2/23/2009

Respira...




El tornado libera una mirìada de insectos
cercada en el vientre de la tierra
creen llegada la hora de fenecer
y se ahoga su sueño en el pico de las golondrinas.


El viento gigante torpe malquerido
pasa bajo el sol sin saber su peso de ternura
y se fuga entre la escarcha atravieza la epidermis
de los solos sin sopa sin abrigo sin amigo
fatigado el viento de febrero còmplice del frìo.

Remolino hiriente se revuelve en el espacio
sobre las bocas enyesadas de los muertos
de frìo tan desolados sin amor ni fuego
gira cargando polvos de aquellos lejanos años
tramando solitarios desviejaderos.

Sin embargo algo:
la hierba ya se ve preñada de primavera
se reaniman amarillos los destellos del agua
y mas desnuda que el rayo
cargada de albas y de flores
estremeciendo la dulzura

respira

La Vida.




No hay comentarios: