1/22/2009

Una mariposa deliciosa....


Pequeña,ambarina,trèmula la mariposa se detuvo apenas en el dintel de mi ventana.
Las mañanas de enero son hermosas,frìas y con esa luz de un sol perezoso que da ternura de tan flojo, y eso me hacia suponer que no habrìa mariposas en el jardìn.
Pero ahi estaba la pequeña Miel, fatigada tal vez de ser confundida con una proletaria polilla,àvida de calor,posada en la maceta de mi ventana. Fuè verla y desear escribir de nuevo.
Pero entonces vino mi gata Durruti y en dos segundos se la zampò. Seguro Miel tenìa buen sabor porque Durruti se relamiò.


Fugaz,bella y sabrosa...asi deberìa ser la vida.






No hay comentarios: