6/08/2009

La ladrona del cuarto clavo....




De Santa Sara Kalì,
Vìrgen de los gitanos,la abuela Loli recibìa su otro aliento espiritual.
Dolors siempre bajaba la voz,como contando un profundo secreto, para hablar de esa misteriosa leyenda cañì:

"...Santa Sara camina,y hace caminar,sin cansarse,todo lo que se le antoja,porque ella es como la fuerza de la libertad gitana...
Los curas lo saben,y por eso no la reconocen,y porque Santa Sara era hija del mismìsimo Kristesko (Jesucristo)..."

"...Por el año del 44,siendo perseguidas por los romanos,iban caminando incansables,guiadas y animadas por la niña Sara,las tres Marìas: Magdalena su madre,Marìa su abuelita,y Jacobita....y con ellas,Josep de Arimatea con el Santo Grial,que era en realidad una copa de cobre,tallada por orfebres gitanos..."

(Eran todos ellos,para Dolors,algo asì como Las Amapolas y su abuelo de la època prehistòrica,y ella,por supuesto,se identificaba con Sara).

La cosa es que cuando los romanos las alcanzaron para darles muerte èchandolas a los leones o algo peor,las tres Marìas y el de Arimatea,empezaron a llorar y a orar,pero Sarita,nada tonta,se quitò el diklò (un pañuelo que usa la novia,despuès de ser desvirgada por su esposo,para mostrar la roja huella de su hìmen roto a la tribu),y clamò con la fuerza màgica de la voz zìngara a Kristesko,pìdièndole por la vida de todas,pero como era tan pobrecita,no pudo dar màs a cambio,que la promesa de dar al cielo su ùnico tesoro: su virginidad.

Entonces por milagro,los romanos no las pasaron a cuchillo,y sòlo las arrojaron a la mar nocturna del Mediterràneo,en una barca sin velas,sin remos y sin provisiones,y Josep de Arimatea no pudo hacer nada,pues cuidaba la sagrada copa y era muy viejecito.

Sara entonces desplegò su chalina al viento,y la barca abanzò sin rumbo,pero ella se asoleò tanto,que fuè llamada "La Kali",que significa morena.
De pronto la mar,por òrden del dios Neptuno que no querìa morir a manos de la nueva fè en el Kristesko, cobrò una furia embravecida, y asì, la barca estaba a punto de hundirse con la infernal tormenta... Y por mal sino,fuè que Sara cayò por la borda...

Pero sucediò otro milagro: El vestido de Sarita se extendiò sobre las olas,a modo de un flotador enorme,lo que le permitiò caminar sobre las aguas sin hundirse y remolcar la barca guiada por la luz de una enorme luna de nardos, hasta la playa Petit-Rhóne, en Saintes-Maries-de-La-Mer (Las Santas Marías del Mar).
Asì salvaron la vida, y Sara,por gratitud, cumpliò su promesa de virginidad hasta el final de sus días.

Y la abuela casi aplaudìa de felicidad,cuando describìa los ropajes de Sara,con ese gusto por los trapos que tienen las gitanillas, que siempre conservò, y era totalmente feliz la abuelita, cuando me contaba de la astucia para el robo que tenìa Santa Sara, en la leyenda de los cuatro clavos de la santa ladrona...
Me explicaba,radiante:
"... cuando se forjaron los cuatro clavos para crucificar a Kristesko,Sarita,que era pequeña-no coinciden los tiempos,pero la abuela no daba importancia a eso-robò el cuarto clavo,como una hija del viento (eufemismo calè para decir gitana ladrona) que era,pero no pudo robar los otros tres,debido al centuriòn que cuidaba la forja.
Y el Kristesko fuè crucificado sòlo con tres calvos,aminorando en mucho su dolor,y agradeciendo por eso a los gitanos que tuvieron tan noble actitud,les regalò el "blagostobo", es decir: una bendiciòn de todo lo bueno, toda la alegrìa y la libertad,para el pueblo gitano..."

A finales de mayo, el 25,miles de Romanìes, se acercan al Mediterràneo para celebrar el día de su patrona a la que llaman Madre
o Princesa.
Y se visten de paz, colores, caravanas, música y alegrìa,y llevan la imàgen de la Sara Kali en hombros para a bañarla a las olas del mar en un ritual de purificaciòn para todos.
La Princesa del pueblo gitano es la que inspirò el uso de la prenda màs importante de la vestimenta de las zìngaras,la prueba es que si se quiere ofrecer un hermoso regalo de amor a una gitana,se dice:
Dalto chucar diklo (te darè el màs bonito pañuelo...).


Además de traer salud y prosperidad, Sara Kali ayuda a las gitanas,para conseguir un amor puro y eterno de un gitano cabal,o embarazarse,o cuidar a los niños. Muchas van a la cripta de la Santa, en Saintes-Maries-de-La-Mer en el sur de Francia, y hacen una noche de vigilia y depositan a sus pies como ofrenda un dikló, el más bonito que pueden. Y allí existen centenares de pañuelos, como prueba de que muchas gitanas recibieron esta gracia.

Mi abuela Dolors tenìa un altarcito,eran dos imàgenes muy bellas de las santas en la repisa,y bajo esa,una mesita de caoba cubierta con una mantilla blanca,y un tenderete con coloridos pañuelos de seda para la santa gitana,sin faltar jamàs las veladoras,el platito con azùcar,clavo y canela para reconfortar a la marinera, y un cojincito de suaves plumas de oca y un poco de tila y eneldo y camomila,para reconfortar las heridas de la coronela,otro platito con conchitas del mar y abalorios y un ramo de claveles multicolores para Sara,al lado de las rosas y margaritas,para Eulalia.
Y cerca de las flores,la abuelita colocò las fotos del abuelo con ella,las mis padres y de mis hermanos,y tambièn la mìa.
Era hermoso ese altar familiar de la abuela.

Para las mujeres gitanas, el milagro más importante de la vida es el de su fertilidad porque no conciben sus vidas sin hijos y nietos. La peor maldición y ofensa para una gitana es llamarla
dy chucò (vientre seco sin hombre y sin hijos).
Y con el ejemplo de Sara,las gitanas ven su castidad como un valor que las hace adquirir dominio de su propio cuerpo,pues la gitana,asì,se sabe dueña de ella misma,el ya drupos,o castidad del cuerpo,las hace sabedoras de tener un regalo para ofrendar a su hombre amado.
Y si tienen esa cachonderìa al caminar,al mirar o bailar,si rìen y echan las cartas con sensualidad,aunque eso sugiera a los payos ligereza sexual,no es asì,y puede llevarse el payo una mala sorpresa,cuando se de el caso de que una gitana bella baile como lo sabe,y èl tìo se encandile,pero detràs de una cortina,seguramente,se esconde la matrona,la dei,que cuida amorosa y atenta a su hija para que nadie le robe la
lacha ye drupos....

Esa mentalidad la expresaba muy bien Dolors,cantando una copla calè:

"Una sola joya tengo,que la estimo en más que la vida, que es la de mi virgen flor,esa es mi primavera...sòlo eso tengo,sòlo a ti te lo doy, compañerito de mi vida,no sabes lo que te amo,azùcar,canela y clavo...Le pido a la vida cosas que no tienen precio,por ello rezo de noche,para derramar sòlo en ti mi alma. No sabes lo que te amo,para ti es la roja rosa de mi rosal, porque cortada por otros, este la toca, aquel que la huele, el otro la mancilla y entre tantas manos,se me deshoja...Compañerito de mi vida,no sabes lo que te amo..."

Quizá sea ese el motivo por el cual las mujeres gitanas sean tan dadas a la magia y los rezos misteriosos,pues buscan siempre el milagro del amor.
Yo,con la incredulidad de mis 15 años,le decìa a la abuelita Dolors que la tal Sara parecìa una superniña,una batichica o la hormiga atòmica...

Mi abuelita se reìa,y me decìa que ya con las burlas ateas del abuelo Jordi tenìa suficiente,y que si me mofaba màs,la Sara Kali no cuidarìa mi corazòn ni me darìa el don del amor puro y eterno.
Creo que si me burlè de màs...
En fìn,creo que analizando este asunto de la relaciòn de mi abuela con esas dos santas,la intención moralizadora de Eulalia catalana y la màgica de la Sara gitana,se entiende un tanto porque la abuelita no quiso quedarse en ese Paris del 48,para ser la amante clandestina del abuelo Jordi ...
Y el porquè èl la dejò partir,se comprende leyendo al escritor,Albert Camus,preferido del abuelo,que decìa:

"Darse sòlo tiene sentido cuando uno se posee a sì mismo..."

.

No hay comentarios: