6/28/2009

Cagar bombones....

Respeta a la mujer: jamàs abuses de su debilidad, muere antes de deshonrarla. Decàlogo Masònico.VI.


Para mi hermano Alonso ,
al que,ahora,por fin,
le doy la razòn,cuando dice:

"dime lo que lees,y te dirè quien eres".


Toda literatura,tiene magia,y quièn aprende a decodificarla,comprenderà mucho de la condiciòn humana.Y es que pasa que cada texto,cada escrito,en su estilo,en su fondo,y en cada palabra,se puede conocer el criterio y los intereses del escritor. Y tambièn se puede conocer la personalidad de los lectores asiduos a esos textos.
Porque leer no es una actividad pasiva. El tema,el estilo y el fondo ideològico son elegidos por el lector,que se identifica y acepta,asimila y digiere lo leido,hasta que decodificado en sus propios valores,o antivalores personales,se apropia de esas ideas para llevarlas luego a la pràctica.
Por ejemplo,cuando alguien lee,y repite convencido frases o citas de su escritor preferido,no
s dice mucho de sì mismo,nos enseña su profundo pensamiento,y su visiòn de la vida.
Un lector que cita, entusiàsmado,frases de uno de los escritores que admira,nos defiene su perfil psicològico,sin que se dè cuenta,y nos dice nìtidamente,como es su actitud respecto a la mujer,al amor,a la pureza,a la justicia,y a la vida,en general.
Cuando se quiere conocer a alguien,dice mi hermano Alonso,basta con ver su libro de cabecera,o
echarle un vistazo a su librero.
Y puede ser,ya que,por ejemplo, frases sencillas como èstas,nos dàn el perfil del escritor,y tambièn el de los lectores que citan y repiten esas frases como si fueran sabidurìa absoluta. Veamos esto:

"El amor es una comedia en un sòlo acto: el sexual..." "Si queréis que una mujer "caiga", quitadle el sostèn..". "El pudor es un sólido que sólo se disuelve en alcohol o en dinero...""Toda sociedad es un or
ganismo podrido que se conserva gracias al hielo de la hipocresía..." Los amores con los que se pretende limpiar los espíritus, suelen no servir más que para ensuciar sábanas..." "Seduciendo dos mujeres a un tiempo se evita el riesgo de interesarse por una sola..." "...Las mujeres son tan incongruentes que, a veces, para seducirlas, hasta da resultado el fingirse sincero, noble y generoso..." "Cuando un escritor admira a otro ya sabe lo que hace con èl: fusilarle..."(Enrique Jardiel ).

Pues resulta que frases asì,que ademàs de estar mal redactadas,reflejan el pensamieto misògino y corrompido del sujeto que las escribiò y, muchos de sus lectores,al repetirlas,reprudecen y se apropian de esa manera reaccionaria y deshumanizada de ver el mundo.

Aunque quizà algunos de sus admiradores no sepan,por ejemplo,que en Catalunya,a ese sujeto que deseaba fusilar a los escritores que fueran mejores què èl, le decìan el "Mico del Generalìsimo",porque era como un bufòn del dictador.

Y es que,aunque el Mico se sintiera màs escritor que el mismìsimo Cervantes,en realidad
era un tipo mediocre,que escribìa panfletos que intentaban ser còmicos sin lograrlo,pero que èl llamaba "obras de teatro",para divertir "moral y decentemente" a los curas y a la mujer del dictador,que eran los ùnicos que le aplaudìan,displicentes, sus chistes fascistas de la posguerra.
Y quizà por su mediocridad era tolerado por el règimen,y es que el Mico,ademàs de lambisconear siempre, de una forma servil y untuosa a su Generalìsimo, se dedicaba a difundir,en sus fallidos guiones de cine y teatro,la ideologìa oscurantista,misògina y racista de la ultraderecha española.
En los años de la Repùblica,la mujer habìa alcanzado un respeto y una libertad,como nunca habìa alcanzado antes en el mundo,pero despuès del golpe de estado de Franco, los franquistas y a los curas,devaluaron a la mujer,las fusilaron,las encarcelaron,las violaron,y las arrinconaron en el silencio,el som
etimiento,la ignorancia,y la servidumbre sexual y domèstica. La mujeres repùblicanas y libertarias fueron asì,vencidas por los curas represivos y los franquistas lujuriosamente hipòcritas...Era entonces muy fàcil,para escritorzuelos mediocres,hacer escarnio misògino de la dignidad de la mujer,y en eso,este sujeto era un especialista...cuando fusilaron a las 13 Rosas,este sujeto publicò un panfleto en un periòdico,asegurando que bien merecido lo tenìan,por ser "mujerzuelas,que por sexo fàcil con la soldadezca se hicieron rojas...esas mujeres sucias de ideas marxistas,son doblemente despreciables,merecedoras de la muerte por haber fallado en su misiòn de madres,de hijas de España..."
Era ducho el Mico escribiendo dicterios sobre las mujeres republicanas y libertarias,y màs si a èstas ya les habìan dado el tiro de gracia...

Pero lo que mejor hacìa el Mico,era chivarse.

Se inflitraba entre los intelectuales y los actores,escuchaba sus conversaciones entre las sombras para descubrir masones o comunistas,y luego los delataba a la policìa secreta de Franco. A las actrices las acosaba,y si èstas no cedìan a sus manoseos asquerosos,lo mismo,las delataba de "rojas" ante la temida Policìa Secreta de Franco.

No se sabe cuantas y cuantos murieron en las càrceles modelo o en los paredones a causa de ese chivato.

El Mico justificaba sus delaciones como una "justa" venganza,ya que de que años atràs,un grupo de "rojos" milicianos le incautaron su auto de lujo,para expropiarle la baterìa,porque la requerìa con urgencia una vieja furgoneta de un maldito chaval masòn,que repartìa libracos entre la plebe,como si esos lerdos miserables necesitaran lecturas en vez de paredòn...Eso de la baterìa fuè una humillaciòn para un genio de la literatura,como se creìa `èl,y por eso jamàs la perdonò...


Tambièn se resintiò mucho cuando,mas tarde, fuè detenido por los milicianos de la FAI, en una checa, durante dos dìas,acusado de haber escondido a un exministro còmplice del golpe de estado franquista.
Ahì fuè cuando volviò a ver al chaval masòn de la furgoneta,repartiendo libros a los presos...Como si un gran escritor, como el Mico suponìa serlo,necesitara leer basura comunista de un tal Machado,o del marica del Lorca...Por eso rompiò los dos libros que le extendìa el niñato aquèl,y cuando el chaval le reclamò por ello,el Mico,prepotente,le dijo que el precio de los libracos de esos escritorzuelos,quedaba màs que saldado con la baterìa robada de su carro...

Luego,atemorizado por los milicianos indigandos que se acercaron para apoyar al muchacho de los libros,el Mico corriò asustado con el comandante de la checa,para delatar a su propio exministro escondido,y salir de inmediato de esa checa...y,sì,los milicianos lo soltaron,pero no ocultaron su desprecio por semejante sujeto,que hasta a sus propios amigos delataba.

Supo,el Mico,asì,que los "rojos" lo soltaron por asco.

Entonces,cuando Franco venciò a los libres,este sujeto se dedicò a lisonjear al dictador,a escribir panfletos de ultraderecha,disfrazados de lacayunas "piezas de teatro",y sobre todo,a espiar y delatar a los discidentes.

Ese sujeto,tambièn,escribìa aforismos "ingeniosos" para los discursos de los militares franquistas,y aùn ahora,los fachos zafios de España,como Rajoy,citan frases del Mico,como para demostrar alguna precaria "cultura literaria"...
A fines de los 40s,el Mico consiguiò que la mujer del dictador le financiara una gira por Argentina,Uruguay y Mèxico,con una mediocre obrilla de teatro. Pero el tipo nunca se imaginò que tendrìa que cancelar todas las presentaciones,debido a que los republicanos exiliados y los intelectuales libres de dichos paises,reventaron cada estreno con actos contra el règimen del golpista Franco y contra el viscoso servilismo y la mediocridad de su lacayo el Mico. Tambièn redactò, financiado por la dictadura,algunos libretos de cine,que igualmente fueron un estrepitoso fracaso.

Al volver a España,conciente ya de su total mediocridad y de su desprestigio como hombre,el chivato destilaba un odio màs feroz y màs vil contra todo republicano,masòn o comunista que cruzara por su torcido camino.

A principio del otoño del 1951,el Mico,totalmente desprestigiado entre los escritores,editores,y gente del teatro de habla española,sumido en una crìsis personal,pues se dice que hasta su propia familia lo despreciaba, y que los propios franquistas,cansados ya de su mediocre bufòn,lo ignoraron,y fuè por eso que entrò en una decadencia econòmica y existencial.Y como necesitaba dinero,y recuparar el aprecio de sus patrones de derecha,incrementò sus delaciones,con las que podìa ganar algunas pesetas.

Pues asì andaba este sujeto en ese otoño del 51,cuando asistiò a una tertulia organizada por Josep Janès,como motivo del Premio Internacional de Novela,promovida por la editorial.
Fuè una reuniòn alegre,en un restaurante de la Barceloneta,con bocadillos y vino para los invitados,y con espectàculo de baile y tablao gitano.

Por bulerìas,los presentes se dejaron ir en palmas con Camaròn y otros talentos gitanos,y con sus bailaoras,las 4 gitanas màs bellas del Raval,pero para Jordi,la màs hermosa era la Loli,que puso toda su sal y su pasiòn en el tablao,porque su marido la estaba viendo. El pùblico se fascinò a tal,que Josep les pidiò màs a los artistas gitanos,a cambio del pago justo y hasta sobrado,de tan contento que estaba.
Pero el Mico traìa consigo el mal fario,y el odio en todo èl,y como nadie le hacìa el menor caso en ese restaurante de la Barceloneta,se dedicò a embriagarse.
Y pasò,que cuando La Loli terminò su baile,y Jordi besò un clavel y se lo lanzò con todo su amor,el clavel cayò al piso,al agacharse Dolors a recogerlo,el Mico,beodo,protagònico y patàn,quizà para joderles a todos la fiesta,y sin ningùn respeto por la mujer,ni por la artista,se acercò por sorpresa,y magreò soezmente el derriere de la Loli,al tiempo que le decìa:
-Si con este culo caliente cagas,has de cagar bombones asados,ramerilla!

Loli intentando alejarse del sujeto,se enredò con los olanes de su vestido,y èl tipo entonces la empujò. Loli fuè sostenida apenas por Jordi,que de un brinco habìa subido al tablado en cuanto viò al Mico acercarse a su mujer.

El Mico todavìa quiso decir alguna sandèz,pero Jordi,que jamàs permitiò que ninguno le faltara el respeto a su mujer, no le diò mas tiempo,pues le soltò tal puñetazo que el sujeto rodò al piso.
Jordi urgiò a Loli a que saliera de ahì,cosa que ella hizo de inmediato con las otras gitanas,mientras el Mico habìa tomado una de las gitarras para intentar golpear a Jordi por la espalda,pero Jaume le avisò a tiempo a Jordi,que esquivò el golpe artero,y respondiò como debìa,hasta que tuvo al Mico en el piso,con la nariz rota. Los demàs no quiseron intervenir,puesto que Jordi estaba en su derecho y el Mico del Generalisìmo ya las debìa.

Cuando por fìn Jordi lo soltò,el tipo mascullò escupiendo sangre:
-Te conozco,hijo de puta,tu fuiste uno de los bastardos masones que me quitaron mi coche...Tu eres el madito masòn de los libros,rojo de mierda!
Hubo un silencio pesado en el local. Entonces Jaume le ofreciò una faca de doble hoja a Jordi y le musitò quedo:
-Mas vale que lo mates ya...por tu vida.
Jordi tomò el arma,el Mico se retrajo aterrado,orinàndose en los pantalones,los demàs,silenciosos,las vistas bajas,empezaron a salir del lugar,como si no hubiesen visto ni escuchado nada...
Entonces fuè cuando entrò Dolors,llorosa,zafàndose de Carlota,Josep y de las otras gitanas que la intentaban sujetar. Al ver lo que pasaba,corriò a abrazar a su amado:

-No,Jordi,no mates,por nuestra hija,tu no eres asesino...Por piedad,tu no...

Jordi,al ver las làgrimas de su amada,cediò en su fiereza.
Luego clavò la faca en una mesa,tratando de recuperar la serenidad...y por fin, abrazando a su mujer,saliò de ese mal lugar de la Barceloneta.


El Mico,entoces,se puso de pìe como pudo y ebrio, ahora de su propia humillaciòn,les gritò con odio total:
-Sois basura de burdel,los dos,una puta y un rojo,sois la vergûenza de España!

Jordi iba a regresar con el Mico,pero Josep se interpuso y con una frase lo volviò a la sensatèz.

-No vale la pena,piensa en tu hija,en Dolors,vete,hermano,porque este hijo de puta te delata...vete por ellas...

El Mico habìa tomado la faca y se dirigìa hacia Jordi,pero dos gitanos lo detuvieron mientras la voz de Miquela retumbò en el lugar.
Miquela,con frìa y profunda intensidad,maldijo en cañì a aquèl ruin sujeto:
-Mal fin tenga tu cuerpo, permita Kristesko que te veas tan podrido del cuerpo como traes el alma, ,que tu mujer te deje por otro, que la mala sombra se te monte a ti y hasta al ùltimo de tus descendientes...que los lobos de la noche te devoren la garganta para que no vuelvas a decir palabra...que malos cuervos te arranquen la lengua, que te mande a cada rojo y a cada puta a escupir tu tumba con asco por un siglo...que te mueras solo como perro leproso...que mis ojitos te vean pinchado de la màs dolorosa agonìa y que sea yo la que escupa tu tumba en menos de 6 meses, y que los diablos te lleven en cuerpo y alma al infierno...Seis meses...jobè chonòs,pa tucue mule, chorrè arate!

Dicen los que lo vieron,que en ese momento el Mico cayò de rodillas,trèmulo,y luego saliò corriendo despavorido...
Dicen que anduvo vagando confuso y aturdido toda esa noche por la playa,y cuando al amanecer,recobrò la lucidèz por fin ,fuè derecho hacia el cuartel de la Guardia Civil...

Y dicen que las ùltimas palabras que pudo soltar en su vida, fueron para denunciar a Jordi,por masòn y por comunista para que fuera fusilado.

Noches despuès,al Mico lo alcanzò su sombra...
Primero fuè que se encontrò a su mujer con otro hombre en la cama,y como se trataba de un poderoso cura falangista,el Mico tuvo la prudencia de no interrumpirles el coito,y volver a Madrid,sufriendo ese desengaño amoroso,y un tremendo dolor en la garganta,para llegar en mala hora,al estreno de la que serìa su ùltimo montaje teatral y su màs grande fracaso...pues ni siquiera se cubriò el diez de cien de las plateas,y el poco pùblico se saliò a los diez minutos de iniciada la obra...
Ya no les caìa en gracia ni a los franquistas...
Arruinado entonces,dejò de hablar y hasta de emitir gruñidos,acogotado por un dolor tremendo,que decìan los curas,colegas del amante de su exmujer,era un castigo divino,pues el Mico siempre hablò de màs...

Pero lo cierto fuè que el Mico sufriò una larga agonìa,ya que un càncer en la laringe lo remitiò al silencio,y asì,abandonado y despreciado por todos,Jardiel muriò en la miseria total,en el febrero del 52,justo a los seis meses de aquèl incidente con los gitanos de la Barceloneta...

Y con todo esto, se entiende porquè aquèl sujeto escribiò tales sin razònes,y la causa de que algunas personas sigan leyendo y citando,gustosos,las frases reaccionarias del Mico,quizà se deba a que se identifican plenamente con la manera amarga y corrompida de ver a la mujer,al amor y a la hombrìa que tuvo ese miserable sujeto...

Aunque mi abuelo Jordi,que tenìa otra manera màs bella y alegre de ver la vida, decìa risueño,ruborizando a la abuelita, que todo ese asunto del Mico se hubiese evitado aceptando la verdad,ya que la realidad cruda era que mi abuelita Dolors,ademàs de crear ideas-caramelos,tenìa un derriere tan bello,que si,efectivamente, cagaba bombones...


.

6/19/2009

Muñequitas...



Es sencillo: Se recortan despacito,cuidando de no trozar las pestañitas de sus vestiditos.
Luego se visten,y ya que quedan guapìsimas se van de paseo a dònde una se imagine...Claro que si es un dìa de nevada,deben ir abrigaditas...con bufanda,botitas y abrigo...ah,no olvidar el osito de la beba....Lista!... Ahora se va de paseo...

Ah,pero antes,quisiera contar el cuento de como fuè que estas muñequitas llegaron a mis manos...
En los primeros años de la dic
tadura franquista los niños del pueblo no tenìan juguetes.
Reciclaban palitos,semillas,conchitas del mar,o balines de los naranjeros usados como canicas,porque los niños y las niñas no pueden evitar jugar,aù
n despuès de una guerra.
El juego podìa ser tan sencillo como trazar en la tierra con un carbòn, un aereoplano,o en un cartòn las casillas de la oca.
Pero a las niñas les gustaban,desde siempre las muñecas.

Y las niñas pobres,cuando mucho,podìan tener un monigote de trapo,cosido en una calceta por sus abuelas.

Pero pasò que Jordi deseaba comprarle la màs hermosa muñeca a su hijita recièn nacida,que era un sol, y a la que Dolors se empeñò en llamar: Inès Eulalia Marìa Monserrat,a lo que Jordi sòlo pudo agregar,por ùltimo el hermoso nombre de Llúcia.

Cuando naciò,Dolors fuè ayudada en el parto por Miquela y por Jordi,que al ver a su hija,se volviò como tonto o loco,segùn sus propias palabras. Por eso quiso comprar dos bellas muñecas,una para su amada y otra para la hija de ambos.
Se fuè a las tiendas de ricos,y viò que sus precios eran inaccesibles,pues èl no tenìa màs trabajo que imprimir de vez en cuando en el sòtano de su casa,algunos documentos falsos para venderlos en el contrabando.
A veces iba con Jaume al tren,y se ganaba algunos duros cargando el contrabando en los coches,pero su pierna lastimada en la guerra no le ayudaba,asì que Dolors y Jordi la pasaban mal econòmicamente.
A veces Dolors se daba una escapada a las ramblas y con Miquela hacìa gitanerìas: echàba cartas o leìa la mano a los turistas,siempre escòndiendose de la guardia civil,porque si las descubrìan,significarìa càrcel segura.

A veces,se volvìan hijas del viento y tomaban frutas o telas que no eran suyas. Con eso hacìan frutas cristalizadas o ropa para vender. Pero Jordi se enojaba con Dolors por ello,y màs aùn,con su embarazo avanzado.
Y ahora que habìa nacido Lucìa,Jordi necesitaba esas dos muñecas para premiar a su amada Dolors por el regalo de esa nena,y a su hijita,darle su primer juguete.
Viendo los escaparates de las tiendas de ricos,fuè que se encontrò con Carlota Sabatè.
Era la empleada de la tienda de juguetes, y èl la conociò cuando èl tenìa 5 años, y ella 8,y es que el padre de ella puso una vidrierìa al lado de la tienda de libros del padre de Jordi,asì que vecinos y yendo juntos al cole, se hicieron muy amigos y màs cuando ambos se unieron a las brigadas anarquistas de Durruti .

Ahora ella era una señora seca y tensa,con mirada evasiva y con miedo en cada uno de sus movimientos.
Se reconocieron de inmediato,pero ambos,temerosos,fingieron no conocerse,el
hablò en francès,fingiendo no ser barcelonès, y ella le constestò parca, en español,pues era imposible,en esos tiempos,usar el catalàn. El preguntò por el precio de las muñecas.
Eran carìsimas.
El intentò explicarle a Carlota la urgencia de comprarla
s para su esposa y su nena recièn nacida,pidièndo una rebaja,no alcanzaban las pesetas que traìa consigo para comprar las dos muñecas,y no llegarìa a casa sòlo con una.
Carlota,seca,frìa,negò. El precio era ese y punto,y le pidiò que se fuera del local porque se disponìa a cerrar ya.

Jordi,se tragò su orgullo y saliò frustrado del lugar.
Caminaba despacio por el dolor de su pierna y de su espìritu,cuando dos
calles màs allà,oyò que lo llamaban:
-Señor,oiga! Olvidò èsto en la tienda,oiga!

Pensò que no era con èl el lìo,pero al ver a Carlota c
orrer con un paquete hacia èl,se detuvo.
El quiso negar.

-No es mìo...
-Claro que es tuyo,tìo,no me jodas-dijo ella,sumamente nerviosa-tòmalo,tènlo ya, que pareces gilipollas!


Casi se lo lanzò en los brazos y en dos segundos,la mujer desapareciò entre la gente que se apiñaba para subir al tranvìa.

Jordi quedò ahì a media rambla,confuso y atemorizado.
Cubriò como pudo el paquete bajo su abrigo,y echò a andar,alerta y de prisa,hasta llegar a casa.
En el patio abriò el paquete:

Ahì estaba un muñeca bellìsima,con carita de porcelana y cuerpecito de franela,su vestidito era de campesina catalana,con todo y alpargatas y a su lado un borreguillo de lana. La otra caja tenìa un bebè de sololoy,con un chupete y un sonajero en forma de conejito.
Jordi,conmovido,llorò. Por fìn,viò en el fondo del paquete,un mensaje:

"Compañero Jordi. Enhorabuena por su pat
ernidad, y en recuerdo de la brigada del Biberòn...Viva la Repùblica,Visca Catalunya !...p.d. queme este recado en cuanto lo lea,por nuestras vidas."

De inmediato quemò el papel y Carlota,en ese momento,fuè como un hada madrina para Jordi,Dolors y la pequeña Lucìa.


Ni que decir que Dolors fuè sumamente feliz con esos regalos y con el amor de Jordi,ya que por otro lado,Lucìa ni se enteraba de nada,tan acogida estaba por el calorcito de su cuna y la teta de su madre.

Tiempo despuès,Jordi se acercò a la jugueterìa y dejò un pañuelo que Dolors bordò para Carlota,con un recado de Jordi.
Asì fuè como Carlota empezò a visitar a la pareja,y a encariñarse con la pequeña Lucìa.
Carlota,ademàs de empleada en la jugueterìa,era una talentosa dibujante.
Pero a lo que realmente dedicaba su vida,era a la resistencia Maqui.



Desde el mismo mes de julio de 1939, y en toda España,se luchò clandestinamente contra el fascismo. Fueron grupos de obreros y de campesinos que se marcharon al monte para librarse de los fusilamientos y luchar contra las fuerzas fascistas lanzadas en su persecuciòn.
Este movimiento guerrillero,al que Joao,el bandoleiro portuguès, se unirìa años màs tarde, era articulado y provisto de suministros por las organizaciones clandestinas de resistencia,formadas generalmente por los civiles republicanos de las ciudades,que no se conformaban con la dictadura.
Asì,Carlota, formaba parte de los rebeldes que llevaban comida o medicinas a los
maquis,entre los que se encontraban su marido y sus dos hermanos.
Por eso,cuando la corrieron de la jugueterìa al echar en falta las muñecas regaladas a Jordi,se preocupò mucho,pues ya no tendrìa dinero para ayudar a los guerrilleros del monte,y màs que por esos dìas arreciaban los combates,las escaramuzas y las emboscadas a la guardia civil, y màs se necesitaban los pertrechos y las medicinas para los bandoleros de la resistencia contra el asesino Franco.
La partida de maquis a la que Carlota y otros apoyaban desde Barcelona tenìan su campamento en Sant Celoni,y continuamente habìa bajas de la guardia civil vìctimas del bandolerismo libertario.
Los maquis catalanes no quisieron que Jordi se uniera a ellos en el monte,porque no tenìan suficientes armas,porque Jordi tenìa el problema de su pierna,y porque era màs ùtil en Barcelona como editor clandestino de propaganda revolucionaria.


Dolors le diò gracias a Santa Eulalia por eso.

El caso es que la situaciòn era sumamente precaria para Jordi,Dolors y ahora tambièn para Carlota.


Entonces fuè que a Jordi se le ocurriò una idea sencilla,y por eso mismo,genial.
No habìa muñecas para las niñas pobres?
Pues entonces a hacerlas.

No habìa material...
Pero habìa papel del estraperlo en el tren y la vieja imprenta descompuesta del padre de Jordi en el sòtano,y tintas.

Y Jordi sabìa que Dolors gustaba de jugar a diseñar todos los vestidos que soñaba tener un dìa.
Y Carlota,sabìa dibujar.


Asì que Jordi,en dos dìas preparò placas,tintas,y papel y arreglò la vieja imprenta manual de su padre.
Entonces Dolors y Carlota dibujaron a las prim
eras Mariquitas para recortar,y Jordi las coloreò y las imprimiò...
Luego iban por las Ramblas vendièndolas en los kioskos de periòdicos.

Comenzaron haciendo series de muñequitas con el nombre de MariLola,luego con el de Carlita,luego con el de Lucy,y Arañita,Shirley,Tomasita y muchas màs,es que eran series que constaban de 4 o 5 làminas,reeditadas en tintas coloridas. Carlota y Dolors,divertidas como niñas,dibujaban las mariquitas con movimiento,con ropita como de cuento,con caritas tiernas y sencillas,tipo merceditas.

Cada muñequita o rorro,hacìa ciertas cosas,como ir a la playa,o al cole,o jugar a la comidita o ir de paseo a la nieve de la montaña.

Dolors diseñaba la ropita de papel,Carlota se afanaba en las caritas,y Jordi acunaba a la pequeña Lucìa. Cuando por la noche los dibujos estaban listos,Jordi los corregìa,los coloreaba y los imprimìa ayudado por Dolors,mientras Carlota iba a ver su marido al monte.

Pronto los viejos Jaume y Miquela se unieron a la empresa de las muñequitas de
papel,y a Jaume fuè que se le ocurriò contrabandear una caja de tijeritas infantiles.
Y entonces Jordi y Dolors se dedicaron a pegar las tijeritas al lado de las làminas de las muñecas de vestir.
Iban todos a venderlas a los kioskos y se vendìan como pan caliente y con el dinero ganado pudieron comer bien,calentarse en invierno y seguir con las reparaciones de la casa.


Y tambièn fuè que en esos meses,se esparcìa, en toda Barcelona, propaganda antifranquista impresa,que grupos de embozados lanzaban,cada amanecer, desde carros a toda velocidad, por las ramblas,y que ponìa frenèticos a los guardias franquistas,porque con eso la gente se enteraba de la lucha maqui,se colectaba dinero para la causa y se rompìa el cerco fèrreo y mentiroso que mantenìa el franquismo hacia toda informaciòn verdadera.
Esos volantes significaron el ùltimo reducto de la libertad de prensa y fueron para muchos catalanes,la ùnica esperanza de ver,algùn dìa,libre a Catalunya.

Un dìa,mientras dejaban sus muñequitas en un puesto de periòdicos de las ramblas,Jordi y Dolors,que siempre cargaban con su nena,fueron detenidos por tres hombres muy serios...
Jordi y Dolors temieron que fueran policìas de la secreta,pero no: Eran Paco y Pantaleòn Bruguera,y el otro era Josep Janès.
Querìan saber quien hacìa esas muñequitas de vestir.

Y asì fuè como Jordi y Carlota fueron contratados por la editorial Gato Negro,que luego cambiarìa su nombre por el del apellido de los dueños.


Dolors se alegrò de por fin tener tiempo de cuidar de su hijita y asì fuè que Jordi se empleò en editar e imprimir colecciones de libros de bolsillo,literatura juvenil y comics o tebeos,con un buen sueldo,por fin.



Y Carlota se dedicò a dibujar innumerables series de mariquitas,en un hermoso cuadernillo que se llamò "Tijeritas",que imprimìa Jordi para la editorial.
Fuè asì que en esos años,semanarios como Pulgarcito,el
Periòdico infantil,el Din Dan,y las colecciones de Novelas populares,o los cuadernillos de El Capitán Trueno,o el Karikato de las aventuras del perro Top,y los cuentos de Grimm,Perrault y Andersen,entre muchos màs,con ese minusioso trabajo de Jordi, y de los talentosos dibujantes como la tìa Carlota,fueron accesibles para muchos niños de la posguerra.



Bruguera fue la mayor editora de còmics de España en esos años y el negocio de los tebeos fuè la sensaciòn a fines de los cuarenta y principios de los cincuenta:era como un tìmido brote de cultura en esa España oscura,pues se publicaban revistas de bajo coste con pocas páginas y papel corriente,con poca gama de color,pero que enseñaba a leer y que era la ùnica alegrìa para muchìsimos niños y niñas que habìan perdido a sus padres,padecìan hambre y no tenìan juguetes...Dècadas despuès,esa editorial se fuè a la quiebra,y lo que quedò de ella fuè absorbida por una trasnacional,que se olvidò de los tebeos infantiles y las muñequitas de papel para recortar y vestir...
Y esa es la historia de las muñequitas de papel para vestir que me contò mi avi Loli mientras recortàbamos algunas, con sus lindos trajecillos de papel para vestirlas muy majas y llevarlas a pasear,con sus canastitas y sus sombreros, a un picnic en el campo...

-

Els amants....



"La carn vol carn...

No hi havia a Barcelona dos amants com nosaltres.

Feroçment ens amàvem del matí a la nit.
Tot ho recorde mentre vas estenent la roba.
Han passat anys, molt anys; han passat moltes coses.
De sobte encara em pren aquell vent o l'amor
i rodolem per terra entre abraços i besos.
No comprenem l'amor com un costum amable,
com un costum pacífic de compliment i teles.
Es desperta, de sobte, com un vell huracà,
i ens tomba en terra els dos, ens ajunta, ens empeny.
Jo desitjava, a voltes, un amor educat
i en marxa el tocadiscos, negligentment besant-te,
ara un muscle i després el peço d'una orella.
El nostre amor és un amor brusc i salvatge
i tenim l'enyorança amarga de la terra,
d'anar a rebolcons entre besos i arraps.
Què voleu que hi faça! Elemental, ja ho sé.
Ignorem el Petrarca i ignorem moltes coses.
Les Estances de Riba i les Rimas de Bécquer.
Després, tombats en terra de qualsev
ol manera,
comprenem que som bàrbars, i que això no deu ser,
que no estem en l'edat, i tot això i allò.

No hi havia a Barcelona dos amants com nosaltres,
car d'amants com nosaltres en són parits ben pocs..."
Edoard Sallière.



---000----
Los amantes.

"No había en Barcelona dos amantes como nosotros.

Ferozmente nos amàbamos de la mañana a la noche.
Lo recuerdo todo mientras tiendes la ropa.
Han pasado años, muchos años; han pasado muchas cosas.
De pronto aùn me atrapa aquel viento o el amor
y rodamos por el suelo entre abrazos y besos.
No comprendemos el amor como una costumbre amable,
como una costumbre pacífica de cumplidos y telas.
Se despierta, de pronto, como un viejo huracàn,
y nos tumba a los dos en el suelo, nos junta, nos empuja.
Yo deseaba, a veces, un amor educado
y el tocadiscos en marcha, negligentemente besàndote,
ahora un hombro y despuès el lòbulo de una oreja.

Nuestro amor es un amor brusco y salvaje,
y tenemos la añoranza amarga de la tierra,
de andar a revolcones entre besos y arañazos.
Què querèis que haga! Elemental, ya lo sè.
Ignoramos a Petrarca e ignoramos muchas cosas.
Las Estancias de Riba y las Rimas de Bècquer.
Despuès, tumbados en el suelo de cualquier manera,
comprendemos que somos unos bàrbaros, y que esto no puede ser,
que no estamos en la edad, y todo esto y aquello.

No habìa en Barcelona dos amantes como nosotros,
porque amantes como nosotros se han parido muy pocos..."


trad.
lliure per als meus avis

R.S.


6/17/2009

Las tres rosas...


Encontrè algo en el armario de la abuela Dolors:
En un antiguo arcòn,envuelto en papel de arroz,estaba su tocado: una pei
neta, de carey nacarado, retocada con un velito de encaje de punto e hilo rosa pàlido,rematado por un moño de terciopelo blanco perlado,con pequeñisìmas flores de azar de cristal y cera,se unen a una mantilla de seda blanca,llamada la blonda catalana. Para ponerlo se necesita recogerse el cabello en chongo,con una red negra adornada con diminutos cristalitos que simulan las estrellas en la negra noche de la cabellera...

Ahì estaban, a un lado,sus mitones de encaje blanco,su bajo-falda de encaje y seda blancos,y la enagua de hilo con entredòs bordado de flores,similares a magnolias o nardos,sobre fondo rosado,y sus medias blancas de seda casi translùcida y el liguero para sujetarlas,una delicadeza de florales encajes rosados tramados en bolillo.

Tambièn encontrè en otro envoltorio cuidadoso, el corset de hilo con entredós, pasacintas y volados de broderie y la blusa de chantilly bordado de gros,con tiras de mostacilla,
y pechera blanca de seda,y puntillas de bolillo en cuello y puños,sus botoncitos son en forma de florecitas,y se abrocha por la espalda con cintas rosas y blancas.La mantilla de talle,de seda blanquìsima,con rosas bordadas de filigrana dorada y rosa....El cinto,de terciopelo trenzado con cintas de negraubòn,color palo de rosa,y la falda,espuma hecha tela,tul y seda salpicadas de algunas lentejuelas de cristal.
El abanico de encaje y motivos de rosas,y los zapatos de cabritilla negra,con moños de seda en el empeine,y con pequeñas borlas de lana azul cielo para atar sus cintas al tobillo.

Es el vestido de novia que usò Dolors para casarse con Jordi,y que luego usarìa Lucìa,mi madre,para casarse con Joao,mi padre.Lo usaron ambas,y lo guardaron con sumo cuidado y esperanza para mi.
Un menagge para nupcias gitanas,pero,con definitiva influencia francesa,y a la vez,muy catalana.


Me lo he probado,y me ha gustado,y aunque se que nunca lo llegarè a usar,me parece muy hermoso.

No encontrè el ramo,porque en las bodas gitanas,se usan ramos de fl
ores naturales. Seguramente,algunas de esas flores,estaràn guardadas dentro de un bello libro.
Ese traje de novia fuè el regalo que el patriarca Jaume y su rai,o clan,le regalò a Dolors,un menagge nupcial traìdo desde Francia,para la mìsmisìma marquesita de Villafranca,pero que la astucia y maña zìngara obtuvo sigilosa del expresso,junto con otros hurtos y contrabandos,para la hija adoptiva del tìo Jaume,el patriarca del Montjuic,novia que era mucho màs bella y màs amada que la pobre marquesita,que era fea y entrada en carnes,como muchas madrileñas.
Miquela cosiò y adaptò el vestido para la fina figura de Dolors,y para Lucìa no hubo que hacer màs arreglos. Tal pareciera que la talla de las mujeres se hereda de abuela a madre y a hija,porque pare
ciera que el vestido nos quedaba justo y còmodo a las tres.
Aunque yo no lo usarè,lo guardo porque es parte del sueño de amor de ellas,y sè que fueron muy felices las dos al usarlo.

Cuando Jordi le propuso matrimonio a Dolors,se sorprendiò mucho ante la negativa de ella,y es que en esos tiempos de Franco,sòlo se aceptaban las bodas por la iglesia catòlica,y Dolors detestaba a los curas. Fuè Miquela la que sugiriò a Jordi que se casaran por el rito gitano,que aunque no era reconocido de ninguna manera por el règimen,y hasta se corrìa peligro de muerte si los sorprendìan en ello,era una manera de unirse muy seria,solemne y honorable,y es que casarse asì, fuè una sorpresa que le tenìa reservada Dolors a Jordi.
Jordi,aceptò fascinado,y acatò todos los rituales con absoluta varonìa.

La diferencia entre un matrimonio gitano y uno de gadye es que la boda gitana es esplendorosa,sencilla y,ùnicamente,basada en el amor y la libertad.
Y es que para los gitanos el amor que ata,està mal atado.El matrimonio gitano es fiel y entre ellos no existe la traiciòn: La fidelidad Gitana se guarda con candado.
Y esa es la diferencia con un matrimonio gadye,o de payos, en el cual hasta se celebra la deslaltad como gracia machista.Si el matrimonio gitano no funciona, lo que no es usual, se habla
con verdad y se busca la separación cordial, que sòlo la puede realizar el patriarca.
Los gitanos respetan mucho a los mayores,y su primera y principal fuerza,es la uniòn entre ellos,y el total respeto a la libertad.
Por eso Dolors obedecìa todos los consejos de Jaume co
n respeto,y por eso deseaba complacer a su padre adoptivo y al rai con ese rito nupcial.
Y ella tenìa la ilusiòn...que en seguida Jordi hizo tambièn suya.

La boda de Dolors y Jordi fuè bellìsima,segùn las palabras de Dolors cuando la narraba. Y segùn Jordi,fuè el acto màs poètico y ètico que hubièse hecho,y que de tan sublime que fuè, entendiò el sentido màs delicado y apasionado del amor con Dolors.
Obviamente estaban muy enamorados,pues no se explicarìa de otro modo tanta efusivid
ad de ambos,para recordar despuès de tantos años,dicho evento.
(Aunque esa misma magia y belleza la recordaban mis padres de su propia boda con los gitanos)


A mi me gustaba imaginar lo que la abuelita contaba de esa tarde de primavera,con los niños gitanos gritando y corriendo alegres entre los carromatos,las chabolas y las furgonetas aposentadas en el campamento sobre las faldas del Montjuic,con la vista dorada del Mediterràneo en el horizonte,bajo la sombra fresca de los almendros,y a la vera del rìo Besòs.



Ese dìa estaban todos los gitanos y gitanas del barrio,y tambièn parientes de Màlaga, Valencia,Sevilla y Còrdoba, y del otro rumbo,del Rosellò y de Auvernia,llegaron invitados por Jaume.

Habìan montado una chabola cubierta de flores,y amueblada con cojines y edredones,sòlo para los novios.
Asì fuè que entre el barullo de gitanos con camisas de seda y gitanas luciendo sus màs bellos trajes de terciopelo y raso, Jordi apareciò,guapìsimo ,segùn Dolors,con su traje payès de lana negra,su barretina roja,su refajo negro y botas de ternerilla negras,claveteadas por los mejores zapateros gitanos,porque si algo hay en Catalunya,es magnìfica peleterìa,eso sì.

A su lado,Jaume,le diò el saludo al payo,y luego todos lo vitorearon,lo felicitaron,le desearon la mejor de las suertes.

Y entonces saliò ella de la chabola nupcial:
Envuelta en velos blancos,maja como ninguna en el mundo,con su hermoso vestido de novia,era Dolors un cielo, con la màs bella sonrisa que iluminaba todo con su alegrìa,su inocencia y su ilusiòn,era Dolors,toda ella, una bella luz ùnica en el mundo,segùn palabras de Jordi.

Los novios sòlo pudieron mirarse,pues en ese momento no podìan tocarse.
Primero fueron limpiados por las tìas y matronas,con ramos de yerbas de aromas dulces,luego purificados con gotas de agua de mar y pètalos de flores.
Despuès las matronas metieron a Dolors a la chabola,la desnudaron y la prepararon con perfumes y aceites màgicos,para recibir al novio.

Cuando estuvo lista,dejaron entrar a Jordi,y las matronas salieron cerrando la chabola tras de si para que la pareja realizara el ritual del ajuntamiento. Sòlo quedò, tras una cortina espesa, Miquela como ajuntaora,esperando discreta,por el pañuelo blanco de la prueba.
Todos,afuera,se habìan dispersado.yendo hacia la parte norte del campamento, donde habìa instalada una peña con tablao y baile, y comida y bebidas,dejando a los novios solos en su amor a la ribera del rìo...
Fuè asì como Jordi y Dolors se regalaron uno al otro, perdidos de amor,y unieron
con sus cuerpos lo que sus almas habìan unido ya.

Jordi tomò su virginidad con delicadeza y sensualidad,y al final,con absoluta ternura,usò el pañuelo blanco que estaba doblado en tres pliegues,y con èl acariciò los labios vaginales de Dolors,y hùmedo ya de esa sangre virginal,se formaron en el pañuelo las tres rosas.

Luego,ambos,emocionados,enamorados,dieron el pañuelo a Miquela,que saliò de la chabola para jurar ante el clan por Endivè,que la virginidad fuè dada y la boda habìa sido consumada.

Un murmullo de voces llegò hasta Dolors y Jordi que se besaban y acariciaban aùn sobre los edredones de su chabola nupcial,y entonces,alegres,escucharon a Miquela gritar,henchida de orgullo:
-Aquì està el pañuelo con la sangre de mi niña Dolors sobre los tres nudos de su esposo Jordi!

Todo mundo corriò hacia Miquela,y fuè cuando casi doscientos gritos de alegrìa total se elevaron en el aire,pidiendo felicidad y salud para la pareja.
Para los gitanos esa pureza de la novia entregada es el ritual de la alboreà.Y cuando Miquela exibiò el dilko de las tres rosas, demostrando la legitimidad del matrimonio,todos iniciaron un cante màgico:

"En un verde prado sacò su pañuelo,
sacò su pañuelo,

salieron tres rosas como tres luceros
como tres luceros.

Ay!, levanta, levanta, levanta
Que se vean las enaguas blancas.

Fueron tres rosas,
fueron tres rosas,
fueron tres rosas".

Despuès de eso,una vez casados,mientras Jordi era bañado por Dolors con agua fresca del rìo y pètalos de flores,le prometiò serle siempre fiel,y ella le prometiò lo mismo a èl,cuando,Jordi,luego, la ayudò a vestir de nueva cuenta su hermoso traje de novia.
Cuando ambos fueron invitados por el patriarca a salir de la chabola,lucìan aturdidos y
felices,y decìa la abuela,que èl tenìa làgrimas en los ojos y le sujetaba la mano con intensidad,sin soltarla un minuto.

Al salir,todos se precipitaron hacia ellos para felicitarlos,y brindar. Y pronto los solteros del campamento los alzaron en hombros llevàndolos en ronda,entre risas y bromas,y cuando las matronas cantaban el alegre Kelli,haciendo bailar a todos al son de la canciòn,asì los novios fueron pasando de hombros a hombros,sin soltarse de las manos,mientras les llovìan montones de pètalos de flores,peladillas y rocìo de agua perfumada...


Despues del paseo,fuè Dolors sentada en una silla alta,como especie de trono,mientras que todos los gitanos jòvenes se abalanzaron sobre la camisa de seda blanca de Jordi y a tirones la rompieron,y para luego abrir paso al patriarca,que diò a Jordi una camisa nueva,de seda negra.Y ya vestido Jordi, como hombre casado,sentado al lado de su mujer Dolors,hubo otro brindis y un beso apasionado entre ambos para sellar el pacto de amor.

Acto seguido,ente risas y algarabìa,se extendiò frente a ellos una lona en la que cada invitado fuè ponìendo los regalos del ajuar: Desde colchones,almohadas,trastos de cobre y plata,hasta baules con edredones y ropa de cama. Miquela y otras parientes acomodaron bolsas,cajas y baules con los regalos y vocearon enumerando cada obsequio,como si de pregonar la mercancìa en el Mercat del Born se tratase, gritando en voz alta:
“¡al colchòn y la almohada de Francia!”, “¡una sàbana de seda pà la primera noche... otra sábana, pà la segunda noche... cuberterìa de plata, cinco platos de alpaca, seis pocillos
de cobre grabado…!” “¡Mira cañì, que manta màs guapa, pà la primera noche! esta toalla pà que no cojan frío…!”

Asì fuè,que gracias a la generosidad de los gitanos,pronto se formò una montaña de regalos que llegaban a la cintura de la matrona.

Miquela y Jaume agradecieron a todos,uno por uno,con palabras especiales para cada quien,los regalos,orgullosos ambos de su niña paya.

Luego,les tocò a ellos dar el regalo a los novios,y Miquela empezò a sacar y ennumerar todo lo que habìa ido guardando a la Loli desde que la pequeña desamparada llegò a sus vidas: vestidos,pañuelos,abalorios,perfumes,prendas interiores de encaje y seda,y a Jordi,el patriarca le regalò un mulo, algunas camisas de seda,pantalones de lana peinada,sombreros,y claro: libros robados en el expresso de Francia....ese fuè el mejor ajuar que se habìa visto en una boda gitana desde la guerra civil, con tantos regalos que Dolors y Jordi decidieron, dìas màs tarde,repartir algunas cosas de ese ajuar tan grande, entre las novias gitanas que se habìan casado recientemente y que tenìan poco.

Luego Jaume hizo pasar la "manzana" entre los hombres,es decir,un saquito de gamuza en el que se iba metiendo el dinero para los primeros dìas del matrimonio,gritando cada quièn lo que iba dando:
"Dos mil pesetas del Canero! Mil duros del padrino! Mil quinientas bolas del Noiret!..."


Asì,ademàs del esplèndido ajuar, los novios se tuvieron una dote del clan de veinte mil pesetas y un mulo.Despuès de los regalos, llegaron las almendras. Jordi cargò a Dolors en medio del corro,a la vez que ella le puso una corona de flores a èl,mientras las mujeres les tiraban almendras para la fertilidad de la pareja.
Y despuès de eso, todo el mundo se fue a las mesas de comida,para dar cuenta del banquete.
Mientras Jordi y Dolors cortaron la tarta de higos,natilla,miel y cava,las mujeres cantaron:

"Se lo merece,
se lo merece,
quien quiera tarta
que eche un billete.

"Mìrala, mira la tarta,
Mìrala, mira la tarta".

Y entonces los hombres,al tomar su rebanada de tarta,iban dejando un billete clavado en un pan puesto exprofeso,como ùtlimo regalo para la luna de miel.
Luego se repatieron los pasteles de jamòn y setas,y se prendiò la lumbre para asar sardinas y otros peces,y ya fuè pasar toda la noche en cantar y bailar.

Jordi no podìa comer un bocado màs,pero Jaume le dijo: "anda payo,menos remilgos que se ve que eres de buen comer..." y Jordi tuvo que zamparse cantidad enorme de chorizos,jamòn,sardinas y cava,hasta que entre risas,Dolors le dijo que ya estaba bueno de tanta gula.

Fuè su primera y ùnica discusiòn. Ella lo perdonò en seguida,y èl no tuvo màs remedio que dejar su legendario apetito,para otro dìa que no fuera de boda.
La Loli bailò y cantò esa noche con especial duende,bajo la luna y para la mirada de fuego de Jordi,mientras el sol se ocultaba en el horizonte,como no queriendo dejar la fiesta.

Cuando la luna llena saliò vestida de lujo con su mejor traje de raso blanco,fuè entonces que Jordi cantò las màs dulces coplas a su amada Dolors.
Cuando la noche fuè espesàndose,y la cava logrò que la mùsica se volviera drama,las voces de gitanas y gitanos tomaron fuerza y entonces ya todo fuè pura magia,hundièndose en lo màs profundo de las almas de cada gitano y gitana.

El baile y el cante al calor de una guitarra y esas palmas que repercutìan en los corazones indujeron a Jordi y a Dolors a darse todo en un beso apasionado.
Luego,sigilosos,los novios dejaron la fiesta montados en el mulo,para ir a festejar con sus cuerpos una larga luna de miel que les durò hasta la muerte...
Asì lo contaban los abuelos,y tal vez por eso,mi mamà tuvo tambièn esa ilusiòn de unirse en amor a mi padre,por el rito gitano...

Pero pasa que ahora,en estos tiempos,ilusionarse asì,parecerìa una reverenda estupidèz,y quizà por eso,es que vièndo el traje de novia que usò mi abuela,y luego mi madre,sòlo me viene a la mente aquèl verso de Gracìa Lorca:

Todas las rosas son blancas, tan blancas como mi pena, y no son las rosas blancas, que ha nevado sobre ellas.
También sobre el alma nieva.

La nieve del alma tiene
copos de besos y escenas que se hundieron en la sombra o en la luz del que las piensa.
La nieve cae de las rosas,

pero la del alma queda,
y la garra de los años hace un sudario con ellas.
Se deshelarà la nieve
cuando la muerte nos lleva?
O despuès habrà otra nieve y otras rosas más perfectas?

Y si el amor nos engaña?
Si la esperanza se apaga
?
qué antorcha iluminarà
si el crepùsculo nos hunde
en la verdadera ciencia
del Bien que quizà no exista,

y del Mal que late cerca?
Si ese blanco es un ensueño,
qué será de la inocencia?
Què será del corazòn
si el Amor no tiene flechas...?

Y si el amor es la muerte,

qué serà de los poetas y de las cosas dormidas
que ya nadie las recuerda?


Hoy siento en el corazón
un vago temblor de estrellas
y todas las rosas son tan blancas como mi pena...

.

La casa de los miedos...


Se sabìa que estaba infestada de fantasmas.

Era una finca de dos plantas,ruinosa, sola e insolente hacia los miedosos que hacìan un rodeo para evitar pasar frente a ella.
Se cubría de misterio para que nadie la poseyera, todos hablaban de ella como si fuera un monstruo de piedra gris.
Sòlo algunos pàjaros la adoptaron por nidal, y pronto se llenò de maleza.
Nadie se atrevìa a abrir las puertas de esa construcciòn abandonada.

Algunos falangistas que osaron entrar para vandalizarla en el 39,con la derrota de la Repùblica, vieron con ojos aterrados, como platos, formarse espectros,como pequeños remolinos de furia, en la estancia principal, "rojos" que,post mortem, les lanzaron piedras,cristales rotos y fierros,como cosa del demonio.

Luego,años despuès,unas monjas que deseaban comprar el predio,fueron perseguidas por una sombra en forma de alimaña que aullaba con terrorìficos lamentos y les levantò lujuriosamente los faldones de los hàbitos.
Otros màs,decìan haber visto brumas,luces mortecinas,y cada noche se escuchaban quejas desgarradoras y ruidos atronadores.
Pasa que los fantasmas tienen esa costumbre de estar y no estar. Un fantasma podrìa estar detràs nuestro y no lo sabemos.
O puede no estarlo y nosotros convencernos de que sì.

El caso es que esa casa estaba encantada segùn todos los vecinos de la Barceloneta.
Se hizo,entonces,fama como sitio de terror, como un lugar macabro, un lugar poblado por fantasmas y el que llegaba a la casa abandonada estaba ad portas de confrontar un pànico mortal.

Y es que la casa abandonada estaba impregnada de tragedia.
La conseja que se repetìa una y otra vez,mostraba la casa como un espacio que sòlo existìa en la mente de los asesinos: ellos eran los culpables de esa ruina y esas muertes injustas y anònimas...

Cierto: la casa era grande y llevaba abandonada varios años y su parcial destrucciòn por el bombardeo del 39 le daba un aspecto fùnebre... Se sabìa que ahí vivió una familia de "rojos"... seguramente, esa familia fuè feliz, hasta el minuto de la tragedia,hasta el minuto final del intenso dolor de la muerte...
La muerte se coagulò en la energìa de las paredes, en el piso, en las consejas mismas, y en forma de represiòn: callaban todos la injusticia de esos asesinatos franquistas y por no hablarlos, fueron adquiriendo velocidad y potencia en la leyenda de los fantasmas de la casa.
Asì fuè que la finca de Jordi se convirtiò en casi una pesadilla para los franquistas.
En cada subasta,por màs barata que se intentara vender,nadie ofrecìa una peseta por la casa,ni por el predio.

Hay que tener en cuenta que el franquismo,apoyado en la Causa General, fusilò a muchos republicanos,y uno de los lugares preferidos para esos asesinatos,fuè la barda lateral de la casa que daba al mar,que con el viento salado erosionò la sangre de los fusilados,pero no borrò la culpa de los asesinos.

Esa Causa General franquista,era para recopilar todas las "maldades cometidas por los rojos y los masones",y asì poder encarcelar,fusilar,exiliar,multar e incautar las propiedades de los republicanos o los sospechosos de serlo.
La dictadura les embargaba sus propiedades,aùn a los muertos,las cuales salían posteriormente a subasta pùblica a unos precios ridìculos para favorecer a los especuladores franquistas, cometièndose de ese modo un expolio econòmico a la Catalunya Republicana.

Y asì fuè como la finca de los padres de Jordi fuè incautada por el règimen,y puesta a subasta,pero sin encontrar compradores,debido a ese asunto de los fantasmas.

En una ocasiòn,se dijo que un adinerado y muy catòlico matrimonio de Vigo,asombrados de las vistas del Mediterràneo que desde las terrazas de la casa se apreciaban,decidieron comprarla,asì que se pasaron por el lugar para ver como reconstruirla,y entonces se dijo que en un momento de sùbita furiaa,el esposo,como poseso, tomò una viga del piso y con ella tundiò a la pobre mujer,y luego de dejarla medio muerta en el zahuàn,el tipo corriò por la playa pegando
gruñidos diabòlicos,machincuepas y echàndo espuma por la boca,hasta que la Guardia Civil lo detuvo en sus ridìculos desatinos gallegos.
Ella terminò sus dìas en un convento de la Coruña,y èl en el manicomio anexo.

Culpando a los fantasmas de la casa por aquèl terrible suceso,al subastador se le ocurriò llevar a un cura para bendecir las ruinas.
Ambos pusieron pies en polvorosa cuando la pared a la que salpicaron de agua bendita se les vino abajo con una estruèndosa carcajada.El cura fuè interrumpido en su carrera,pues muriò de un infarto a una calle de distancia de la casa.

Leyendo esa noticia en el periòdico,Dolors se enterò de que la casa de Jordi estaba siendo subastada sin encontrar comprador yque ahora era llamada por la gente "La casa de los miedos"...

Asì que,entusiàsmada,sacò sus 100 libras obtenidas modelando para el pintor inglès,y lo ganado en la gira por Paris,y con Jaume y Miquela,fuè a comprarla.

No les pusieron reparos en la notaria,pues lo que deseaban los buròcratas franquistas era deshacerse de tal predio maldito.
Asì Dolors,con Jaume,Miquela,dos sobrinas de edad similar a la de La Loli,el esposo de una de ellas,y un bebè,fueron a vivir a las ruinas,que eran mucho màs habitables que el cuartucho en la calle de Graça donde se hacinaban los 6 y el bebè,ademàs,ahì podìan guardar, en el patio trasero, el carro del contrabando y las mercancìas sin temer miradas curiosas,ya que el miedo por los fantasmas alejaba a todos.

Claro que los vieron. Pero con esa actitud gitana de respeto al màs allà,los fantasmas tambièn respetaron el màs acà de los nuevos inquilinos. O quizà alguno de los espectros se diò cuenta de que Dolors era la mujer amada por Jordi, uno de sus descendientes directos,asì que fuè bienvenida por los aparecidos.

Cuando Jordi regresò a casa,èsta lo recibiò con un aroma a comida caliente,a ropa limpia,a yerbas frescas,que lo remitiò a su niñez.
El amaba esa casa,y ver a Dolors ahì,como nueva dueña,lo llenò de tal alegrìa que,entusiàsmado,y ayudado por Dolors y los demàs,se dedicaron a levantar de nueva cuenta la casa,respetando su diseño original,cuidando cada detalle,reconstuyendo cada rincòn con un amor tan grande que fuè sanando cada grieta,cada gotera,cada herida en la piedra...Entonces la casa reviviò y recobrò su belleza blanca y marinera...



Cuando yo fuì a vivir a esa casa de mis abuelos,casi cincuenta años despuès,a primera vista la finca me atemorizò,pero hay que tener en cuenta que mis padres acababan de morir,y tenìa 14 años.

Recuerdo el recorrido en el taxi,por esas calles de la Barceloneta,las tabernas marineras,la gente pintoresca del puerto,el rìtmo pausado y alegre de los barceloneces,las ropas de colores secàndose en los tendederos,el olor a cuero,a sardinas fritas,las terrazas con señores fumando puros cubanos y bebiendo vino entre plàticas que parecìan placenteras,y los bazares del puerto,y algunos turistas de lo màs estravagantes,y la playa extensa y luminosa dejandose acariciar por el magnìfico Mediterràneo...
Y luego las fincas fueron espaciandose,la gente y sus rutinas fueron quedàndo atràs...

Y de pronto,ahì,solitaria,bella y orgullosa frente al viento marino,estaba la casa.


Al entrar,pensè que temblaba,pues un crujir de muros y un ruido de caños me recibiò...Dos puertas se abrieron sin nadie,sòlo la brisa...El olor era de madera,a rosas y sal de mar...me pareciò que alguien me empujaba hacia el estudio,y la maleta me pesò tanto que cayò al suelo...
Entonces fuè que vi los libros del abuelo por todas partes,eran millares,apilados en el suelo,en el pretil de la chimenea,en la mesa del comedor,en las sillas,en la estancia...Y entre ellos,mis abuelitos,tomados de las manos,sonrientes,me miraban espectantes...
Yo sòlo los conocìa por fotos y cartas. Pero cuando me abrazaron con tanto amor,entendì que sì los conocìa y los amaba,y que ahì era, tambièn,mi casa.

La primera noche fuè que vì a un fantasma real en la casa de los miedos.
Parecìa como la prolongaciòn de una luz vespertina,era como un giro de bruma, un vaporoso movimiento autònomo,su figura era humana,pero inconclusa,no tenìa pies,por eso parecìa flotar. Habìa en su expresiòn una soledad dolorosa,una lastimera desolaciòn,daba una sensaciòn de que algo le faltò hacer y no lo recordaba,de que algo le quedò pendiente,y no hallaba en su memoria muerta lo que era...

Recuerdo el frìo de las baldosas en el largo pasillo de la casa de mis abuelos esa noche,las luces del frontal colandose por las cortinas de la estancia y el sonido de la lluvia intensa golpeando en los cristales de las ventanas.
Cuando te despiertas en otra cama, al otro lado del ocèano de tu casa paterna,despuès de dos dìas sin nada en el estòmago y largas horas de vuelo en aviòn,la sensaciòn es de lo màs confusa y dolorosa.

Asì que secàndome las làgrimas por extrañar a mis padres,decidì ir a la cocina de la abuela a comer algo.
Intentè encender la luz,pero la tormenta habìa cortado la energìa elèctrica.
Entonces vì como una naranja saltaba de la frutera y se deslizaba hasta el piso de la cocina, movida como por una acciòn inteligente de un ser invisible hasta detenerse a mis pies. No había otra opción lògica. Luego una manzana repitiò el mismo movimiento.

Me agachè a recoger las frutas y en ese momento fuè que el espectro apareciò de la nada....
No se si era hombre o mujer,pero tenìa la actitud de un niño prematuramente envejecido y desolado.
Luego lo vi irse entre las sombras, enredado en su propia niebla, reptando hacia los barrotes de la terraza,hasta desaparecer por completo.
Tratè de calmarme,no era tan grave que los espectros de la casa decidieran,enfurecidos,atacarme arrojando naranjas al piso...
Mi error fuè reirme de nervios,porque en ese momento,todos los cajones de tarjas y alacenas de la cocina se abrieron de golpe.
Me retraje, aterrada ya, hacia una pared protectora,buscando con la mano el interruptor de la luz como movimiento reflejo.

Quise llamar a mis abuelos, que dormìan en su alcoba,pero no me salìan las palabras,mientras esperaba que el fantasma apareciera frente a mì de nueva cuenta.
Fuè cuando oì los tiros que atronaron en la cocina,que se me doblaron las piernas: primero una descarga de varios fusiles,luego otra,y por ùltimo los 5 tiros pausados,de gracia...

Aterrada corrì hasta la puerta de calle e intentè abrirla. Eso despertò a mis abuelos,que me encontraron en el zaguàn,aterida de frìo y lluvia, cubierta sòlo por mi delgado camisòn,y en una mezcla de llanto y estupor.


Mi segundo error ,y el màs grande,fuè contarle,al dìa siguiente,esa experiencia a la trabajadora social,(hija de un polìtico franquista
,con alma de beata falangista,a la que le molaba seguir represaliando a las nietas inteligentes y bonitas de los viejos republicanos,como me contò mi abuelo despuès) era una agrìa lesbiana de closet,con el poder de tramitar la tutorìa legal de mis abuelos para mi y de mi residencia en España.

Era asistenta de la jueza y conciderò que yo habìa visto aquèllo debido al trauma de la muerte de mis padres,y sobre todo,a causa de mi nivel alto de inteligencia,cosa que ella creìa un error genètico de los "rojos", o algo asì,y suponìa que ese defecto de lucidez se podrìa corregir asistiendo dos veces a la semana al psicòlogo,durante un año como mìnimo,como condiciòn para darme la residencia en el pais y mi tutorìa legal a mis abuelos.

Mi abuelo Jordi aceptò la òrden de la jueza de mala gana.


Pero por las noches,escondìa las llaves del zahuàn,hasta que por fin me adapatè a los habitantes invisibles de la casa,y es que el abuelo no deseaba ir a buscarme, en medio de la noche,a la calle, en pijama,cosa que de ningùn modo pensaba hacer, porque, que los vecinos lo vieran en pijama, corriendo cada noche, tras su nieta histèrica, era mucho más de lo que su dignidad de viejo republicano y maestro masòn podìa soportar.

Y la abuelita,fuè entonces,para mi,una compañía constante,un consuelo dulce a la memoria doliente por mis padres,una risa compartida para sanar la nostalgia por Mèxico,y un aliento de esperanza en mi futuro en la desconocida Catalunya,mi avi Loli,siempre amorosa y a mi lado en esos tiempos,segùn ella,para que no me asustaran los aparecidos,que en su opiniòn,no eran màs que los bondadosos guardas invisibles de la casa y lo màs temible que hacìan era regalar naranjas a las niñas huèrfanas...
Es que ellos seguro saben que siempre es dulce el sabor de una naranja cuando el corazòn se ahoga de amargura...

En fin...
Para concluir este asunto paranormal,dirè que la casa me la dejaron a cuidar mis abuelos,y es para mi una responsabilidad y tambièn un bello refugio de los causes ascendentes y descendentes de mi vida y asì, me siento,a veces,como uno de los fantasmas de la finca,esos guardas de la casa que me regalan su compañìa invisible,su protectora ternura y sus recuerdos mucho màs hermosos,màs heròicos y mas valiosos que mis recuerdos tristes e inùtiles,y por eso,a esos compañeros de bruma, no debo dejarlos solos mucho tiempo,y mucho menos,abandonar su casa a la ruina...

Y es que tambièn,esos espectros de la casa de los miedos,me han motivado a buscar por toda la finca los extraños pasadizos,el misterioso sòtano,el hermètico tapanco,y encontrar en los cajones y armarios,las impactantes y conmovedoras càpsulas de tiempo con diarios,periòdicos,carteles, acetatos con mùsica olvidada y muchos otros bellos e interesantes objetos antiguos ,y las viejas fotos y las cartas y las florecillas secas dentro de los libros añosos,y demàs pequeñas maravillas,que me han llevado a encontrar muchas de esas memorias que los mismos fantasmas quizà ya daban por perdidas...
Y es por eso, que intento recuperarlas para ellos...

Y es que pasa, sobre todo,que los fantasmas de la casa me han enseñado con su leal compañìa a enfrentar mi soledad y mis miedos para mirar con otros ojos eso tan hermoso y secreto que solemos llamar misterio...

.

6/16/2009

Amor y ruinas...


Decìa mi abuelo Jordi que hay mucha diferencia entre un hombre cobarde y uno valiente.
Pasa,segùn su idea, que el valiente se adentra en lo desconocido a pesar de todos sus miedos.
Y el cobarde se queda paralizado y rodeado de sus temores.

Para todos,el miedo està ahì,pero aceptar el desafìo de lo desconocido,es para pocos.
Y a esos pocos valientes,las mujeres los amamos y los admiramos, porque sabemos que los cobardes no estàn a la altura del amor.
Para mi abuelo eso era un principio biològico.
Ponìa el ejemplo del reino animal del
discovery chanel : en bastantes casos,el macho pelea con otro para seducir con su valor a la hembra, y tambièn se sabe que si el macho no defiende a su hembra,mucho menos defenderà a su camada.
El macho que se amedrenta no sirve para procrear y la hembra lo desprecia.

Y el abuelo Jordi abundaba:
Si un hombre acepta el reto de enfrentar sus temores,estos iràn poco a poco esfùmandose,y vivirà la placentera experiencia de conocer...de ir domando lo desconocido,y eso lo vuelve màs fuerte,màs sabio,màs inteligente,màs ìntegro.

Los pasamados de miedo-decìa Jordi- viven en el aburrimiento cotidiano de sì mismos,orinàndose encima por pequeños sustos de vez en cuando,pero el valiente que arriesga lo conocido por lo desconocido,lo còmodo por el reto,sabe que la vida no es tedio,sino una magnìfica aventura.

El cobarde se conforma con sus miserias,se acomoda en su propio fango,se da por vencido antes de apostar ni una pestaña,por eso ya es perdedor antes de entrar al juego de la vida,mientras el valiente,que tampoco sabe si serà capàz de conseguir la dicha,la busca,va por ella,lucha por ella,se mantiene vivo.

Eso es apostar por la dicha.
Y mi abuelo,como buen jugador de ajedrez lo sabìa: se puede perder,claro,pero tambièn se puede ganar.

La dicha,segùn mi abuelo,no era esa comodidad del pequeño burguès,que èl igualaba al perro domèstico,con su plato de croquetas seguro,con su fina correa de cuero al cuello,con su paseo cotidiano para que orine en el àrbol que se le ordene,periòdicazos cuando ensucia,y casita con su nombre,seres conformes,que no apuestan a nada porque temen perder su hueso de plàstico y sus croquetas,y hasta temen perder su correa.

Para Jordi,la dicha es igual al riezgo de vivir que toma el animal salvaje: Bosques,lluvia,peligro y logro...No necesitan croquetas,ellos saben como cazar su comida,no necesitan que los crucen como ordene el veterinario,porque ellos saben seducir a su hembra,por eso viven en la belleza y la libertad.

Para Jordi el amor no era el tedio,el vacìo sexual,las facturas que se deben,el conflicto,las mentiras y el resentimiento a cambio del còmodo plato de corquetas y su fina correa al cuello.
Para èl,el amor era pasiòn y ternura,era natural,directo, salvaje, irracional, hermoso, imperecedero,sublime...

Y sì,en efecto,es que Jordi era un hombre valiente,que dejò atràs sus croquetas seguras,su comodidad y su costumbre,para encontrar la utopia del amor verdadero.

Claro es que si no hubiera amado realmente a Dolors,se hubiera quedado en casita,atesorando plumas
mont blanc en la misma cajita donde guardaba los agravios de Nèlie a su dignidad masculina,conformàndose con escribirle-con esas mismas plumas- cartitas perfumadas a Dolors con sartas muy romànticas de mentiras.
Pero èl si amaba a Dolors de verdad y por nada,aùn a riezgo del peligro franquista,iba a perder ese regalo que la vida le diò con esa gitanilla del Raval.



Cuando el tren en el que viajaba hacia Barcelona avanzò,dejàndo atràs andenes y barrios,hasta que Paris se desvaneciò,Jordi sintiò algo que hacìa años no sentìa:
Una extraña y algre emociòn lo conmoviò,era la misma plenitud en su corazòn que sentìa cuando iba en su biblomovil a repartir libros entre los soldados republicanos,a las càrceles,a los hospitales,durante la guerra civil. Ese entusiàsmo y esa esperanza que habìa perdido en el 39 cuando se viò exiliado de Catalunya por las hordas de Franco.
Ese era otro regalo que Dolors le daba con su amor,pero que no habìa sentido hasta ese momento: ella le daba la oportunidad de volver a su amada Barcelona.
Habìa hecho un pasaporte falso y otros documentos con el nombre de Edoard Sallière,de nacionalidad francesa,para evitar que los franquistas lo llevaran preso o lo mataran. Por su francès no habìa problema,lo hablaba como nativo de Paris.
Llevaba en su maleta material de trabajo (algunas placas y tipos de imprenta,algunas tintas),dos trajes y 10 libros.
Y en el bolsillo tenìa sòlo 300 francos.
Y sobre todo,llevaba mucho miedo.
Y si no la encontraba? Y si ella ya lo habìa olvidado? Y si la guardia civil lo reconocìa?
Pensò entonces que sòlo por verla a los ojos de nuevo,valdrìa la pena todo.
Esa esperanza de verla,lo mantuvo sereno y con aplomo,hasta que en la neblinosa mañana,el expresso mixto tranpirenàico Paris- Rosellò
-Girona-Barcelona sonò su silbato anunciàndo que pronto el tren llegarìa a la estaciòn Francia de Barcelona.
La locomotora del convoy,una 242-02111,aminorò su marcha,a medida que entraba a la ciudad condal. Jordì viò preocupado, como, entre resoples de vahardas y rechinido de vielas,el tren se detuvo kilòmetros antes de llegar a su destino.
Entonces de entre las casuchas en la neblina,una algarabia y un tràfago de gente desharrapada se formò en el tramo de la lìnea. Se trataba del estraperlo. La gente esperaba con impaciencia el momento en que los contrabandistas,desde el interior del tren,lanzaran bultos,fardos y maletones cargados de alimentos franceses,para recogerlos con prisa,eludiendo asì los controles de la guardia civil en el interior de los vagones.
Algunas maletas,al caer,se abrian,desparramando por el suelo su contenido,principalmente alimentos y medicinas. Entonces niños y mujeres se avalanzaban sobre lo caido,arriesgandose a todo,para tomar una hogaza de pan,una lata de alubias,un poco de jarabe para la tos.
Luego,en cuestiòn de segundos,los contrabandistas cargaban con los bultos y costales en unos carros que esperaban cerca,para partir de inmediato a su destino,que eran los barrios burgueses de la Ciudad Condal.
En la Barcelona de esos años,los tiempos eran de penuria,de hambre y grave miseria. La escasez hacìa que el rìtmo de vida fuese ansioso,fràgil y desesperado. El decreto de racionamiento que ordenò el golpista Franco,habìa causado que las familias franquistas con dinero,que no querìan sufrir las mismas carencias del pueblo,ni a subsistir con las incomibles raciones de las delegaciones de abastos falangistas (pan de harina de altramuces,tocino entreverado y acedo,un decilìtro de aceite a la semana,etc),pues esas familias burguesas de la dictadura favorecìan el estraperlo,en el cual,muchos gitanos se afanaban.
Fuè cuando le pareciò verla:
Ahì,entre la niebla,iluminada apenas por un bote de lata con carbòn encendido dentro,a modo de làmpara,Dolors repartìa entre los niños desharrapados,hogazas de pan y costalitos de azùcar francès. Cubierta la cabeza con un pañuelo,toda ella de negro,se daba prisa en dar a los niños miserables el alimento.
Jordi,casi llorando de la emociòn se dispuso a bajar del tren ,pero entonces todo sucediò de modo simultàneo: El silbato del tren silbò de nuevo,los contrabandistas,y con ellos Dolors subieron corriendo a sus carros,y partieron y cuando una camioneta de la guardia civil se acercaba,Jordi se detuvo en la puerta del tren en el momento en que èste aceleraba ruidosamente sus bielas,echaba a toda marcha sus ejes motores y resoplando humo negrìsimo de sus briguetas de carbòn tomaba camino a Barcelona.

Jordi,desde la puerta gritò:
- Dolors...
Pero su grito se perdiò en la niebla,y nadie lo oyò...

Jordi llegò en ese expresso a la Estaciòn de Francia,en Barcelona, hora y media despuès.

Al salir de la estaciòn,Jordi mirò embelesado un escaparate con figuritas de chocolate como las que èl comìa de niño.
Y a pesar de los precios casi inaccesibles de dichas golosinas en esos tiempos de Franco,entrò y comprò una rosa de chocolate,con un moño blanco,para regalarla a Dolors.
Y ya con la flor en la mano,pensò,confuso, dònde encont
rarla...
En el Raval,habìa dicho ella,en la calle de la Cera...

Caminò entonces hacia las Ramblas,reconociendo las calles barcelonesas,que ahora eran mìseras,oscuras,derruidas por la posguerra...
Ojeroso,fatigado,emocionado,empapado bajo la lluvia,caminò entre putas y macarras,por las aristas de ruinas y vecindarios apiñados de viudas y huèrfanos de la guerra,temièndo preguntar por La Loli,y ser descubierto y denunciado a la guardia civil.
Cuando finalmente llegò a la calle,a la casa de Dolors,la encontrò deshabitada.
Preguntò temeroso,pero la gente,màs temerosa aùn,bajaban los rostros y seguìan de largo,mucho màs asustados que èl,por la policìa secreta de Franco...

Con el sueño atrasado y el hambre acumulada, con el dolor constante en su pierna,anduvo deambulando sin rumbo por la vasca,hasta la fuente de Canaletas,y de vuelta por el Liceu...

Y en la estatua de Colòn,entendiò que sus heridas de guerra aùn sangraban y dolìan. Y Colòn ahì,con el dedo acusador que nunca ha apuntado hacia Amèrica,y si en direcciòn opuesta,a Francia...
El Colòn barcelonès señalando tal vez ,hacia el puerto,hacia el Mediterràneo,hacia el poniente...o quizà señalando justo hacia las murallas del Montjuic,aunque por ahì no se fuera a Amèrica,sino al cementerio, bordeando la montaña, dònde en una fosa comùn descansarìan los muertos de Jordi,sus padres,sus hermanas,sus tìos republicanos asesinados por el dictador.
Tal vez el Colòn barcelonès era el dedo acusador de la ignominia franquista...
Pero tambièn la estatua señalaba justo donde los gitanos bailaban en Los Tarentos en las faldas del Montjuic...
O quizà el genovès de bronce le indicara el retorno hacia la casa de sus padres,cercana a la Barceloneta,si algo quedaba de ella despuès de ser bombardeada por los aviones nazis...
Asì que el abuelo Jordi decidiò aceptar la sugerencia del Señor Colòn y hacia la casa que fuera suya se dirigiò,con la vista perdida màs allà,hacia el Montjuic,y hacia aquèl sitio dònde se reunìan los gitanos...

Al atardecer,con la oscurina sobre el Mediterràneo avizando tormenta,llegò a la casa que era un fantasma de piedras y ventanas desvencijadas: hùmedas ruinas de làgrimas y melancolìa, extendìendo al cielo sus varillas oxidadas,detenidas en el tiempo, como implorando que cesaran los pasados bombardeos...


Jordì no pudo contener el llanto en cuanto cruzò el zahuàn desvencijado:
Entre escombros,plantas silvestres,cascajo y basura,descubriò que alguien se habìa tomado la molestia de rescatar una rota fotografìa de sus padres y la habìa colocado en el etrecijo de un muro derruido y le habìa puesto una candela y un ramito de flores silvestres...
Trèmulo y confuso entrò al salòn,por los pasillos,como en sus sueños,y en sus pesadillas tambièn,abrumado de tristeza y recuerdos en esa casa que se morìa sin remisiòn,pero que mantenìa en su ocaso el amor que la construyò en sus orìgenes...

No quedaba nada de los viejos tiempos,ni libros,ni enseres,ni una silla...Todo habìa sido saqueado,o destruido. Sòlo cascajo,basura,yerbas silvestres,viento helado colàndose por las grietas,y desolaciòn era lo que habìan dejado los franquistas ahì,como en toda Catalunya...

Pero cuando Jordi saliò al jardìn trasero de la casa,sufriò una conmociòn:
Ahì,dònde su madre habìa colocado macetones con geranios y rosales,ahora alguièn habìa sembrado patatas...

Diò unos pasos asombrado,cuando la viò junto al viejo limonero:
Las faldas arremangadas,hincada sobre la tierra,despeinada por el viento del mar,hermosa,Dolors cosechaba algunas yerbas de olor-albahaca,perejil o tomillo- que olìa primero y luego acomodaba cuidadosa en un cesto.

-Dolors...-musitò èl.

Ella,presintièndolo,sintièndolo,levantò la vista,y fuè una misma cosa,,reir,llorar,y correr perfumada a hierbas,para abrazarse a èl para toda la vida.
Y fuè ahì,en esas ruinas,bajo el limonero,como Jordi y Dolors,se dieron su primer beso de amor.

.

6/09/2009

Arte Real


Todo se construirá en el silencio,con la fuerza del silencio, pero el pilar màs fuerte de la construcciòn serà una palabra. Tan viva y densa como el silencio, y que nacida del silencio, llevarà al silencio.
(MM:.JF -" El Aprendiz Cantero" -Ferret Impresiones- Barcelona,1990)





Algunas ausencias eliminan muchos sitios,como las orillas de los rìos,los bancos en los parques cubiertos de hojarazca,los cafetines del crepùsculo o los caminitos entre las rosaledas,por ejemplo. Y pasa que tambièn,al mismo tiempo, esas grietas en el corazòn dejan entrar al alma vientos àridos que lo dificultan todo.

Y es cuando la luz se torna gris que se descubren cosas que antes nos pasaban desapercibidas,y se pueden ver por todas partes pupilas implacables,charcos lodosos o ruinas.
Cuando la tristeza es inmensa,la mente se vacìa y no queda màs que dejar correr el tiempo a cada paso y ver como tardan las tardes
morosas,que llegan,por fin, torciendo las esquinas rotas por ese pesar irresoluble hacia el mundo creciente de la noche.
Se ven entonces los besos perdidos colgando en las farolas,y los ves suicidarse a lo lejos ante un mundo ajeno a los atardeceres de este tipo.
Y se busca en el humo del cigarro algo tan absurdo como olor a dulces o nostalgias,y es cuando duele màs la vida,tan en silencio,tan muda el alma,entre las sombras,que se va hacia las calles nocturnas como autòmata encogida por el frìo.
Y en ese cuarto oscuro sin ventanas donde nos abandonò el alma,sin posibilidad de nada,la tristeza inmensa crece imparable,como crecen las historias, desde el final hacia lo incierto.
Depresiòn,diràn algunos,derrumbe filosòfico,diràn otros,pero no todo es tan sencillo: a veces las explicaciones se pierden entre las utopìas.
La tristeza inmensa corre en un mundo paralelo al conducir en el atasco,al escuchar repetirse las noticias,al no lograr entender a los iguales,al tomar un sorbo de cafè o al dejarse ir a la deriva en los mares de la luz matinal.

Mi abuelo sabìa de esa y otras tristezas.
Sobreviviente de dos guerras, de una derrota de su ideologìa,de un exilio,y del horror absoluto de sostener el cadàver de su padre,y de la desesperante impotencia al tratar de detener sus rìos de sangre con las manos,y el sabor de esa sangre al besar su rostro yerto,y ese desamparo total ante lo irremediable, pues todo eso,mi abuelo Jordi,lo sabìa.
Entonces mi abuelo decìa que cuando se monta esa pena negra sobre los hombros,no queda por hacer màs que dos cosas:

Una conducta emocional como serìa meterse un tiro en la cabeza,o una conducta racional,que serìa buscar el modo de librarse de ese cascajo en el alma, que es la desolaciòn,cincelando el espìritu,como si de una piedra en bruto se tratara.

El abuelo optò por lo segundo.
Asì fuè como se iniciò en la masonerìa,buscando la fraternidad del libre pensamiento,y el camino virtuoso hacia la maestrìa de sì mismo.
Jordi creìa que todo lo que nos llega a nuestra vida no es sino una provocaciòn,un estìmulo,para que cada uno elija en plena conciencia lo correcto.

Jordi decìa que en todo comienzo debe brillar la luz de lo que nace,porque en el comienzo de cada cosa,quedan trazados los finales. Asì,algo que inicia en lo oscuro y la mentira,terminarà mal.

Y saber eso,como masòn que era,lo llevaba a tener un firme sentido de responsabilidad ante la vida: la compasiòn por el dolor ajeno, la emociòn estètica, las experiencias del amor,de la muerte,la manifestaciòn de lo sagrado,lo maravilloso de la ciencia,la grandeza de la libertad del espìritu...

El abuelo Jordi,optò por enfrentar sus derrotas y miserias con la mente y el corazòn libres,sin someterse a nadie ni a nada,porque como masòn estaba comprometido,por el mero hecho de ser constructor,a tomar posesiòn conciente de su vida,no permitiendo que su obra maestra fuera diseñada por otros,por las circuntancias o por costumbres mutilantes o acomodos mezquinos.

La arquitectura simbòlica de la Masonerìa busca que cada persona haga de su vida una verdadera Obra de Arte,de sabidurìa,de fuerza y belleza,y del mundo un lugar dònde sea posible el amor,la alegrìa y la paz.

A todo eso le llaman los masones el Arte Real.

Pero ni paz,ni amor ni alegrìa habìa en esa casa dònde vivìa con su esposa Nèlie.
Lo que abundaba en esa casa eran los silencios hostiles,la ausencia de respeto y el tedio. Jordi habìa dejado correr el tiempo decidiendo nimiedades,en una dinàmica de falsas metas econòmicas, de caricias proscritas por el hastìo y la indiferencia.Y el "no reir,no soñar,no ser feliz,peligro de ignominia" podìa leerse siempre en la implacable mirada de Nèlie.
Antes de Dolors,Jordi tuvo el recurso de evadirse de las còrneas suspicaces y las letanìas torturadas de su mujer,refugiàndose en sus libros.

Pero al conocer a la Loli,descubriò el alcance de un relàmpago vìrgen y delicado,y entonces la literatura se le volviò vida de repente.

El sìmbolo masòn del compàs abierto muestra la vìa para no quedarnos inmòviles en la vida, abriendo la salida del pasado,proyectàndonos hacia el futuro, buscàndo de ese modo una mirada completa justa y perfecta,es decir,verdadera.


La primera forma que se busca en la Logia masònica es la idea de la Verdad,como un vector de fuerza del que recibimos la luz.

La palabra verdadera, dicha fraternalmente, de corazón a corazón, tiene una fuerza y un calor que multiplica su eficacia comunicativa, dando a la transmisiòn masònica todo su valor, no sòlo como adquisición de conocimiento sino tambièn como respuesta a una necesidad personal de òrden moral, intelectual y espiritual.

Y el primer paso de un masòn iniciado es "hacerse cargo". Hacerse cargo de su vida de su Logia, de su Obediencia, de sus sentimientos y de sus actos, hacerse cargo es ese deseo de hacer las cosas bien, de alcanzar alguna calidad en nuestro ser y en nuestro hacer, y a eso se le conoce como "piedad masònica"

Masònicamente la impiedad significa despreciar la obra, revolver las herramientas, confundir, entretener,mentir,engañar,o dañar a los demàs canteros, eso es como golpear mala y torpemente la piedra,es ignorar los planos.
Y esa es la responsabilidad que marca nuestros actos: "Lo que tù haces,te hace" decìa Jordi,puesto que despreciar la obra y el arte,es despreciarse a sì mismo,es desentenderse de la propia vida,es perderla sin honra y sin propòsito...

Esta actitud de respeto otorga una seriedad radical al compromiso masònico,porque la raìz del àrbol de la Masonerìa està en esa idea constructiva del ser humano,en la metàfora vital del cantero con sus herramientas simbòlicas,en la ètica del dilige,en la escuadra,el compàs,la piedra trabajada constantemente,la maza,la disciplina del taller,la relaciòn de fraternidad y solidaridad,la conciencia humanista,el culto a la palabra en la pràctica del silencio,las virtudes de la Lealtad,la Verdad,y el conocimiento.

Alguna vez alguièn que se decìa "masòn" me dijo que la lealtad era cosa de los perros.
Nunca pude decirle que la lealtad de los perros no nos sorprenderìa tanto,si la de la de los hombres fuese màs frecuente,como decìa el maestro masòn Graf.

La lealtad para el masòn verdadero,es un imperativo ètico,que nace del sentido del honor. Su hermana,la fidelidad,es un vìnculo que se establece entre personas,sì,pero tambièn hacia una idea,hacia un sentimiento,porque es un valor emocional que nos alegra entregar a lo que amamos.
En el amor masòn,èsta no se limita a restringir la sexualidad por un contrato por ambas partes,no es asì.
La fidelidad masònica implica sostener y mantener las promesas dadas al fundar ese amor...

Para un masòn el matrimonio es mucho más que una pareja.
Es la uniòn de dos seres que se se prometen amor mutuo,ayuda mutua, ternura mutua, cuidados mutuos,pasiòn mutua,alegrìa mutua,unidos por esas promesas de protecciòn, de comprensiòn, de tolerancia, de buena voluntad.Para el masòn la verdadera infidelidad en el matrimonio es el incumplimiento de alguna o varias de estas promesas. Consiste en fallarle a la otra persona y, por eso, esencialmente, es un acto de deslealtad incumplir la promesa dada, faltar a la palabra empeñada.

Y serà tanto más grave mientras màs sagrada haya sido la promesa, es decir, mientras màs confianza un persona haya podido depositar en la otra que prometiò.

Por eso,para los masones, la lealtad es el fundamento màs sòlido de eso que llamamos confianza,o trust, es un elemento indispensable del sistema de landmarks,con los cimientos de la honestidad y la sinceridad.

Porque,como decìa mi abuelo, lo que el honor, la verdad y la lealtad no amparan, no lo protegerà tampoco ninguna ley, ni ningún contrato matrimonial.
(De eso viene que la primera parte del signo Segundo grado de la masonerìa represente la fidelidad y con ello, se cincela la virtud de la lealtad, permitiendo que la confianza reine tanto en logia de segundo grado como en el mundo profano).

La Masonerìa reconoce a tres enemigos irreconciliables de la Gran Obra:
la hipocresìa,la igonorancia y la ambiciòn.

Y recordar eso,desgarraba a Jordi,cada vez que volvìa a su casa y enfrentaba a Nèlie.
Mantener ese matrimonio por una comodidad mezquina,por ambiciòn de mantener un estatus pequeño burguès,ser un hombre hipòcrita fingiendo que no pasaba nada en su corazòn,era para Jordi una vergonzosa clauidicaciòn a su honor y a su idelogia.


Por otro lado,Jordi no querìa dañar a su amada Dolors: rebajarla a ser su querida,a ser la amante escondida,iniciar con ella un amor desde la oscuridad de las mentiras,orillarla a vivir en una "casa chica" sòlo por su propia conveniencia comodina de su matrimonio fallido con Nèlie,reducir a la muchacha inocente que le daba ese regalo de vida a ser una segunda parte,como una especie de recreo,de juguete sensual pequeñoburguès,dejàndola siempre a la espera durante horas y dìas a que èl terminara sus montajes hipòcritas en su matrimonio...

Dolors no merecìa que èl,abusando de la entrega candorosa y la bondad de esa niña alegre y llena de sueños y vida,la usara sòlo como evasiòn de su fracaso matrimonial con Nèlie.

Porquè hacerle eso a Dolors si la amaba tanto? Tomarla como su querida para darse unas escapadas,hubiera sido como tomar una rosa y destrozarla pètalo a pètalo,hasta exprimir toda la alegrìa que ella derrochaba,para dejarla despuès hundida en la inmensa tristeza.

Hubièse sido como ensuciar su alma,desflorar con el barro de la mentira todo lo que aùn Dolors no habìa vivido, enturbiado ese amor diàfano y pleno que sentìa por ella...la mujer mas inocente y bondadosa,la màs alegre y bella que habìa conocido en su vida merecìa todo su tiempo y su corazòn...ella no merecìa vivir a la sombra de Nèlie,como adùltera,como hembra betha,porque el amor con que ella lo correspondìa era tan puro y tan confiado que èl se prometiò a sì mismo cuidar del corazòn de esa muchacha con la delicadeza con la que leìa a sus màs queridos libros,con su valentìa de viejo guerrero,con la varonìa cabal con la que siempre mantuvo sus convicciones,y con el honor y la firmeza de hermano masòn, y porque èl la amaba de modo tan total que no querìa amar al mismo tiempo a su esposa o a otras mujeres,èl querìa darle todo su amor a Dolors, querìa ser sòlo y todo de ella y para ella.


Asì que Jordi terminò con las mentiras y la hipocresìa y le hablò claro a Nèlie. Dos meses despuès se habìa divorciado de ella.
Hizo un pasaporte con otro nombre y algunos otros documentos necesarios en su imprenta,e hizo una maleta ligera.
Le dejò a Nèlie la librerìa,la casa y todos los ahorros.
Y con muy poco dinero y sin importarle que su vida corriera peligro en la dictadura,partiò a Barcelona a cumplir su promesa.


Y por esa elecciòn de amor ètico,quizà fuè que Jordi alcanzò el Tercer Grado de la Masonerìa Simbòlica,esa a la que llegan los que han logrado contruirse como hombres libres,venciendo la hipocresìa,la ambiciòn y la ignorancia,para levantar su propio templo interior,con las obras que le dieron a Jordi, la sabidurìa y el conocimiento de que el ser humano es una chispa divina y que su vida no puede hallarse limitada a una breve existencia material porque como llama divina su destino final es la Eternidad.


.