3/20/2009

Las làgrimas del Bandoleiro Fuxido.


Las palabras guerrilla y guerrillero fueron usadas por primera vez en España durante la resistencia contra Napoleòn Bonaparte y fueron asimiladas,a su vez,del portuguès,que usaban la palabra guerrilhero o bandoleiro,para nombrar al rebelde portuguès del monte y los breñales,durante la guerra de independencia de los portugueses contra la monarquìa española,en el siglo XVII.

El sufijo -illa, (o -ilha en portuguès)que indica algo menor,fuè por la notoria y desigual lucha entre civiles rebeldes y un ejército bien alimentado,armado y organizado por el Estado. Esa tipo de lucha siempre se ha dado a travès de la historia,pero ahora se le conoce como guerrilla.
La guerra de guerrillas es una resistencia armada contra un invasor,o una dictadura,y està basada en motivos patrióticos, revolucionarios.
La guerra de guerrillas,como tàctica militar trata de hostigar al enemigo en su propio terreno con destacamentos irregulares y mediante ataques ràpidos y sorpresivos.

El bandoleiro portuguès era un hombre revolucionario,polìtico y un patriota ardiente, era un luchador por la liberaciòn de los explotados de su paìs, un amigo del pueblo herido, y un mensajero de la libertad. Y peleaba usando mètodos no-convencionales.
Su tarea principal era la de distraer, cansar, y demoralizar a la dictadura y sus fuerzas represivas, como tambièn expropiar y distribuir justamente las riquezas de la burguesìa y la nobleza.
Su utopìa era la creación de un sistema totalmente nuevo y una estructura revolucionaria fraterna,justa y libertaria, con el pueblo en el poder.

Por eso un guerrilhero debìa poseer la iniciativa,flexibilidad, versatilidad y valentìa para comandar cualquier situaciòn. No podìa ser un hombre de dudas:Su deber era el de actuar,el de decidir y ejecutar soluciones oportunas y adecuadas y jamàs retirarse.Sin esa templada valentìa de los bandoleros,no podrìa haber existido la guerrilla.Siempre,en estas luchas,es mejor cometer errores actuando que no hacer nada por miedo.

Y debìa ese hombre tener una voluntad de hierro para caminar en el monte,entre las peñas,por dìas y noches sin fatiga,con hambre,lluvia,calor o nieve,y debìa ser muy sagaz para saber cuando esconderse,como vigilar,y debìa tener una paciencia ilimitada,y mantenerse sereno en las peores condiciones y circumstancias,y astuto para nunca dejar huellas o trazos, y jamàs desalentarse.
Porque el desaliento es la muerte del guerrillero.


Desde su refugio en la Serra da Estrela,Joao,El Fuxido,como le decìan en el partido comunista despuès de su fuga del penal de Caixas,compaginaba trabajos en las aldeas cercanas como mèdico,mecànico,albañil y armero con su actividad clandestina contra la dictadura del Estado Novo de Oliveira Salazar.

Pertenecìa a la ARA (Acção Revolucionária Armada) y a las Brigadas Revolucionarias,y era reconocido por el partido como uno de los mejores agitadores contra la dictadura,que lo tenìa sentenciado a muerte en cuanto lo atraparan.

Y aunque esta guerrilla,desconocida en el mundo debido al cerco informativo que impuso el dictador,y que encerrò a Portugal en una càpsula, cometìa numerosos asaltos de bancos,secuestros de burgueses (sobre todo atacaban bases militares y puntos clave del règimen con explosivos,apoyados por los conocimientos quìmicos del bandoleiro Fuxido.)pues pese a esas acciones,un principio de la ARA y rara en este tipo de guerrilla en otros países, era la norma de no causar daño humano en sus acciones:"libertad sim mortos",era su lema. De hecho, sólo en la acción contra un edificio de la PIDE, hubo una muerte, una trauseunte a deshoras del amanecer,infartada por la explosión.

El Fuxido era muy perseguido por la policìa polìtica,ya que detestaban sus burlas,como cuando huyò de Caixas con el auto blindado del dictador,o cuando asaltò con unos compañeros el tren que llevaba el menage,las viandas y el vestuario para la boda de la hija de algun ministro,y repartiò esa comida y enseres entre la gente màs pobre del Portugal profundo,y luego cargando los vagones vacìos con grandes cantidades de estiercol de vacas y cabras y humanos, mandò al tren con su olorosa carga hacia su interrumpido destino.
El Fuxido era un guerrillero muy imaginativo y muy escurridizo,con un notable sentido negro del humor,y eso le ayudò al revolucionario a sacar de quicio a la policìa polìtica.

Para un marxista como el Fuxido la lucha se subsidiaba con lo que los burgueses acumulaban explotando el sudor del obrero y el azadòn del campesino. Y en base a eso logrò expropiar a los expropiadores del pueblo grandes cantidades de escudos,porque èl sabìa que el dinero era el nervio de la guerra contra el règimen tirano.

De tal manera que para el Fuixido, un secuestro era un acto o hecho delictivo por lucro y codicia egoìsta, por lo cual nunca deberìa cometerse.Lo que el guerrillero Joao hacìa eran actos de "retenciòn" econòmica, es decir, cambiar al retenido por dinero para que fueran los ricos quienes subsidiaran la guerrilla contra ellos mismos.

Juan el fugado-asì le decìan del otro lado de la frontera porque hasta allà llegò su fama- era el más querido de las zonas portuguesa y española de la raia por su bondad, su alegrìa y su juventud. De él se cuentaban impresionantes peripecias que llevaron a los labregos a admirarlo y a respetarlo cuando llegaba montado en su jaca alazana,la Lua,repartiendo vìveres,o sanando enfermos,o enseñando a los meninos a leer y a escribir por todas esas aldeas ribereñas de los rìos Côa y Mondego.

El fascismo de Salazar reaccionò a las acciones de los bandoleiros como Joao,y lanzò contra ellos una insidiosa campaña de falsedades en la prensa y la radio con el fin de desprestigiar a estos luchadores sociales y enfrentarlos con la población a base de crear en la gente miedo o terror a que esos malnacidos les robaran,violaran a las mujeres,quemaran los campos,etc.. Para ello recurrió a las más burdas maquinaciones.

Por ejemplo una mañana todos los periòdicos publicaron la noticia de que la madre de Joao era "una prostituta loca,que estaba poseìda por el diablo", otro dìa màs noticias del Fuxido: "Violador sìfilitico roba tren" y lindezas por el estilo.Hubo curas y periodistas hipòcritas que se dedicaron a pintar el triste cuadro de la infancia carente del guerrillero, a condolerse de las privaciones que sufriò de niño,y la mala influencia que el partido comunista tuvo en su mente dèbil y enferma y eso era lo que lo habìa llevado a la delincuencia.

Asì el Fuxido de Caixa fuè etiquetado como un delincuente comùn.

Sin embargo,un guerrillero es totalmente distinto a los delincuentes. El delincuente se beneficia personalmente de sus acciones, y ataca sin distinción entre los explotados y los explotadores.
El guerrillero sigue un ideal y solamente ataca a militarismo del gobierno y a los grandes capitalistas. Y lo hace por convicciones humanistas y a costa de su propia vida.

Pero el empeño del dictador en predisponer a la población contra los bandoleiros fue un empeño inútil. El pueblo portugès estaba al tanto de las acciones revolucionarias y el règimen y su falaz propaganda estaban demasiado desacreditados.

Olvidaban los intoxicadores de conciencias que en el Portugal profundo la gente tenìa hambre,de pan y de justicia,y por eso el pueblo escondìa al Fuxido protegiendolo de las persevuciones de los sabuesos policìacos.
Cuando èstos iban como perros por los poblados a la caza de guerrilleros para molerles a palos,y luego aplicarles la ley fuga, si preguntaban a los aldeanos la respuesta era siempre la misma:
No sé nada, no conozco al Fuxido.

Mientras,el Fuxido y sus 7 bandoleros obstruian los caminos con àrboles,desmantelaban vehìculos polìciacos,volaban con dinamita casetas de policìa,torres y puentes,saboteaban pistas y embarcaderos,y las lineas telefònicas y telegràficas eran sistemàticamente dañadas .

Despuès de casi un año de tales acciones,el règimen se endureciò aùn màs al ver que las comunicaciones a esa zona de la raia portuguesa eran continuamente saboteadas, al entender que mandar tropa a la zona no funcionaba con los necios serranos,y por fin,comprendiendo que el desaliento es la muerte del guerrillero,decidiò usar sus mètodos màs sòrdidos en el ùnico punto debil de Joao:
torturar a la madre del Fuxido,para que èl se enterara.

La prensa publicò una fotografìa de la loca Teresinha,en donde la fràgil mujer de mirada ausente,se veìa golpeada,despeinada,y sumamente triste. el pìe de foto decìa como una amenaza implìcita: "La Loca Teresinha suplica a su hijo que deje el delito y se entregue,porque la va a matar de tanta pena".

Tambièn aparecìa una foto,màs pequeña,al lado,del abuelo rico de Jôao: era el terrateniente de los alcornocales,dando todo un sermòn al nieto del cual jamàs se habìa hecho cargo,reprobando su conducta delictiva y renegando de èl,acusàndolo de ser un mal parido bastardo y que estaba desheredado y excomulgado terminantemente,etc.etc...

El Fuixido,ese dìa,estaba leyendo El Quijote de la Mancha,tratando de aprender el castellano,ensoñando que èl querìa ser como ese caballero español.

Y fuè en ese momento que alguièn le diò el periòdico con las fotos de su madre y de su abuelo.
Y al ver la foto de su madre agònica y martir,entendiò de sùbito que èl no era un Quijote luchando contra molinos de viento, sino un joven de 23 años luchando contra gigantes asesinos de verdad...

Y extrañaba mucho a su madre...

Y fuè entonces que Joao el Fuxido, llorò...



.

No hay comentarios: