7/31/2009

La vida en tus manos....

dibujo: las manos de Camaròn.

Leer,puede ser,a veces,una revelaciòn.
Y es que cuando notamos los vìnculos extraños de algunos signos, podemos contruir contenidos sorprendentes a partir de esos sencillos sìmbolos.
Siguiendo, con la mente toda puesta en la mirada,los signos que habitan el mundo del entorno,podemos decifrar mensajes que nos llevaràn,en su conjunto,a vivir experiencias inesperadas.
Como dijera Miguel de Cervantes: leer es caer en la cuenta de que tenemos un ànima,o unos adentros,es decir,una vida...pero tan breve y limitada,que deseamos vivir otras vidas,tener otros pensares y sentires,y eso lo encontramos en las palabras que otro espìritu nos entregò,dàndo lo mejor de èl,admitièndonos en su conversaciòn màs interior...
Y siempre,tras una lectura,conociendo ya otras vidas,comprendemos que somos algo màs de lo que èramos,antes de leer,y pensamos y sentimos de una manera màs profunda y màs sabia. Hemos tenido la luz y la alegrìa de la anagnòrisis.
Y pasa que vivimos inmersos en un mundo de infinitos lenguajes que nos hablan,nos retan,y nos abren vìas de conocimiento insospechadas. Porque los sìmbolos no sòlo se reducen a palabras o letras...hay significado en todo a nuestro alrededor,sòlo nos falta paciencia y observaciòn antenta para decodificarlo.
Dolors decìa que tambièn se puede leer sin palabras.
Se hablan cosas extrañas de los gitanos... que leen el futuro en los luceros,y que tienen pociones que dan amor y vida eterna,pero que todo ello es un timo.
Es que los payos no creen en lo que no se saben explicar.
Los gitanos,por ejemplo,saben que todos tenemos la vida en nuestras manos.

Porque los gitanos conocen muchos misterios,ademàs de ser maestros en el poder màgico de la mùsica y el movimiento,como por ejemplo,ellos entienden la esencia de las hierbas para cocinar,curar y purificar,y la esencia de los animales,que pueden ayudar o devorar,y la esencia de la condiciòn humana,que suele dañar,y esto es porque los gitanos saben leer.
Leen en cada detalle de la naturaleza los augurios para tomar decisiones,o como suponen los gaujos,para adivinar. Pero no es que adivinen,simplemente saben mirar.
Y de esos hechizos y conjuros,por su sabidurìa herbolaria y por la adivinaciòn,es que tienen una fuente de ingresos,al mismo tiempo que generan asombro entre los gaujos en una combinaciòn de respeto y temor para esta gente ùnica. Algunos los desprecian,vìctimas de sus prejuicios,y los descalifican como fraudulentos. Pero no es por fraude que los romanìes echan la suerte o hacen conjuros,sino que es,simplemente,su modo de leer el mundo: un modo que es un don que muchos payos ya perdieron.

En su vida nòmada,los gitanos aprendieron muchas cosas de la naturaleza,por ejemplo,hacen sus carpas con ramas de nogal,porque las recinas de ese àrbol son relajantes,o tienen vetado comer moras en invierno,porque es cuando dan fruto las moras venenosas,y ellos creìan que durante el final del otoño,malos espìritus vertìan en esas moras su aliento gèlido.Lo mismo piensan de las setas amarillas,son de ese color porque tienen la mala sombra de la traiciòn y son venenosas.

Y creìan,tambièn,que usar cobre y oro curaba la artritis,o que la ceniza curaba los piquetes de las abejas,y que los enseres de hierro debìan ir hacia abajo,en la parte inferior de los carromatos,para no atraer los rayos,y muchas màs creencias como estas,basadas en su experiencia y su observaciòn.

Y es de los gitanos la tradiciòn de usar herraduras,porque estas formaban parte de la supervivencia de la vida gitana,si el mulo las perdìa,seguramente era mala suerte,porque no podrìan seguir su camino,y no disponer de las herraduras,o no tenerlas en perfecto estado podìa significar numerosas desgracias.asì que mejor colgaban unas herraduras de repuesto en sus carromatos,y lo mismo,al buscar trèboles de cuatro hojas en la hùmeda floresta para saber de la cercanìa de un riachuelo, o al escuchar el trino de los pàjaros podìan presagiar lluvias torrenciales,y el poner sal a las puertas del carromato para evitar que malos espìritus-hormigas y otros, como los osos -se acercaran a dar cuenta de la miel almacenada en el carro,y las conocidas trenzas de ajos que cogaban en los ventanucos del carromato,tenìan el motivo de ocultar con su fuerte olor,el aroma de la carne seca y los jamones,para despistar a las alimañas-sobre todo a los lobos- y que estas no devoraran los vìveres en un descuido dejando sin comida a la caravana.

Tambièn solìan atar un anillo con cascabeles a la pata delantera del caballo del carromato,para traer suerte,sì,y para encontrarlo por si el animal se alejaba del campamento,y asì es como los gitanos,astutos y precavidos,siempre han llamado a la suerte.

Cuando los pobres viajan,deben cuidar su precario vagaje con sumo cuidado,porque perder un utencilio,puede causar muchos problemas,y por eso los gitanos,atendìan con detalle,el lugar dònde colgaban sus trastos,sus tijeras,sus cuchillos y demàs utencilios. Perderlos,para esos nòmadas,era signo de pèsimo augurio,por ejemplo,una olla rota,una cacerola perdida,implicaba,a medio camino,quedarse sin guiso y comer frìo en climas extremos.

Los gitanos saben leer los signos de la naturaleza y tambièn los del ser humano. Aprendieron a leer las estrellas para guiarse en sus caminos,y tambièn aprendieron a leer a los hombres a su paso por muchos pueblos.

Quizà por eso son famosas y buscadas por los payos, las lecturas de cartas y mano de las gitanas.

Del Tarot contarè luego,porque ahora viene al caso hablar de los dermatoglifos de las manos.

Es sabido por los pediatras y las mamàs,que lo primero que se descubre un bebè,son sus manos.
El nene fija su atenciòn en sus manitas,porque es lo màs cercano de su cuerpo a su mirada,y es entonces cuando nace el primer misterio,la primera curiosidad del ser humano sobre sì mismo...

La capacidad de nuestro cuerpo siempre ha sido el mayor misterio para la ciencia,el arte,y la filosofìa.
Y las gitanas,desde tiempos milenarios,han estudiado esa pequeña maravilla que es la mano.

La anatomìa palmar contiene una suma de montes y de lìneas heredados de nuestros padres,abuelos y bisabuelos. Se sabe,tambièn,que al sexto mes de gestaciòn el feto tiene ya formadas las lÌneas de la palma de la mano.Y aunado a esas lìneas,nuestras manos contienen marcas y cicatrices de nuestra vida,pues con ellas trabajamos,acariciamos,sembramos,cosechamos y comemos,hacemos arte,o armas y golpeamos y sobrevivimos...con las manos asimos al mundo.

Las huellas de las lìneas de las manos son irrepetibles, y eso lo sabìan los gitanos desde tiempos remotos,cuando crearon el arte de leer la ventura en las manos.

Nòmadas,como los gitanos,necesitan viajar ligeros de equipaje,asi que esa mancia les era ideal,sin utencilios aparatosos,y muy discreta,para ejercerla en cualquier momento o lugar.

Aunque toda gitana tiene su modo predilecto de adivinar (tarot,runas,espejuelos,etc.),la quiromancia serà lo primero que aprenda toda zìngara sentada en las rodillas de su madre.
Ese modo de leer las manos,ha tenido impacto entre reyes,presidentes,psicòlogos como Jung,filòsofos y hasta en algunos masones que se dedican a esos estudios.

Y es que las manos podrìan contener el mapa bàsico de nuestras vidas: el significado de las lìneas menores y mayores,la forma de los dedos y las uñas,las cicatrices y callocidades, el estado de su piel,y hasta el modo de moverlas.

Los gitanos dicen que la mano izquierda es aquello con lo que nacemos y la derecha lo que hacemos con ello,en la izquierda estàn las cosas del corazòn,y en la derecha nuestros pensamientos y nuestros actos. Si vemos nuestra propia palma, notaremos que algunas lìneas de las manos cambian con el paso del tiempo.

En las palmas,segùn los gitanos,tenemos unas ramificaciones,o arruguitas,que son los nadis,conectados con la emisiòn y recepciòn de energìa de esa persona.
Por ejemplo:
La energía sanadora del amor se concentra en la palma y se emite a travès de ella. Es uno de los motivos por los que resulta tan agradable sostener la mano de alguien a quien se ama, y de por què una caricia mitiga el dolor, y el por què es placentero acariciar a una piel càlida, tocar un àrbol,acariñar a una mascota,o pasar la mano por el agua que corre.

Estos nadis,segùn los gitanos, tambièn tienen que ver con nuestro destino, y el mismo acto de tocar la mano de alguien crea un vìnculo que sintoniza con el destino de la otra persona. Por ello, una gitana que lee la palma de una mano esencialmente està leyendo los nadis y emplea las líneas como guìas.

Podrìa decirse que hay tres lìneas bàsicas en todas las manos: la de la vida,la de la cabeza,y la del corazòn. Las gitanas saben que no hay una mano igual a otra,pero entienden que una mano sudorosa denota un temperamento nervioso e inseguro,que una mano seca y firme,denota una personalidad controlada y decidida. Saben tambièn distinguir la mala circulaciòn en el color azulado de las uñas,y la rigidez de los dedos,denota a una persona que dificilemente exterioriza sus sentimientos,por lo que puede padecer alguna vasodilataciòn,y asì,la gitana sabe medir las articulaciones de cada falange y muñeca,y conocer si esa persona tiene atracciòn por los deportes,o ejerce un trabajo rudo,o si la mano es blanda,refleja cierta pereza del dueño,y hasta pueden saber,si ven cierta crispaciòn especial en esa mano,que es la de un asesino...

La forma de moverlas,tambièn nos puede decir si una persona sufre o es alegre,si es ordenada,agresiva,serena,o con poco control sobre sì misma,en cada movimiento de las manos y los dedos,se puede leer si la persona es dada a mentir,o es bondadosa,entre muchas màs caracterìsticas...

Asì es como las gitanas leen hasta el ùltimo detalle de su cliente,formulando en segundos un perfil psicològico que envidiarìa el CSI,y en esa relacìòn entre la psicologìa empìrica y la intuiciòn,las gitanas quiromantes pueden preveer los cambios posibles a nivel emocional y conductual que el cliente puede tener en su vida.Tambièn pueden pronosticar enfermedades y accidentes,debido a la informaciòn obtenida por la observaciòn ràpida,pero meticulosa de esa persona.

La lectura de la mano no consiste en predecir el futuro,sino en revelar ciertas facetas de nuestra personalidad y predecir las posibilidades,esto es,como,debido a esos razgos, nos conducieremos en la vida.

Y para las mujeres rom,los objetos que toca una mano,tambièn adquieren magia.
Por eso es que usan tantas pulceras,ya que es un modo zìngaro de mantener la energìa manual concentrada en la piel.
Tambièn,las gitanas,usan los pañuelos que llevan en la cabeza,como un elemento protector,o como recordatorio de las experiencias vividas. El pañuelo conserva las ideas,los sueños y los pensamientos de su portadora.Un antiguo ritual para leer la mano,señala que la gitana debe portar su pañuelo en la cabeza,para cerrar su mente a todo lo externo,y concentrar su atenciòn en la mano que lee.Por eso,sus pañuelos,tambièn son màgicos.
Ademàs pasa que a las gitanas les mola el llamar la atenciòn y el ser admiradas por los colores de sus vestidos y sus pañuelos,porque tambièn conocen mucho de esas hechicerìas femeninas...


Pero el punto es que en sus largos recorridos por tantos pueblos,los gitanos supieron leer en cada comarca,la sabidurìa ancestral y la llevaron consigo,hasta nuestros dìas,ya que muchas de las costumbres que tenemos,y que pueden pasar por supercherìa,tienen un orìgen gitano o romanì basado en la observaciòn y la experiencia.

Por ùltimo,es bello recordar que segùn la tradiciòn zìngara,cuando vemos una estrella fugaz en el cielo,tendremos buena suerte,y podemos pedir,sin dudarlo,un deseo.

Y es que para los gitanos,el hecho de encontrar una luz en la noche,aunque fuese tremendamente breve en esa oscuridad de los bosques europeos,era una señal de buena suerte,pues los seres de las tinieblas podìan estar cerca y atacar en cualquier momento.

Y si no habìa luna llena,la oscuridad resultaba temible.

Entonces la pequeña estrella con su tìmida luz alejaba a dichos seres malignos del campamento.
Los gitanos sabìan leer,por esa luz en el cielo (a pesar de ir sufriendo las injusticias y la marginaciòn de los humanos,y el peligro de las bestias por los desiertos senderos), que no estaban solos en medio de la noche infinita...

Y todo lo anterior lo cuento porque he experimentado un misterio:

Pasò que por los dìas cercanos a mi cumpleaños,he visto cambiar levemente, las lìneas de mi mano...

Y tambièn pasò que anoche, vì la fugaz lìnea de luz de una estrella sutil cayendo al mar.

Y pedì un deseo...

.

7/24/2009

En dos coplas,la vida.....






Hay algunas cosas que son muy dificiles de contar, incluso, a nuestros mejores amigos. Nuestros errores emocionales,por ejemplo,esas equivocaciones que tanto nos señalaron ellos y a los que siempre eludimos hacer caso.
Evitamos hablar de las pequeñas o grandes humillaciones cotidianas que recibimos,y tambièn callamos el tema de nuestros sueños rotos,de ese prìncipe azul que nunca fuè,del exilio al que te remiten- con la soluciòn sensillita de un "si no te gusta,vete"-las personas que creìas que te estimaban...o de esa amarga desilusiòn escondida hasta el ùltimo recoveco de nuestra alma cuando se descubre la hipocresìa y la deslealtad de gente que admirabas...Tambièn se dice poco de la muerte de los que amamos,sean los padres,los abuelitos y algunos niños,por ejemplo...
Hablamos poco de todo eso porque duele,porque no queremos preocupar a la gente que de verdad nos quiere,o porque no deseamos que vean nuestras debilidades,ni que nadie nos compadezca.

No es que ocultemos el mal estado de nuestro corazòn lastimado,simplemente es que a veces la voluntad queda abatida,y ni palabras se encuentran para detallar nuestro sentir,y es demasiado el esfuerzo de ponerle nombre a la pena. En la queja y en el llanto,el aliento se pierde y las pocas energìas,se agotan.
Asì que a veces,es mejor callar.

Porque ese pesar puede ser,tambièn, como un acicate,un estìmulo para plantarnos frente al mundo y darle cara,pensando que si duele,es porque tenemos vida a pesar de las peores circuntancias,si duele es que aùn existimos y con esa vida que nos queda,podemos,con suerte,permutar nuestra tristeza en serenidad,y porquè no,hasta en alegrìa.
Eso es tener la esperanza de que la desdicha se irà un dìa,y lograremos sobrevivir a ella.


Y ser capaces de callar profundamente y masticar a solas nuestras desdichas,reflexionarlas,entenderlas,y asimilarlas,puede templar nuestro corazòn de fortaleza.

Pensando en todo eso,he intentado imaginarme a mi abuela Dolors,entre tinieblas,durante largas noches insomnes,con el corazòn y el alma a flor de piel. Entender los sentimientos de Dolors cuando fuè preso y sentenciado a muerte su marido. Ella,en esos momentos,tenìa la misma edad que yo tengo ahora. Quizà por ello,mi abuelita me ha acompañado en sueños,como mi propia sombra,por el laberinto de mi corazòn.

Tenìa mi misma edad ,pero ella tambièn tenìa una hijita y tenìa un hombre que la amaba y al que amaba,y fuèron,tal vez, esos amores por los cuales luchar,los que le dieron la fuerza para no quebrantarse.

He querido acariciar su rostro, besar sus manos, protegerla del frìo del mundo hostil, guiarla en la noche de vuelta a casa a travès de los raìles helados del tranvìa, tomarla en brazos para atravesar con ella los caminos màs desolados y fangosos, susurrarle que no està sola, alimentar su cuerpo desnutrido, fràgil como el de un gorrioncillo...
Acunarla entre mis brazos,a ella,y a su hijita de tres años,tan solas,si,tan solas,como yo misma.

Pero la historia de Dolors tiene la virtud del amor verdadero,del amor contra el dolor y contra la muerte. Porque la suya es una historia en la que la verdad y la dignidad de su hombre la protegieron,y por eso,la de Dolors,es una sublime historia de lealtad mutua,de amor puro,de pasiòn sin lìmites.
Y para lograr eso,se necesitan dos.

En fìn,que he intentado ver a Dolors,abriendo el portal de la casa a los fuertes golpes de la Guardia Civil,bajo una llovizna inmòvil,esa mañana en la que delataron a Jordi.
Porque ella no iba a huir y dejar solo a Jordi.

Jamàs.
Y aunque sabìa que quienes eran encarcelados por comunistas y masones,despuès serìan fusilados,se quedò en Barcelona por èl,que a fin de cuentas era lo ùnico que ella necesitaba para vivir.
Era conocido en toda Catalunya,que hecha la denuncia, la Guardia Civil detenìa al acusado,le saqueaban su casa y se llevaban todo lo de valor que hubiese en ella (jamones,vajillas,sortijas,y hasta las sàbanas y los conchones). Luego conducian a los de la casa a declarar al cuartelillo,donde por la màs mìnima equivocaciòn,podrìan ser apaleados y acusados de complicidad.

Dolors temìa por su hijita: no querìa que Lucìa viviera en un orfelinato de monjas como ella misma lo habìa hecho en su niñez. El màs leve error con los guardias,podrìa llevarla a la prisiòn de Les Corts,a trabajar como bestia hasta morir de tifo o tuberculosis,y le quitarìan a la niña.
Asì que cuando abriò el portal a los guardias,se encomendò a Santa Eulalia,y a Sarita Kali, y a la Moreneta y a saber a quienes màs,y se plantò con serenidad y prudencia frente a ellos.

Pero Dolors no contò con que los guardias tendrìan màs miedo que ella,Jaume y Miquela. Cuando la mala conciencia se fusiona con la leyenda y el miedo,se suelen abrir
las ventanas mentales del infierno...
Los guardias estaban temerosos de entrar a la Casa de los Miedos,por lo que de ella se contaba,asì que caminaron por el largo corredor en tensiòn total,sudorosos y tremulos,queriendo,mas que saquear el lugar,salir corriendo de la casa.

Dolors,serena,les explicò la versiòn que Jordi le habìa indicado: Era un francès,que rentò el tapanco,pero que le debìa unos meses de la renta...

Pero los guardias no la oìan,atentos a los crujidos de las paredes,al rechinar de duelas y vigas,al imperceptible movimiento de un vaso,de una cuchara,de un juguete de Lucìa...
El capitàn tomò aire para ordenar que lo llevaran al tapanco,pero no terminò de hablar,cuando se llevò las manos al cuello,como tratando de zafarse de unas manos invisibles que lo sofocaban...y en esa lucha de segundos,cayò al piso,presa de convulciones,con espuma en la boca,destrozando su lengua con su dentadura trabada...
Los guardias pensaron que estaba poseìdo,pero lo que seguramente sufriò fuè un ataque epilèptico.
Y lo que haya sido,pasò que en pànico total,cargaron con el capitàn,y pusieron piès en polvorosa.
Dicen que algunos de ellos,cuando huìan por el corredor,vieron algunos terribles espantos,y otros màs,sintieron porrazos,a tal que 4 de esos guardias al descubrir los cardenales provocados por el màs allà en su cuerpo, se retiraron del servicio policial y se fueron lejos de Barcelona.
Y el capitàn epilèptico,quedò tonto de por vida.
Por esa razòn fuè que nadie de la Casa de los Miedos,fuè llevado a declarar contra Jordi.

Suerte gitana,o àngeles protectores,que tenìa Dolors en su casa.

Pero el mundo allà afuera,es distinto.
Barcelona a veces puede ser una ciudad sumamente triste.
Y ese invierno lo fuè.
Dolors iba todas las mañanas,durante esos 22 dìas en los que Jordi fuè torturado,a las puertas de la Prisiòn Modelo,con la esperanza de verlo,y venciendo su temor a que la guardia tambièn la arrestara a ella.

Salìa de casa,deplegando un paraguas oscuro,de Jaume,para no llamar la atenciòn,con la niña pegada a su cuerpo,para que nadie se la quitara. Era tal vez,una sombra en la niebla de agua desdibujandose en los contornos de la ciudad,avanzando por las calles como una lejanìa desolada, pasando temores ante los pocos viandantes,que,cabizbajos,iban hundidos tambièn en sus miedos,y todo eso era un buen motivo para llorar,pero Dolors,en esos dìas no llorò una sola làgrima,pensando para sus adentros,que ya llorarìa despuès,porque ahora,necesitaba ver a Jordi,sacarlo de la càrcel,y asì, caminaba bajo la lluvia,con un pañuelo negro en la cabeza,vistiendo un luto abrochado para no ser notada,abràzandose a su hijita,camino a la prisiòn con la esperanza de ver a su marido. Sus ojos oscuros,,fijos en las rejas del penal,controlando el qubranto salado. Su frente pàlida,signada por la angustia...
Y su boca: la tenìa clausurada por una lìnea dura de labios tristìsimos,callando su desdicha,para no perder las fuerzas en lamentos.

Se callaba la angustia y el temor de no volver a ver a Jordi,puesto que la muerte en esos tiempos,rondaba Barcelona de cuneta en cuneta,de alcor en alcor,de penal en penal,de paredòn en paredòn.

Durante semanas,y luego meses, esa muchacha fràgil y arrojada recorriò ese camino a pie,temiendo a la guardia, alimentàndose con nada, y guardando en un hatillo comida buena solamente para su hijita.

Evoco a Dolors,de mi edad,vestida de beata,delgada como un junquillo,oculto su cabello bruno con un pañuelo,calzada de raìdas alpargatas,eludiendo a la guardia con temor por esos veinte quizà treinta kilòmetros por caminos enfangados,hostiles,gèlidos,andando las distancias diarias de la casa a la càrcel Modelo y de vuelta, con la cabeza gacha,lentamente,sin fuerzas siquiera para
hablar,sin aliento apenas,la veo esperar horas,de piè frente a la puerta de la prisiòn,aferrando en sus brazos a la pequeña Lucìa,espectante hasta el anochecer,a la intemperie,como una mendiga esperarìa un mendrugo,o la muerte...

Miro sus piès lastimados,el dolor de sus brazos,la veo ahì,quieta,suplicando en silencio a sus vìrgenes,con la nieve hasta los tobillos,acurrucando en su regazo a su pequeña hija,toda la manta para la nena,y ella,tiritando de frìo,sin quitar la vista del siniestro perfil del edificio en el que estaba encerrado su hombre...
Exahusta,si,pero inquebrantable en su determinaciòn...

Y luego ese terror no nombrado en los negros pensamientos sobre la posibilidad de haber llegado demasiado tarde cada dìa,y que hubiesen fusilado ya a su Jordi,sin poderle siquiera dar un ùltimo beso...

Decìa mi abuela,que en la vida hay cosas que no se piden,porque deben darse por propia voluntad y con la libertad del corazòn.
Ella nunca pidiò a Jordi que se separarà de su primera mujer,pero èl jamàs le dijo "no puedo separarme",porque eso significaba,en realidad,que no tenìa los cojones para hacerlo.

Si Jordi la hubiese tomado como su querida,manteniendo su vida còmoda al lado de su primera esposa,y hubiera dado a Dolors sòlo las sobras de su tiempo y su cariño hasta que èl o ella se hartaran del adulterio y las mentiras,seguramente,Dolors no hubièse ten
ido ànimo de seguir a Jordi hasta el umbral de la muerte,y su relaciòn hubiese sido una màs,entre todos esos amores mentirosos y mezquinos,que jamàs se acercaràn a lo sublime.

El principio es concluyente: Jordi la amaba hasta las ùltimas consecuencias,por eso habìa dejado todo por ella. Y ahora ella,lo hacìa por èl,puesto que el mismo Jordi le habìa enseñado esa lealtad ìntegra y esa entrega valiente del amor verdadero...
--

La primera mañana en la que el mal tiempo escampò permitiendo a un pàlido sol llegar a la prisiòn,Dolors viò una pinta que seguramente escribieron los maquis en los muros de la càrcel esa misma noche,pues los celadores intentaban,malhumorados,borrarla.
Sin embargo,Dolors,pudo leerla entera,decìa:

"A nosotros no nos dan miedo las ruinas, porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones...
Ese mundo está creciendo en este instante...
Durruti,el amigo del pueblo"


Dolors mirò a Lucìa entre sus brazos,y por primera vez,entendiò la profundidad de esas ideas de su amado Jordi y se sintiò muy orgullosa de èl...
Fùe cuando tomò aplomo,y viendo que los celadores se afanaban en quitar la pinta del muro,descuidando la puerta,pudo cruzar,temblorosa,el umbral de la càrcel.

Tras la ventanilla del aduanal,un funcionario fumaba.
Dolors se acercò y preguntò por Jordi. El tipo consultò un fichero y luego le espetò que el preso que bu
scaba estaba aislado en esa zona. Y fuè cuando le preguntò,amenazante, que para que querìa verlo.
Dolors sonriò,gitana,como sabìa,y le dijo fingiendo enfado:

-Ese payo me debe 100 pelas, es mucho parnè,veràs hombre,y si tu boquita me dice dònde, quiero echarle una maldiciòn gitana a ese hijo de mala mare
para que tire segurito al infierno...

Diciendo eso,Dolors le quitò a Lucìa una cadenita de oro y se la extendiò al tipo.
El funcionario se guardò de inmediato la cadena,y luego le dijo a Dolors,señalando hacia el segundo piso,en la zona hacia la calle de Entenza, el tercer ventanuco,dònde estaba la celda del preso Jordi...

Dolors saliò fugaz,y como hija del viento,se llevò la cadenita de Lucìa consigo sin que el tipo se diera cuenta.

Por la tarde,Dolors,dejò a su hijita con Miquela,y volviò sola al presidio,con su vestido gitano màs colorido,y vestida asì,era otra, muy distinta,a la muchacha triste con la niña en brazos que estaba ahi,bajo la lluvia todos los dias.
Diò la vuelta por la calle de Provenza,y viendo que no hubiera nadie en la desolada calle posterior del penal,se detuvo bajo el ventanuco de la celda de Jordi.
Sacò una escudilla,puso unas monedas en ella,y tomò aire,tratando de serenarse.
Por fin,con voz casi quebrada por el llanto,empezò a cantar con toda su alma:


"...A tu vera a tu vera
siempre a la verita tuya
siempre a la verita tuya
hasta que de pena muera,
Que no mirase tus ojos
que no llamase a tu puerta

que no pisase de noche las piedras
de tu calleja....

A tu vera
siempre a la verita tuya

Tuya, tuya, tuya
aunque yo por ti me muera...
Y mira que dicen y dicen
mira que la tarde aquella
mira que se fue y se vino
de tu casa a la alameda...
y así mirando y mirando
así empezò mi ceguera
Que no bebiese en tu pozo

que no viniese a tu reja
que no mirase contigo
la luna de primavera...
Me pueden clavar puñales
ya pueden cruzar tijeras
ya pueden cubrir con sal
los ladrillos de tu puerta...
ayer hoy, mañana y siempre
y eternamente a tu vera
A tu vera

siempre a la verita tuya
hasta el dìa en que yo me muera..."




Y cuando llegaron dos guardias,,moviò la escudilla,como pidiendo monedas y siguiò con su cante:


"...Por ti, contarìa arena del mar
Por ti, yo serìa capaz de matar
Y que si te miento,
me castigue Diò
Y esto con mi alma
por la chavorò
Te lo juro yo
Mira que te llevo dentro de mi corazón
Por la salucita De la mare mia
Te lo juro yo
Mira que pa' mi en el mundo
No hay na' mas que tu

Y que mis acais,
si digo mentiras

Se queden sin luz
Por ti, contaria arena del mar

Por ti, yo seria capaz de matar
Y que si te miento, me castigue Diò

Y esto con mi alma
por la chavorò
Te lo juro yo..."




Los guardias,pelmazos, pusieron dos monedas en la escudilla de Dolors y luego le dijeron que se fuera.
Dolors,con donaire,todavìa se atreviò a decirles:

-Quieres que te haga videncia,chinel? Por poquito parnè te leo la mano,si te mola,garlochìn...

Por supuesto que los gilipollas aceptaron y Dolors tuvo los arrestos de leerles la mano a ambos,cobrarles,y luego irse caminado serena y cantando de nuevo su canciòn,hasta que su voz se perdiò en la distancia...

Allà,en su celda,Jordi,se sintiò consolado y reconfortado a tal,que liberò el llanto al oirla,y su corazòn dejò de sentirse oprimido y pudo latir fuertemente,al saber que allà afuera,su mujer y su hija lo amaban y lo esperaban,y debìa sobrevivir por ellas,para ellas...
Para ambos,el haber cantado y el haber escuchado algo tan sencillo como dos coplas,fueron un dulce consuelo
que profundizò su amor,y un aliento inmenso que los ayudò a resistir para superar la desdicha...

Y es que en esas dos coplas,les iba la vida...


Yo agradezco a mi abuela el haberme desvelado sus pasos en la niebla de camino a la prisiòn,porque evocarla asì me ha estremecido,y me enseña que el amor mutuo y verdadero existe y es una fuerza que no se acobarda nunca,ni ante la màs criminal de las dictaduras...


.

7/22/2009

Pòlvora,tabaco y lluvia...


La amistad nace de la concordancia-dos corazones que coinciden- y surge de ese encuentro, revelador e inesperado, entre dos personas. Y sucede que ese encuentro fresco y sorpresivo,tiene una singular sensaciòn de confianza y alegrìa,que despuès,se repetirà,como la primera vez, en cada encuentro posterior con ese amigo,aùn a pesar del paso de los años.

Por esto, son absurdos esos grupos que se forman para "buscar amigos",puesto que la amistad no se busca,porque es ella la que nos encuentra: es similar a la dicha,entre màs se desea,es màs frecuente que encontremos desilusiòn o tedio. La amistad verdadera es natural y llega a nosotros como un don,sin aviso y sin esperar nada a cambio,dàndonos una hermosa intensidad vital.

Es frente al amigo,que comprendemos algo de nosotros mismos y del mundo,como que el amigo nos ayuda,con su sola presencia,a tomar la direcciòn correcta.Nos abre nuevas perspectivas,ya que solos,no hubièsemos mirado en la direcciòn que èl nos muestra.
En ese descubrimiento de lo que es escencial para cada uno de los amigos,es que ambos se acercan un poco màs.Y no se trata de que el amigo busque exactamente lo mismo que nosotros,es màs,puede buscar lo totalmente opuesto,porque la amistad no consiste en reconocer en el otro afinidades o semejanzas,sino que es una afinidad mà
s profunda con el amigo sincero: se trata de dos personas diferentes, que logran,juntas,ver la misma realidad,del mismo modo.

Esto es: logran coincidir espiritualmente... ("tantos siglos,tantos mundos,tanto espacio y coicindir...")

Y es que en la amistad se concuerda,en que los amigos no estàn vinculados por interès o càlculo,ni para obtener placer o ganancia. Los amigos permanecen juntos recorriendo un tramo del camino por casualidad,pero en ese trayecto,ambos han descubierto lo que es màs importante para el otro.
Y entonces surgen la solidaridad,la confianza
y el altruismo,y asì,como compañeros,los amigos se descubren unidos frente a la oscuridad del mundo.

Algunos piensan que la amistad es un intercambio de confidencias,una semejanza en intereses,cierta simpatìa...pero pasa que con esos "amigos"evitamos hablar de algunos temas,no decimos lo que pensamos realmente,y evadimos tener un dialogo profundo con ellos,sabemos,en el fondo del corazòn,que no nos comprenderan,que el vìnculo con esas personas es superficial y muchas veces,convenenciero. Y a la larga,esas personas que confundimos con amigos,sòlo nos generan un sentimiento de honda desilusiòn y tedio o hartazgo.

Es porque para ejercer la verdadera amistad,se requiere ser vero,autèntico,ser digno de confianza y sobre todo,ser leal.
El amigo autèntico es el sabio que dice la verdad,es el muro que protege del daño,es la puerta que se abre,hospitalaria. Es ese compañero que nos serena y nos da paz...

Nos da la confianza de que no nos dañarà con mentiras...su lealtad que serà un escudo que nos proteja...y la reciprocidad al saber que el amigo nos apoyarà siempre,en las buenas y en las malas...y su comprensiòn que acepta nuestras ideas,nuestros errores,nuestros miedos y nuestros sueños...y tiene el respeto,que demuestra cuànto te valora,y el cuidado que tiene al tratar con tus sentimientos,y por ùltimo,un amigo tiene memoria: un amigo verdadero,jamàs olvida...

Asì es como la verdadera amistad es leal,sincera y lìmpida,y sòlo desea
el bien del amigo,no con palabras,sino con actos.

Y la amistad tambièn es alegre,ligera,incluso cuando es heroìca,siguiendo a Alberoni,que dice que "el amigo real,incluso,delante de la muerte heroìca por salvar a su amigo,dirà: "no hay de que..."

Un amigo verdadero siempre
nos hace justicia,en un sentido profundo y vital,porque el amigo nos estima y lucha con nosotros,nos redime,y de ser necesario,nos venga. Toma nuestra causa,como suya,y como es benevolente,siempre nos tiende la mano.

Los demàs son indiferentes,tienen su corazòn congelado y su mente en el paroxismo de sus egos,pero un amigo sincero,siempre està de nuestra parte,sabe lo que en verdad somos y nos valora y nos cuida...Y aunque sea un desconocido que viene hacia nosotros el que nos tienda la mano,y sea sòlo por un momento,es nuestro amigo,màs valioso y humano,que todos los conocidos que nos generan esa desilusiòn amarga en el gènero humano...pero un amigo nos devuelve la esperanza en la humanidad y nos renueva la alegrìa y la pureza en el corazòn.


Y,a veces,una amistad asì,nos salva la vida...



Eso le pasò a un hombre,el artillero Fred Baker que tuvo la suerte de salvarse durante la Segunda Guerra Mundial,cuando,en el invierno del 43, su aviòn Lancaster fuè abatido por unos cazas nazis,que sobrevolaban el sur francès.
Cuatro de sus compañeros lograron saltar,pero a dos de ellos un trozo del bombardero en llamas les incendiò su
s paracaìdas,mientras el tercero fue alcanzado por una ràfaga de metralla en plena caìda.

Pero Fred logrò abrir su paracaìdas en el ùltimo momento para evadir la metralla,y aunque la fuerza del viento le arrancò los zapatos y le dislocò el hombro,llegò vivo a tierra.

Pasò la noche envuelto en su paracaìdas bajo una arboleda de cerezos,pero le intenso frìo y el miedo a que llegaran los nazis a buscar sobrevivientes, lo hizo desplazarse de ese lugar hasta que llegò a un pueblo desierto y silencioso...

Iba por una cuneta,con los piès congelados,el hombro herido,el cabello y el uniforme quemados. Avanzaba temeroso,lento por el dolor ,sobre una callejuela rural y nevada en ese amanece
r de plomo,cuando escuchò ruidos de motores que se acercaban:
Pensò,y bien,que eran los alemanes,puesto que en esos pueblos ya nadie tenìa motorizados,por el racionamiento de gasolina impuesto por la ocupaciòn nazi. Eran los alemanes buscàndolo a èl,seguro ya habrìan encontrado a sus compañeros muertos,y acordonarìan el lugar donde habìa caido el aviòn,y ahora iban por èl.


Presa del pànico,y sin poder correr,lo ùnico que pudo hacer Fred,fuè tirarse de cabeza a la primera puertecilla que encontrò abierta y que se trataba de la poterna para descargar los toneles de cerezas y miel a una vieja cocina rural.
Ahì se encontrò con una anciana que deshuesaba cerezas,y que al verlo abriò la boca aterrada. La pobre mujer se debiò impactar al ver a ese hombre con el cabello chamuzcado,descalzo y con 1.95 de estatura.
El inglès tambièn se aterrò e hizo una seña suplicante a la anciana para que guardarà silencio,y con làgrimas en los ojos,se doblò sobre sì mismo.

Fuè cuando apareciò el hombre que serìa,a partir de ese momento, su ami
go para toda la vida.

Jordi,al verlo,lo primero que hizo fuè incorporarlo,puesto que si algo detestaba mi abuelo,era ver a un ser humano arrodillado. Luego,lo revisò y le quitò el arma,y sin màs,golpeò con el puño cerrado el hombro herido de Fred,que profiriò una maldiciòn y algunos insultos en inglès.

Jordi,luego le explicò que hizo eso,por que habìa muchos inflitrados alemanes en esa zona,y sòlo tenìa una manera de saber si Fred no era espìa nazi: nadie se queja en otro idioma que no sea el materno.
Ya ciertos en ese punto,ocultò a Fred en un tonel cubrièndolo con cerezas,y asì,cuando los alemanes llegaron a revisar el lugar,no encontraron nada.

Cuando Jordi sacò a Fred del tonel,èste no podìa sostenerse en piè,asì que Jordi lo cargò,a pesar de su cojera,y de la estatura del soldado,y lo llevò a una cama limpia y còmoda. Y por primera vez,los dos amigos hablaron en inglès. La abuela le trajo una sopa,y luego Jordi le acomodò y vendò el hombro zafado,le puso pomada de cerezas en las quemaduras de su cabeza,le trajo zapatos y ropa seca,y lo dejò dormir por fin.

Durante tres meses,Fred estuvo oculto en la casa de Jordi,y entre ambos creciò esa amistad a toda prueba.
Una mañana,Jordi le dijo a Fred que debìa marcharse ya,pues los nazis estaban interrogando a los vecinos, sobre la presencia de ese extraño en la casa de los cerezos.

Ante el miedo de Fred,Jordi le mostrò un regalo que le salvarìa la vida:
Le habìa hecho un pasaporte y un salvoconducto falsos a Fred,con el nombre apòcrifo de Jaques Machen. Con esos documentos,Fred podrìa volver a Londres con su famili
a.

Asì que se apresuraron a partir de inmediato.
Jordi le consiguiò a Fred una sotana de cura,y lo condujo en su bicicleta hasta muy cerca de Toulouse,pero pasò que en un camino comarcal,vieron a la distancia que los alemanes venìan en sus motocicletas hacia ellos. La lluvia caìa intensa,y no habìa màs que descampado,asì que era imposible ocultarse entre àrboladas o matojos.
Jordi,entonces,empujò a Fred a una zanja de lodo,y se tirò encima de èl,tratando de no toser o estornudar,en silencio total y con las armas listas.
Se oyeron balazos cercanos y el olor a pòlvora los alertò aùn màs. Asì pasaron 3 horas,hasta que el comando alemàn se marchò por fin.

Cuando salieron de la zanja estaban ateridos por el lodo congela
do,fatigados y hambrientos,pero con vida.
Para celebrar eso,Fred sacò de su cantimplora vacìa dos cigarrillos secos y un fòsforo.
Y ambos se sentaron en una roca a fumar bajo la lluvia,en ese silencio ùnico que la amistad tiene.
Al verse uno al otro,totalmente llenos de fango,fumando tan tranquilos,empezaron a reir,mofàndose uno del otro,pero sobre todo,alegres de estar vivos.

Luego,en una fuente cercana se asearon y siguieron su camino montados en la bicicleta de Jordi,hasta que por fin llegaron a la estaciòn de tren. Ahì Jordi le comprò un billete directo a Barcelona,le diò algunos francos y un abrazo sentido.

-thank you..

-no hay de què...


Fred,entonces,sin saber como agradecerle a ese catalàn tan generoso,sacò de su chaqueta unas maltratadas cartitas con dibujos de muchachas: eran unas pin ups hermosas y lo ùnico que Fred habìa salvado aquella noche en la que su aviòn fuè abatido,pues las llevaba guardadas en un bolsillo secretro de su camiseta para que otros soldados no se las robaran.

Jordi las aceptò complacido. Para èl,que las litografìas y las impresiones eran su pasiòn,y las mujeres bellas aùn màs,ver aquèllas delicadas y sensuales muñecas fuè un oàsis en medio del fango de la guerra.
Se despidieron,asì,con una sonrisa càlida, y un promisorio apretòn de manos.



Y cuando,por fin Fred partiò en ese tren que lo llevarìa a lugar seguro,y Jordi trepò a su bicicleta para retornar a los cerezos,ambos supieron que esa amistad de los dos,serìa para siempre,y que si alguna vez se volvieran a ver,esos dos amigos se reencontrarìan con el corazòn en la mano y con la misma sonrisa...

.

7/21/2009

Pequeños tesoros....





"...Toma el llavero abuelita
y enseñame tu ropero...
Con cosas maravillosas
y tan hermosas que guardas tú.
.."
Cri-cri.





Si con el alma abierta dejàsemos hablar a ciertos objetos,entenderìamos que el idioma de las cosas se traduce en brillos,texturas,aromas,contrastes cuidadosos de formas y colores,y comprenderìamos el lenguaje familiar que pulsa dentro de algunas pequeñas cosas,expresàndonos,silenciosas, un amor sublime,un enorme sufrimiento,una dignidad profunda...

No es su costo econòmico lo que nos dice el real valor de algunas cosas,sino algo màs sutil,màs misterioso: sus figuras,su peso,su
tonalidad,sus detalles singulares,y tambièn su sombra,el ìntimo encuentro con su carga de pasado,irradiando poesìa en nuestras manos.

Eso es lo que en verdad importa de las cosas,que ensimismadas,resisten los zarpazos del tiempo en fuga,siempre mansas,inmòviles,
sin nada que abra una duda en sus superfic
ies que proclaman,victoriosas,su lugar en el mundo,inmunes a los ojos que no las ven,nos quedan las cosas de otros ìnitmos pasados,dàndonos la certeza cotidiana de que existen,aun en la oscuridad...

Utencilios que quizà fueron hechos para la enajenaciòn y el extravìo de la vanidad,de pronto adquieren una intensiòn secreta como pequeños mensajeros emitiendo recuerdos en
còdigo,transformando sus oficios primeros de objetos de consumo suntuario en cosas sencillas cargadas de una inmensa y triste ternura.
Algunos objetos nos hacen contener el aliento:
En su geometrìa contienen el suspenso por su poder incierto.
Tienen,algunas pequeñas cosas,màs po
esìa que todas las palabras del mundo.

Y son misteriosas:Para què sirvieron antes? Què caminos recorrieron durante màs de 80 años para llegar hoy a nuestras manos? Què vieron estàs cosas en su silencio?
Las posesiones nos presencian. Son como un
a asamblea silente.
Esas son las cosas qu
e siempre nos estàn diciendo algo,que pocas veces entendemos,para recuperar a medias los tiempos idos...

El camino de las cosas es un camino en el que no hay soledad,pues los objetos son presencias contundentes,imperiosas,son los que tienen la ùltima palabra.
Una bala,un libro,un anillo,una carta,una llave,un ropero...

De mi abuelita Dolors recibì grandes legados: ser trabajadora,imaginati
va y de risa fàcil. Tambièn el gusto por el baile y la mùsica. Y por eso estoy muy agradecida con mi abuelita por recibir sus genes,y heredar su entereza,que la mantuvo firme, en plena posguerra franquista, para no dejarse vencer jamàs,ni aùn con su marido,el amor de su vida,condenado a muerte,y con su hijita de tres años a punto de quedar huèrfana,y mantenerse serena y lùcida para enfrentarse con valentìa a todo.

La abuelita tambièn me heredò su modo de ser organizada y ahorrativa,su manera de bromear,y tal vez,un poco de su inocencia.
Tambièn la facilidad para las làgrimas ,y el gusto por los chocolates y por la cocina.

Me legò,tambièn,ese ìntimo placer por las pequeñas cosas: ella me enseñò que ellas tienen su propio lenguaje. Decìa mi abuela Dolors que en cada cosa hay una esperanza latente,y por eso se debe ser cuidadosa con los detalles,que no se deben despreciar por muy insignificantes que parezcan y aunque pasen desapercibidos para los demàs:

"Respètalas,y respètate:respeta lo que tu ves,y lo que tu sabes que debes hacer,respeta esas pequeñas cosas escondidas en los rincones del tiempo o del espacio,pues esas cosas,son el soporte invisible de las grandes cosas..."

Asì me decìa la abuela,con su voz càlida,mientras me mostraba una pañoleta antigua,azul mar,con algo de cielo o nube,de ligerìsima seda traslùcida,con su nombre "Dolors",bordado en diminutas letras...

O cuando me mostraba su libro de recetas, en el que habìa escrito sus mejores secretos de cocina y belleza,un tesoro de sabores y olores,con una hoja de arce seca como marca-pàginas.
Su manera de cocinar,sencilla, sin alardes, dando valor a la pizca de sal,a la hojita de tomillo,al laurel,a la cocciòn pausada de una buena cocina de leña, y con trucos de aquellos tiempos t
ales como que para gratinar, debìa poner unas brasas en la tapa de la cazuela y la reposterìa,con su surtido de panellets*.

(*Los panellets son un dulce tìpico de Catalunya que se prepara en "la castañada" del dìa de Todos los Santos. Son de una pasta dulce de azùcar, almendra cruda molida, huevo y patata o bonìato. Luego se recubren con clara de huevo y,segùn el gusto,se les pone una capa de piñones,chocolate,cafè,nueces,dàtiles,zarzamoras,nata,etc, Se hornean y se dejan enfriar. Y los màs deliciosos que he probado son los que hacìa mi abuelita).

Y uno de los màs hermosos tesoros que me dejò mi abuela,fuè su rop
ero de tres lunas, de roble laqueado,enorme,y misterioso...
Abro sus puertas lentamente,pues gimen,pesadas,cubiertos sus goznes con la pàtina irreverente de los años,como pensàndoselo en darme permiso de urgar en los confines de su interior.
Por fin lo abro del todo,con el corazòn en vilo,como si esperara que saliera de èl un fantasma.
Sale,en cambio,escapando,un aroma a lavanda seca, a membrillos,a madera del Pirineu que envuelve toda la habitaciòn.
Ahì estàn,vencedores al paso de los años,muchos objetos màgicos:

Estàn primero los bellos vestidos de la abuela, y todo un sinfìn de prendas: sombrillas,zapatos,bolsos,guantes,mantillas, y abrigos de modas pasadas que fueron arte de modistas,y no ropa en serie de fàbricas.
Cada primavera,la abuela oreaba su ropero,dejàndo que la
luz y la brisa de la terraza penetrara en sus abrigos y en sus vestidos preservàndolos con esmero y con devociòn casi angelical,remozando la lozanìa de las telas, esas que ya no se hacen,telas con texturas y colores ùnicos que ya no existen,como los tiempos que se fueron...
Y tras la ropa,las cajas de la sombrererìa Gardènia.
Son muchas,que contienen sombreros bellos,y otra
s con una sorprendente colecciòn de los màs diversos accesorios,algunos de ellos que aùn no descubro para què son...

Hay cofrecillos,con guantes, peinetas,abanicos, broches,pulceras,collares,y zarzillos.
Hay unas cajas forradas de seda,que ya de suyo son bellas,pero que en su interior guardan sorpresas como piedras de goma de mascar de hace 50 años que aùn saben a fresa,o una botellita que dice: "gotas de lluvia de Paris 1948" ,
o 7 pequeños espejitos,tal vez màgicos,con dibujos de mariposas y estrellas trazados por una mano infantil-tal vez eran el ùnico juguete que mi abuelita tuvo en su infancia en el orfanato...
Hay,envuelto en papel de arroz,un gato de mazapan,que aùn conserva sus bigotes,y una rosa de chocolate con un lazo blanco...

Miro hacia arriba,y descubro una cajita de hoja de lata azul,la abro y encuentro un atado de cartas y postales de Mèxico enviadas por mi madre y por mi,y un montòn de viejas fotografìas.
Son de mi madre de niña : el ùnico registro existente de mi mamà de unos 3 años,con su vestidito de manola y sus ricitos amorosos...Y entre otras mìas y de mis hermanos en Tamaulipas,descubro la de mi mamà en Paris,con su tìtulo de periodista en la mano,joven, bella y risueña,abrazada a mis abuelitos,que sin canas ni arrugas aùn, se ven felices.
Se siente una sensaciòn extraña al ver esas fotos: siempre quise conocer la apariencia de mi mamà cuando e
ra niña y jovencita,y verla asì me produjo una alegrìa profunda,un amor renovado pues la encontrè de lo màs tierna. Viendo esas fotos,descubro cuànto me parezco a ella: tenemos la misma piel,el mismo perfil,pero claro,ella era muchìsimo màs bella,con su minifalda francesa,su peinado sesentero,sus ojos delineados y su elegancia refinada...y a la abuelita tambièn me parezco en la nariz,en las mejillas,en las cejas,claro que ella poseìa salero,y una femeneidad y una sensualidad ùnicas...ambas,mi abuela y mi madre,donosas y amadas,y pues no,eso no se lo heredaron a una insolente y fachosa altermundista,que sobrevive,sin despertar pasiones ni heroìsmos, la plena decadencia del 2009...
En fin, que volviendo al pasado,veo otra caja donde encuentro los dibujos que le mandaba a mis abuelos desde Tamaulipas hace 20 años, y algunos cuentecillos y versos que les escribìa yo con mis letras chuecas de niña.Comprendo con ello,lo mucho que mi abuelita valorò mis textos...y eso me conmueve hasta las làgrimas...
(Si ella pudiera leer esto,hoy ...)

Y es que los tesoros màs valiosos no son de oro,sin embargo,el oro siempre ha sido el metal preferido para la joyerìa gitana desde sus orìgenes en la tierra de los pharaohs.
Y la abuelita Dolors le aprendiò ese gusto a su familia adoptiva.Asì que en un cofrecillo guardado en un entrepaño secreto del ropero,encontrè pulceras,colgantes,collares,anillos,brazaletes,etc.
Mi abuelo Jordi bromeaba diciendo que la abuelita tenìa mañas de urraca,porque si ella veìa algo con brillo,de inmediato se hacìa de ese objeto y lo guardaba en su ropero. No es que la abuelita fuese ladrona,sòlo es que era hija del viento,y le gustaba expropiar bienes a los burgueses por si llegaban malos tiempos para su clan cañì. Asì que el abuelo, muchas veces,a pesar de ser catalàn y comunista libertario,tuvo que comprarle a la abuelita esos objetos suntuarios para evitarse el problema de verla tras las rejas,y quizà,tambièn,lo hizo por hacerla feliz,pues la amaba.

El comprendìa que la infancia terrible que sufriò Dolors,la miseria,el frìo y el hambre que padeciò cuando los franquistas asesinaron a su familia,causò en ella esa angustia de volver a padecer aquèllo,y quizà por eso la abuelita sentìa alivio a sus terrores,rodeandose de esos bellos objetos...
Porque hermosos,si que lo son: broches en forma de libèlulas,de flores,de mariposas,anillos con amatistas,zarcillos de perlas,granates o esmeraldas,pulceras de filigranas,con campanitas de oro,con gotitas de piedras coloreadas,con hilillos de piedras de esmalte y nàcar...

Y los camafeos.


Cuando la abuelita era niña y fuè llevada para ser sirvienta de unos falangistas madrileños,como hija del viento,tomò la colecciòn de camafeos de la patrona y huyò con ellos. Esos camafeos eran un sìmbolo para mi abuelita. Eran una muestra de su fortaleza,de su valor,de su aplomo,eran,para ella, un talisman para no sentirse una niña desamparada y sola en el mundo...

Durante la segunta guerra mundial,y en la posguerra franquista,los metales fueron racionados,asì que las mujeres burguesas,y las aristòcratas españolas,no se apartaban de sus joyas,porque la producciòn de joyerìa fina habìa cesado en toda Europa.
Los camafeos expropiados por Dolors a la marquesa,seguramente formaron parte de una co
lecciòn muy valiosa,ya econòmicamente,pero sobre todo,artìsticamente,puesto que son pequeñas obras de arte.Cuatro,los màs antiguos que datan de 1800,firmados por Joailliers,tallados en jaspe,en coral,en àgata,y en nàcar fueron hechos con una glìptica genial.Tambièn hay unos camafeos ingleses de goma de porcelana pintados a mano por Wedgwood en estilo victoriano con diminutas escenas bucòlicas.
Y huelo y veo,dos colgantes de Etruscans en el alajero de la abuela: son dos anforitas de oro,huecas y llenadas de perfume antiguo,con granates cincelados y con àmbar.Y forman parte de un parure,esto es un juego de collar,peine,las anforitas,un bandeau,un par de pulceras,y el camafeo,todos con el mismo diseño floral con un racimo de uvas .


Hay un camafeo màs tallado en nàcar,y con ensamble de porcelana,con la figura de Napoleòn,bastante feo. Otros tienen perfiles de ninfetas o ramilletes de florecitas,pintados por Ruskinp,por Daum,y por Gallè,y son extraños,en vidrio algunos,otros en porcelana de Nancy,con finos diseños de insectos,viñas,flores y de delicadeza ùnica,y hay uno de cristal de Tiffany,que es portarretrato y se abre y ahi està la foto del abuelo Jordi,guapo èl,y otros,los màs, de art nouveau,con trazos sinuosos que reflejan un ensueño romàntico y bellìsimo en su sencillez.
Pero broches de la abuelita que màs me gustan,son tres,casi etereos,con formas de pàjaro azul,libèlula lila y flor rosada,que si no tuvieran alfiler,vuelan,al estilo de Renè Lalique...
Pero lo màs hermoso està en una vieja caja de botas forrada de seda gris:
Ahì estàn las cartas de amor y los versos que mi abuelo Jordi le escribiò,unos sobres con gran cantidad
de florecillas secas,un pañuelo rojo anarquista que aùn huele a la lociòn del abuelo,estàn sus lentes de
lectura de èl,està su medalla de hèroe de la resistencia francesa,està su anillo masòn y està un bellìsimo caleidoscopio entre otros pequeños objetos misteriosos...

En fin,que asì era el mundo de la abuela,encerrado en el ropero,forjado con su pesar y sus angustias,elaborado desde el sufrimiento y la agonìa,donde las cosas ahì guardadas le dieron a la abuela empuje y ànimo. Un mundo hecho por ella misma,y cada cosa ahì dentro del ropero es prueba de ello.
Ropa hecha por ella misma,ajustada,ideada,transformada,y vuelta a recocer por obra y gracia de sus delicadas manos costureras.
Cosas dolorosamente adquiridas y orgullosamente preservadas.
Objetos tan eternos como el libro del Quijote que le regalò mi abuelo cuando se conocieron en Paris y con notas en la bella letra manuscrita de èl,o tan candorosos como esa muñeca de cuerpo de franela y carita de porcelana que su marido le regalò cuando naciò la hija de ambos,o cosas tan tràgicas como la carta donde le avisaban de la sentencia a muerte del abuelo Jordi,o cosas milagrosas,como aquèlla mascada de seda azul cielo,con el nombre "Dolors", bordado en su orilla,que le salvò la vida a mi abuelo Jordi...


El ropero de la abuela tiene fantasmas. Y en cada una de sus cosas,està la escencia de su vida,con sus mìnimos secretos escondidos,y sus recuerdos ordenados en cajas y cajitas,en cada rincòn,en cada entrepaño y cajoncillo que ella ventilaba rigurosamente,para sacar las penas y enmendar errores,y cerciorarse de que su vida y sus recuerdos en cada cosa, fueran iluminadas por el sol càlido y suave de las mañanas marinas de Barcelona.
El ropero de mi abuelita,con su perfume suavc y su poesìa inolvidable,la retrata tal como era: càlida y amable como un dìa de verano,suave como la seda de su mascada azul,alegre como un trino,tierna como una niña huèrfana de posguerra jugando con espejitos rotos,dulce,mi abuelita,como un panellet de mermelada...
Sè,por todo lo anterior, que mi abuelita no ha muerto,puesto que ella sigue existiendo en su ropero...

U
n petò en teu compleix anys àvia Loli...



.

7/03/2009

Ni una palabra...


Acèrquense al abismo- les ordenò.
Ellos dudaron.
Les dije que se acerquen al abismo! - gritò.

Con miedo, despacio, se arrimaron...

Èl los empujò al abismo.

Pero ellos salieron volando.
..








-Eres catalàn...porquè te haces pasar por francès? Eres espìa de los rusos?
-...
-Eres comunista...confiesa...maldito rojo!

-...
-Aquì està tu expediente...y tienes una denuncia irrefutable...
-..
-Fuiste soldado de las milicias rojas...a cuàntos sacerdotes mataste,infeliz? Eres un perro traidor a España!

-...
-Eres un masòn de mierda...

-...
-Estuviste afiliado a la CNT?

-...
-Tu hiciste esta propaganda subversiva?

-...
-Dame nombres...y te soltamos...

-...

-Quienes son tus còmplices?

-...
-Dònde se esconde
n?
-...
-Contesta, masòn,hijo de la gran puta!
-Habla,maldito ateo! Habla ya!
-...

-No te hagas el hèroe,rojo infeliz,contesta!

-Dònde se esconden tus compinches,bastardo!

-...

Durante 22 dìas,Jordi fuè interrogado y torturado por las noches. Y llegado el amanecer,sus carceleros rubricaban el suplicio con una brutal paliza.... Asì perdiò todas las uñas de pies y manos,la audiciòn del oìdo derecho y 6 dientes. Tambièn obtuvo una lesiòn en el pulmòn izquierdo,otras en ròtula y clavìcula, y algunas quemaduras en los testìculos debidas a las descargas elèctricas,entre otros daños...

Sin embargo jamàs hablò.

Ni siquiera su nombre dijo.

Ni una sola palabra que pudiese poner en peligro a Dolors,a los gitanos,a Carlota,a sus amigos masones clandestinos,o a los compañeros maquis.


Cuando sus torturadores,fatigados,por fìn lo dejaban por unas horas,el reo Jordi,para contener las làgrimas y el dolor de su cuerpo apaleado,cerraba los ojos,y pensaba en Dolors y en su pequeña Lucìa,en sus risas,en lo bonitas que eran,en su dulce pureza.
Pensar en ellas lo aliviaba,imaginarlas a su lado,afanadas en sus labores diarias,o
jugando,alegres,amàndolo,tiernas y bondadosas,protegidas y a buen resguardo,tal vez en Paris,o en Amèrica...lejos de este infierno español,esperando por èl,inocentes e ilusionadas,sin saber que èl nunca màs las verìa...
Al saber eso,Jordi se quebrantaba,pero se controlaba entonces,pensando y repasando los ùltimos besos y caricias que le diò a Dolors y a su pequeña hija,porque creìa que si se permitìa llorar,aunque fuera sòlo una vez,se ablandarìa ante sus torturadores.

Repasaba entonces,paso a paso,lo ùltimo que hizo antes de ser aprendido,buscando en cada detalle recordado, por si hubiera dejado algùn cabo suelto que pudiesen usar sus carcelero
s para implicar a Dolors.
Porque èl hubiese podido salvarse,si no hubiera defendido a Dolors del abuso del Mico,si no hubiera ido a la casa a deshacerse de toda prueba incriminatoria,y si de inmediato se hubiese dado a la fuga hacia Francia,solo. Porque huir con una mujer y una niña pequeña,era suicida.
Pero no pensò en sì mismo,jamàs,sòlo pensò en proteger a su amada Dolors y a su pequeña,en deshacerse de toda prueba y de toda acciòn que las pusiera en peligro.

Su propia vida no importaba,si era para vivirla con el estigma de ser un miserable cobarde sin cojones para defender y proteger a la mujer que amaba,y a la pequeña hija de ambos.
Asì que soportaba las torturas casi con fiereza,y si flaqueba ante el dolor,sòlo pensaba en ellas,y cobraba màs hombrìa.
Ante el dolor de su cuerpo torturado,preferìa usar su mente para recordar cada detalle de ese atardecer,despuès de su encuentro con el Mico en ese restaurante de la Barceloneta,cuando llegò a su casa con Dolors,y como,casi sin mediar palabra entre ambos,cargaron de prisa con la imprenta del sòtano y la llevaron hasta la playa,y ahì la enterraron en la arena,junto con la propaganda maqui,
que por suerte,ese dìa era poca.
Luego,ambos volvieron al sòtano y a Dolors se le ocurriò meter ahi a las gallinas,al mulo,y las cuatro ovejas de Miquela,el pienso,los deshechos de la cocina, y algunos costales de cascajo de la casa que recontruìan,y asì,ayudados por Jaume y otros gitanos,el sòtano fuè un chiquero en poco tiempo,y todo indicio de cultura,lucha o trabajo humano,quedò cubierto en media hora con estiercol,plumas,
y deshechos de la casa.

Cuando terminaron aquella tarea de ocultamiento,Dolors llorò con el absurdo pretexto de que su vestido estaba manchado y sucio. Entonces Jordi entendiò el absoluto terror de su mujer de verlo preso o asesinado por los franquistas.
Y la abrazò y la besò con toda la ternura de su corazòn,y,asustado tambièn,pe
ro bajo el control que el haber sido soldado de dos guerras le daba,se le ocurriò algo.
Pensò en Dolors y en su hija. No las iba a exponer a los asesinos. Habìa que ocultar,sobre todo, que ella era su mujer y que la pequeña Lucìa era su hija.

Entonces,corriò al tapanco,metiò alguna ropa suya en el armario de ese cuarto,pus
o algunos de sus libros por ahi,dejò una maleta con su pasaporte francès sobre una silla,y deshizo la cama.
A los gitanos les pareciò una idea sensata la de Jordi.Y Manolo,el nieto de Jaume,un gitanazo de 16 años,pero que aparentaba 30 por que era enorme,fuè el elegido para hacerse pasar por el marido de Dolors y el padre de la niña ante la policìa de Franco.

Mientras,Jordi, abrazando con todo su amor a Dolors,le daba instrucciones:


-Cuando llegue la guardia civil,les dices que me rentabas el tapanco,que no me conoces de nada,que me creiste francès,que te debo dos meses de renta...Jùrame que diràs eso!
Por nuestra hija,jùramelo,jamàs digas que eres mi mujer,ni que Lucìa es mi hija!... Jùramelo!

Dolors viò tan desesperado a Jordi,que por fin jurò. Y entonces
,para contener su llanto,se apurò en ayudar a Jordi,con algunos detalles del tapanco,ponièndo una toalla,un navaja de rasurar,plumas,papel y tintero,y demàs objetos de uso cotidiano,para hacer màs creìble la mentira de que esa era una habitaciòn rentada...

Cuando por fin terminaron el montaje del tapanco,Jordi tomò de los brazos de Miquela a la pequeña Lucìa,que dormìa ajena a la desventura.

Jordi la abrazò y la besò desolado,y luego abrazò tambièn a Dolors.
Con sus dos amores junto a èl,supo entonces el valor real de la vida,y fuè en ese justo momento,por ùnica vez,que tuvo miedo de morir. Por eso fuè que las besò como si fuera la ùltima vez que lo hiciera.

Cuando escucharon el motor de la motocicleta que habìa conseguido Carlota para que èl huyera,Jordi sintiò que un mal dios lo obligaba a saltar al abismo,a separarse de Dolors.

Pero tomò aplomo y le ordenò a Dolors que se fuera con Lucìa a Paris o a Mèxico,lo màs pronto y lo màs lejos posible,que vendiera la casa,y que se uniera a la gira de los gitanos,y que se quedara lejos del infierno español,y que ya las alcanzarìa èl luego.
Ella sòlo musitò, intensa y extrañamente lacònica,un:

"Me irè,y me llevarè conmigo sòlo lo que necesito,Jordi..."


Esa ùltima frase de Dolors,lo mantuvo inquieto durante todo el camino de huida en la moto hacia Sant Celoni,para encontrar refugio con los maquis,que lo esperaban para guiarlo por el monte hacia la frontera francesa.

Pero pocos kilòmetros antes de llegar con los bandoleros,notò que una camioneta de la policìa secreta lo seguìa,asì que decidiò tomar otro camino para no llevar a los fascistas al refugio de sus compañeros libertarios.


Y kilòmetros despuès, cuando podìa ver frente a èl,por fin,la montaña del Montcau,en un camino comarcal de margas y greses dibujado por la erosión del rìo Ter y perdido entre hayedos,robledales y abedules, se le enfangò la motocicleta y,cuando por fìn logrò echarla a andar,se le acabò la gasolina, y fuè por eso, que la Guardia Civil lo alcanzò.

Decidiò no correr para la ley fuga,sino plantarse y hacerles frente a esos traidores armados en total silencio,pero con la mente fija en su propia imposibilidad de doblegarse ante nada ni ante nadie.
Eso lo reflejò en la mirada,que los perros franquistas confundieron con altanerìa,pues
esos sujetos no conocìan,ni por asomo,lo que era el heroìsmo ni la dignidad.
Fuè cuando le dieron el primer culatazo. Luego siguieron infinidad de golpes,pero èl no dijo una sola palabra,y con ese silencio fuè que que salvò la vida de muchos compañeros libertarios,y si,fuè golpeado atrozmente,hasta que perdiò la conciencia,y fuè lanzado como fardo al interior de la camioneta,pero su hombrìa,su lealtad y su honor,estaban enteros.


Y asì fuè llevado a la Presó Model de Barcelona para ser torturado durante 22 dìas,hasta que se le hizo el juicio sumario que lo condenò a muerte por fusilamiento.

Ese amanecer de su detenciòn en el camino de greda,como presagio, llovìa la primera lluvia del otoño por toda la comarca del Collsacabra, desbordando el torrente del Ter...

.

7/01/2009

No-me-olvides...




La florecita azul del no-me-olvides, nos remite con sus pètalos pequeñitos y delicados,a algunas emociones,como la melancolìa de algunos recuerdos y tambièn a la fragilidad y belleza de algunas memorias.
Y es que esas florecillas se parecen a esos recuerdos ùnicos,que jamàs daràn espacio al olvido y creceràn en el corazòn memorioso,como la floraciòn de esa florecita, que se extiende por los parados,multipicàndose y poblando con sus azules la tierra...
Lo mismo pasa,cuando algunas personas dignas y bondadosas,dejaron su impronta que nos llega desde un pasado triste,pero heròico, hasta este presente que los recuerda con admiraciòn y respeto, multiplicàndo asì, el ejemplo libertario y digno que nos legaron.

Sin embargo,tambièn existen recuerdos que deberìan ser borrados,porque pueden ser usados como un archivo para la represalia y como modo de justificar las peores injusticias y villanìas. Como lo fueron los archivos de la policìa franquista.

Los dossieres de Jordi,su padre y sus tìos,marcados como masones y comunistas,estaban entre las 80.000 expedientes de supuestos masones elaboradas por el servicio policial de recuperaciòn, creado por Francisco Franco durante su dictadura.
Ante la delaciòn del miserable Mico ante la guardia civil,se investigò y efectivamente,ahì,en el primer folio de la familia de libreros del Clot,aparecìa Jordi,con un sello,que lo identificaba como soldado anarquista, perteneciente a la Columna Durruti,y como un activo aprendiz de la Logia Simbòlica Regional Catalano-Balear.

En Catalunya,de siempre,la masoneria y el catalanismo estuvieron estrechamente unidos,ya que los catalanes,jamàs se han sentido en absoluto,españoles y si, històricamente libres constructores de su ser catalàn.
Tal vez a eso se debiò la total animadversiòn,la represiòn y las masacres cometidas por el asesino Franco a todo lo que signara la catalanidad,y la masonerìa.
Y por supuesto,los principios de la Francmasonería catalana eran todos,en base a los derechos humanos y democràticos: A la vida, a la dignidad personal, a la libre emisiòn y difusiòn del pensamiento, a la libre expresiòn de conciencia y de culto, a la libertad de la enseñanza, a la educaciòn gratuita, a la libertad del trabajo, a la elecciòn de domicilio, a la inviolabilidad de èste, a la inviolabilidad de la correspondencia y de cualquier otra forma de comunicaciòn, a la propiedad, a la libertad de reuniòn, de asociaciòn y de manifestaciòn pacífica, a la participaciòn del pueblo en el gobierno mediante el sufragio universal, a la separaciòn entre la iglesia y la sociedad civil, a la aboliciòn de los títulos nobiliarios, la aboliciòn de la pena de muerte y de la perpetua, y sobre todo, el derecho del pueblo catalàn a gobernarse por èl mismo sin ingerencias monàrquicas o ibèrico-dictatoriales.

Los principios particulares que inspiraron a la Gran Logia Simbólica Regional Catalano-Balear, eran conseguir que Catalunya formara un estado soberano y autònomo, con instituciones que garantizaran la inviolabilidad del derecho humano en todas las manifestaciones,y los masones catalanes,antes de la dictadura,trabajaron arduamente para que Catalunya tuviera poderes própios, todos electos, amobibles, responsables y libres de los poderes españoles.

El golpe de Estado de Franco contra la Repùblica iba contra esos valores esenciales de la masonería: la libertad, la igualdad, la fraternidad, la ilustraciòn, la cultura. Y fuè por eso que la masonerìa fue destruida por el franquismo con un ensañamiento tan brutal,y es que la absoluta libertad de conciencia de los masones no convenìa al dictador. Franco no podìa aceptar a personas que reflexionasen por sì mismos y que trabajasen a favor de las libertades con ese legendario espìritu catalàn. Y a la masonerìa le es difícil sobrevivir en un règimen dictatorial.
Y quizà fuè que Franco,vièndose tan alejado de esos principios èticos masones,ejecutò sus masacres,sus injusticias. su totalitarismo,y su imposiciòn religiosa,para acabar o por lo menos acosar,reprimir y estigmatizar a los catalanes,como una raza maldita.
Y màs diabòlica y digna de muerte,si esos catalanes,eran masones.

Asì,la masonerìa fue declarada enemiga nùmero uno de la dictadura franquista.
Los hermanos masones fueron implacablemente perseguidos,y los que no pudieron huir al exilio,fueron condenados a muerte en juicios sumarìsimos.
Las acusaciones de "masòn",implicaban ser "rojo" y "separatista catalàn".
Y es que para ese retrògrada fascista,el progreso social,las libertades humanas,y los principios masones,eran el peor crìmen.
Esa manìa persecutoria asesina la alimentaba con la delirante idea de "la confabulacòn judeo-masònica" ya que Franco suponìa que los masones eran verdaderos diablos,y los tomaba como enemigos personales,causantes de todos los males de su Patria fascista.
Asì fuè que los enemigos que màs encarnizadamente persiguió Franco,con una desquiciada obsesiòn,fueron los comunistas y los masones, pues los creìa los verdaderos jinetes del Apocalipsis. Decìa el genocida,que si se habìa levantado en armas contra el gobierno republicano,habìa sido para liberar a España del comunismo y la masonerìa.
Lo primero que hizo el asesino Franco al vencer a los republicanos,fuè declarar a la francmasonerìa fuera de la ley,culpando a sus miembros de "crimen de rebeliòn"y luego decretò la destrucciòn de todos los sìmbolos e inscripciones masònicas que segùn èl,eran ofensivos para la Iglesia Catòlica Romana. Dos leyes, la de responsabilidades políticas y la de represión de la masonería, el comunismo y demás sociedades clandestinas, sellaron la exclusiòn en el règimen fascista español de cuantos pudieran albergar aún un mìnimo aliento de libertad y justicia social.
Durante la larga oscuridad de la dictadura, los masones eran encarcelados, sus bienes confiscados y anotados los datos de parientes y amigos,los locales de las Logias incendiados,o vandalizados para luego ser usados como sedes de la Falange.
En su afàn de inquisidor,el genocida Franco reuniò en el Servicio de Recuperaciòn de documentos,todo lo incautado en las Logias,y todos los antecedentes de sus miembros,siendo alrededor de màs de 80.000 expedientes personales de masones y simpatizantes, fichando incluso a masones muertos del siglo XIX...
Eso era para eliminar de todos los cementerios de España,cualquier sìmbolo masònico que existiera en las tumbas o criptas,que si los tenìan,eran destruidas sin respeto alguno,y los difuntos que ahi estuvieran,eran lanzados a la fosa comùn.
Ni la muerte, pues, limpiaba la mancha de ser masòn.

Con esa Ley para la Represión de la Masonería y el Comunismo, Franco creò el Tribunal Especial y convirtiò asì su monomanìa antimasònica en uno de los pilares "ideològicos" de su Règimen, y en sus discursos nunca faltaba la tradicional arenga sobre la confabulación judeo-masónica unida al comunismo internacional.
La masonerìa era en esos discursos franquistas,muchos de ellos,elaborados por el Mico, el "enemigo que acecha en la sombra" y" la causa de todos los desastres històricos de España, desde la pérdida de Gibraltar a la de los territorios de Amèrica, pasando por Cuba y La Nueva España"....

A tanto llegò ese odio enfermo de Franco que, con Luis Carrero Blanco, escribiò para el diario falangista Arriba ,entre 1946 y 1951,una serie de artículos contra la masonería, y que luego recopilò en un libelo al que, muy imaginativamente, titulò Masonerìa,con el seudònimo de 'Jakim Boor'.
Este seudònimo de Franco y Carrero, se debe a la ignorancia del dictador,que lo eligiò queriendo,en realidad,referirse a Jakin y a Boaz,los nombres de las dos columnas que flanquean la entrada al templo de Salomòn,como alegorìa del acceso al conocimiento.
Ese error,y el hecho de que durante 40 años se pasaba los dìas redactando textos para denigrar a los rojos y a los masones,mostraba su envidia de mediocre,y su terror a perder su situaciòn de priviliegio como dictador,que seguramente sabìa ilegìtima.

Hundido en ese delirio,Franco llegò a postular la superioridad de la raza española,y la inferioridad racial de los catalanes,los masones y los comunistas,apoyado en las "investigaciones" de el doctor Vallejo Nàjera,un filonazi,que demostraba con detallada antropometrìa,midiendo cràneos y estructuras esquelèticas,al màs puro estilo de Lombroso,la inferioridad y la perversiòn mental y fìsica de comunistas,masones y delincuentes.

El resultado de esa represiòn fanquista -sòlo hacia los masones- produjo 32 mil procesos,con sentencias de 30 años de càrcel,mas de 4 mil ejecuciones,y 12 mil vìctimas, exiliados y familiares perseguidos,despojados de todos sus derechos y bienes,incluida la nacionalidad.

Y fuè debido al espanto y al dolor que causaron esos crìmenes fascistas impunes,que en Paris,el Supremo Consejo del Grado 33 de Catalunya en el exilio,el Gran Orient de Catalunya,el Gran Oriente de Francia, la Uniòn Masònica del Mediterràneo,el Espacio Masònico Europeo,la Gran Logia Unida de Alemania de Masones Antiguos Libres y Aceptados, y otras Logias eurpeas,adopataron como sìmbolo en memoria de todos aquèllos hermanos que fueron asesinados por el fascismo sòlo por ser masones,la sencilla y bella flor de no-me-olvides,como un recuerdo sentido y pesaroso por aquèllos màrtires y hèroes canteros.


Y por esa rabia represiva franquista,sucediò que cuando Jordi fuè apresado por la guardia civil debido a la delaciòn del Mico del Generalìsimo,se le tratò como reo de crìmen de rebeliòn,y fuè sometido a juicio sumarìsimo.

Y entonces,fuè castigado por ser masòn y rojo, de dos modos:

En la Sala 2 del Tribunal de Responsabilidades Polìticas se le impuso una multa de 100.000 pesetas,a causa de ser un conspirador masòn y un subversivo comunista.

Pero,despuès de investigar su patrimonio, comprobaron que Jordi no tenìa bienes, toda vez que vivìa de sus ingresos precarios en la profesión de editor, le fuè transmutada su multa,a trabajos forzados...hasta que
el Tribunal de Represiòn de la Masonerìa y el Comunismo lo juzgara.

El juicio sumarìsimo se le hizo ese invierno:

Ahì fuè acusado de ser rebelde rojo en la guerra civil y por ello,un traidor a la Patria franquista.

Y se le sentenciò a morir fusilado...





.