2/02/2009

Las flores blancas de Kopervick



En el inicio de febrero,llegó al puerto de Kopervick con su tripulación completa el navío vikingo que había partido cinco años atras para cruzar el oceano...El fiordo del Gohl iluminado por el sol de media noche recortó la silueta de la nave sobre el horizonte...esos vikingos habían ido a Irlanda,la verde,y habían cruzado las corrientes heladas del mar de la noche para encontrar nuevas tierras y ahora volvían a su aldea maltratados por el sol y la sal de los vientos,por el arduo remar de sesenta meses continuos,por el tiempo marino que es mas lento que el de tierra firme y por la poca comida y el agua dulce a gotas...
El capitán Sigurd veía desde la proa el fiordo con aire triunfal mientras marcaba el ritmo de los remos...los vigias de Kopervick vieron las velas raidas y dieron aviso a la aldea,los hombres alertados por invaciones galicas y danesas que por esos meses habían sido muy numerosas,se prepararon para combatir a los malditos celtas invensibles,pero cuando salieron de sus chozas y fueron al fiordo,descubrieron la nave de Sigurd que inexplicablemente retornaba con bien despues de cruzar el mar de la Noche...

Por toda la región de Tendheim ya se contaban las sagas de Sigurd y su tripulación,se decia que un kraken lo habia llevado a la Valhala,que la banshee celta lo tenia de amante en una cueva en Irlanda,se decia...

Pero ahora Sigurd volvia para acrecentar las leyendas...y entraba al fiordo con su nave carcomida por la mar,pero llena de dignidad y belleza deslizandose como un viejo ganso salvaje en la superficie dorada del agua iluminada por el sol de media noche...

Al tocar la darsena el barco,Sigurd se quito el casco de bronce e hizo un ademan a su timonel para que cambiara la bandera de la verga mayor por una desgarrada y negra banderola de luto...ningun remero se movió de su lugar y sostenian en sus brazos la madera tallada de sus remos...los de tierra no entendian que pasaba,pero era algo misterioso,asi que no se movieron del muelle...Sigurd los miró desolado,vencido...e hizo una seña a la que dos marinos saltaron a tierra y con Sigurd, los tres acomodaron ahi 4 anforas selladas que los de a bordo les fueron pasando,sin decir una palabra,al terminar la descarga,Sigurd y sus hombres subieron a la nave...los de tierra quisieron preguntar a los marinos multitud de cosas,pero estaban atónitos,pues Sigurd marcando el rítmo a los remeros retomó el fiordo hacia el mar Catay -Abismo de nuevo...nadie entendió que pasaba,Sigurd iba a una muerte segura? vendría de una muerte efimera?Era una nave fantasma? que pasaba?...

Los viejos de la aldea vieron con ojos tristes como la nave vikinga,el ganso salvaje y moribundo se perdía en la cobriza noche noruega para no ser vista nunca mas...
Y esas anforas no fueron abiertas sino hasta un mes despues de aquello,la gente de esos lugares temia ese misterio...sin embargo un accidente descubrió el contenido mágico de las anforas: los habitantes del puerto las guardaron en una choza al fondo de la aldea...


hasta que una tarde llegaron sigilosos unos varegos,unos celtíberos y unos latinos desertores del sur europeo...malignos y desarrapados saquearon Kopervick ...robaron las ánforas,pero por gracia de la Morrigan ese ladrón celtíbero fue muerto por un hachazo vikingo...las anforas cayeron y se rompieron por la vereda del sur esparciendo todo su contenido de desconocidas semillas...los de Kopervick alcanzaron a los intrusos y de esa escaramuza nadie de ningun bando quedó vivo...

En unas horas la vereda del sur se cubrio de flores extrañas,cuentan los que en ese entonces fueron niños,que las semillas germinaron en segundos,creciendo tallo y hojas y luego las minusculas flores que en un principio tenian los pétalos translucidos como alas de mosca...y luego tomaban un matiz lechoso,hasta desplegar en un blanco absoluto...


...las flores crecieron en pozos,veredas,bosques,riscos...


Què misterio...

1 comentario:

Catalina Martínez dijo...

Hola, leí algunas entradas de tus blogs y escribes muy bien. El cambio de temas es bueno y me gustaría preguntarte, ¿eres mexicana o española?

Saludos desde Monterrey, México