el diario falangista Arriba ,entre 1946 y 1951,una serie de artículos contra la masonería, y que luego recopilò en un libelo al que, muy imaginativamente, titulò Masonerìa,con el seudònimo de 'Jakim Boor'.
Este seudònimo de Franco y Carrero, se debe a la ignorancia del dictador,que lo eligiò queriendo,en realidad,referirse a Jakin y a Boaz,los nombres de las dos columnas que flanquean la entrada al templo de Salomòn,como alegorìa del acceso al conocimiento.
Ese error,y el hecho de que durante 40 años se pasaba los dìas redactando textos para denigrar a los rojos y a los masones,mostraba su envidia de mediocre,y su terror a perder su situaciòn de priviliegio como dictador,que seguramente sabìa ilegìtima.

Hundido en ese delirio,Franco llegò a postular la superioridad de la raza española,y la inferioridad racial de los catalanes,los masones y los comunistas,apoyado en las "investigaciones" de el doctor Vallejo Nàjera,un filonazi,que demostraba con detallada antropometrìa,midiendo cràneos y estructuras esquelèticas,al màs puro estilo de Lombroso,la inferioridad y la perversiòn mental y fìsica de comunistas,masones y delincuentes.

El resultado de esa represiòn fanquista -sòlo hacia los masones- produjo 32 mil procesos,con sentencias de 30 años de càrcel,mas de 4 mil ejecuciones,y 12 mil vìctimas, exiliados y familiares perseguidos,despojados de todos sus derechos y bienes,incluida la nacionalidad.

Y fuè debido al espanto y al dolor que causaron esos crìmenes fascistas impunes,que en Paris,el Supremo Consejo del Grado 33 de Catalunya en el exilio,el Gran Orient de Catalunya,el Gran Oriente de Francia, la Uniòn Masònica del Mediterràneo,el Espacio Masònico Europeo,la Gran Logia Unida de Alemania de Masones Antiguos Libres y Aceptados, y otras Logias eurpeas,adopataron como sìmbolo en memoria de todos aquèllos hermanos que fueron asesinados por el fascismo sòlo por ser masones,la sencilla y bella flor de no-me-olvides,como un recuerdo sentido y pesaroso por aquèllos màrtires y hèroes canteros.


Y por esa rabia represiva franquista,sucediò que cuando Jordi fuè apresado por la guardia civil debido a la delaciòn del Mico del Generalìsimo,se le tratò como reo de crìmen de rebeliòn,y fuè sometido a juicio sumarìsimo.

Y entonces,fuè castigado por ser masòn y rojo, de dos modos:

En la Sala 2 del Tribunal de Responsabilidades Polìticas se le impuso una multa de 100.000 pesetas,a causa de ser un conspirador masòn y un subversivo comunista.

Pero,despuès de investigar su patrimonio, comprobaron que Jordi no tenìa bienes, toda vez que vivìa de sus ingresos precarios en la profesión de editor, le fuè transmutada su multa,a trabajos forzados...hasta que
el Tribunal de Represiòn de la Masonerìa y el Comunismo lo juzgara.

El juicio sumarìsimo se le hizo ese invierno:

Ahì fuè acusado de ser rebelde rojo en la guerra civil y por ello,un traidor a la Patria franquista.

Y se le sentenciò a morir fusilado...





.

No hay comentarios: